PODEROSO CABALLERO ES DON… QUEVEDO

9 10 2008

              quevedo

manuscrito quevedo

BIOGRAFÍA

Nació en Madrid de familia hidalga de la montaña de Santander.  Pasó su vida infantil en Palacio y en la Corte, donde se interesó por la política.  Su padre fue secretario de la princesa María, hija de Carlos V y esposa de Maximiliano, emperador de Alemania, y también fue secretario de doña Ana de Austria, cuarta mujer de Felipe II.  Quevedo estudió con los jesuitas en Madrid, y después cursó estudios en las Universidades de Alcalá y Valladolid. En Alcalá estudió lenguas clásicas, francés, italiano y filosofía.  En Valladolid siguió estudios teológicos.  Antes de recibir ordenes menores con intenciones de dedicarse al sacerdocio, regresó a Madrid, con la corte, en 1606.  Empieza a escribir los Sueños en 1607.  En 1613 fue a Italia como secretario de don Pedro Téllez Girón, duque de Osuna, quien fue nombrado virrey de Sicilia.  Quevedo trató que se le nombrara al duque de Osuna virrey de Nápoles.  El duque, sin embargo, se metió en política italiana, tratando de hundir a Venecia, enemiga entonces de España, pero este plan fracasó al ser acusado el duque, por los venecianos, de que el duque de Osuna trataba de independizarse de España.  Esto causó la caída del duque y el ascenso al poder del conde-duque de Olivares.  Osuna fue encarcelado y Quevedo fue desterrado a la Torre, propiedad suya.  Quevedo defendió al Duque de Osuna hasta su muerte.  Trató de ganarse la amistad del conde-duque de Olivares y le dedicó algunas obras suyas (la epístola satírica «No he de callar, por más que con el dedo»).  Desafortunadamente, el 7 de diciembre de 1639 fue detenido y encarcelado después en León entre 1639-1643, supuestamente por haber leído el nuevo rey, Felipe IV, bajo su servilleta, el famoso memorial «Católica, sacra, real Majestad», que enojó al monarca.  Fue sacado de prisión 5 meses después de la caída de Olivares, sin que se le hubiera abierto proceso ni tomado declaración alguna.  Quevedo era antifeminista y permaneció soltero casi toda su vida.  Sin embargo, vivió amancebado con una mujer llamada «La Ledesma», de la que tuvo varios hijos.  Aparentemente Quevedo adoraba a la Mujer pero le fastidiaban las mujeres.  Se casó finalmente en 1634, cuando ya tenia 54 años, con una viuda, doña Esperanza de Aragón, pero el casamiento duró poco y después de muchos disgustos se separó de ella en 1636.  Publicó el Buscón en 1626, su famosa novela picaresca. 
Era Quevedo de una gran cultura, conocedor de ciencias, de religión y de varias lenguas extranjeras, incluso el francés, el italiano, el portugués, el latín, el griego y el hebreo.  Cuando comía, lo hacía entre dos atriles, donde cabían 4 libros a la vez, los cuales leía mientras comía.  Cuando viajaba generalmente llevaba consigo mas de 100 libros para leer.  Era un hombre pesimista, desilusionado , sarcástico, desengañado, sagaz, malicioso, avisado, agresivo, irónico, audaz, resentido, escéptico, estoico, insensible hacia lo tierno y hacia lo sentimental, y con gustos por el humor negro, el impudor y la obscenidad.  En su obra literaria, Quevedo retuerce, estiliza, amontona, deforma, contorsiona, hiperboliza, deshumaniza, intelectuaiza y crea, imponiendo su voluntad en su obra.  Era de mediana estatura, de pelo negro y encrespado, de frente grande, de ojos muy vivos, corto de vista–siempre llevaba lentes–cojo y lisiado de ambos pies.  Góngora le llamaba «pies de cuerno», Ruiz de Alarcón «pata coja» y Suárez de Figueroa «antojicoxo» (neologismo).  Era de temperamente sensible y tímido, de carácter violento y buen espadachín.

   

PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO

 

Música: Paco Ibáñez

Madre, yo al oro me humillo,
él es mi amante y mi amado,
pues de puro enamorado
de continuo anda amarillo.
Que pues doblón o sencillo
hace todo cuanto quiero,
poderoso caballero
es don Dinero.

Nace en las Indias honrado,
donde el mundo le acompaña;
viene a morir en España,
y es en Génova enterrado.
Y pues quien le trae al lado
es hermoso, aunque sea fiero,
poderoso caballero
es don Dinero.

Es galán, y es como un oro:
tiene quebrado el color;
persona de gran valor,
tan cristiano como moro;
que pues da y quita el decoro
y quebranta cualquier fuero,
poderoso caballero
es don dinero.

Son sus padres principales,
y es de nobles descendiente,
porque en las venas de Oriente
todas las sangres son reales.
Y pues es quien hace iguales
al duque y al ganadero,
poderoso caballero
es don Dinero.

Por importar en los tratos
y dar tan buenos consejos
en las casas de los viejos
gatos le guardan de gatos;
y, pues él rompe recatos
y ablanda al juez más severo,
poderoso caballero
es don dinero.

Nunca vi damas ingratas
a su gusto y afición,
que a las caras de un doblón
hacen sus caras baratas;
y pues hace las bravatas
desde una bolsa de cuero,
poderoso caballero
es don dinero.