EL ALCALDE DE ZALAMEA

26 02 2008

Calderón de la Barca

Calderón de la Barca 

                                             

El alcalde de Zalamea

El alcalde de Zalamea. Relieve en bronce, detalle del monumento a Calderón de Madrid (J. Figueras, 1878).

El alcalde de Zalamea es una obra dramática de Calderón de la Barca (Madrid, 17 de enero de 1600- Madrid, 25 de mayo de 1681), escrita presumiblemente en 1636.

ARGUMENTO

Es una de las obras más conocidas y representadas del Siglo de Oro de la literatura española. Se encuadra dentro de la literatura barroca y se clasifica como un drama de amor. Trata de contraponer, al reflejo de las preocupaciones de la Edad Moderna, el individuo al poder politico. También se enfrenta el honor estamentall a la virtud personal y por último, sociológicamente personifica el equilibrio de poder en el municipio moderno.La obra narra el drama vivido en la localidad extremeña de Zalamea de la Serena al pasar las tropas españolas con motivo de la guerra de Portugal. El capitán Don Álvaro de Ataide, personaje de extracción nobiliaria es alojado en la casa del labrador rico de la localidad, Pedro Crespo, a cuya hermosa hija Isabel seduce y ultraja. Cuando Pedro Crespo intenta remediar la situación, ofrece bienes a Don Álvaro para que se case con Isabel, a la que rechaza Don Álvaro por ser villana, es decir de clase inferior. Este desprecio afrenta definitivamente el honor de toda la familia de Pedro Crespo. En pleno trauma familiar, es elegido Alcalde de Zalamea y siguiendo una querella cursada a la justicia por la ultrajada Isabel, aún sin poseer jurisdicción sobre el militar, Pedro Crespo prende, juzga y hace ajusticiar a Don Álvaro dándole garrote. La trama se resuelve, cuando el Rey Don Felipe II, revisa la decisión del Alcalde, la ratifica y premia su decisión nombrando a Pedro Crespo alcalde perpetuo de Zalamea.

Personajes

  • El REY, don Felipe II
  • Don LOPE de Figueroa
  • Don ÁLVARO de Ataide, capitán
  • Un SARGENTO
  • SOLDADOS
  • REBOLLEDO, soldado
  • La CHISPA, acompañante femenina
  • Pedro CRESPO, labrador
  • JUAN, hijo de Pedro Crespo
  • ISABEL, hija de Pedro Crespo
  • INÉS, prima de Isabel
  • Don MENDO, hidalgo
  • NUÑO, criado de don Mendo
  • ESCRIBANO
  • VILLANOS

JORNADA PRIMERA (FRAGMENTO)

CUADRO ÙNICO

(Salen REBOLLEDO, la CHISPA y soldados.)

REBOLLEDO.
¡Cuerpo de Cristo con quien
desta suerte hace marchar
de un lugar a otro lugar
sin dar un refresco!

TODOS.
Amén.

REBOLLEDO.
¿Somos gitanos aquí 5
para andar desta manera?
¿Una arrollada bandera
nos ha de llevar tras sí,
con una caja…

SOLDADO 1º.
¿Ya empiezas?

REBOLLEDO
…. que este rato que calló, 10
nos hizo merced de no
rompernos estas cabezas?

SOLDADO 2º.
No muestres deso pesar,
si ha de olvidarse, imagino,
el cansancio del camino 15
a la entrada del lugar.

REBOLLEDO.
¿A qué entrada, si voy muerto?
Y aunque llegue vivo allá,
sabe mi Dios si será
para alojar; pues es cierto 20
llegar luego al comisario
los alcaldes a decir
que si es que se pueden ir,
que darán lo necesario;
reponderles, lo primero, 25
que es imposible, que viene
la gente muerta; y si tiene
el Concejo algún dinero,
decir: “Señores soldados:
orden hay que no paremos; 30
luego al instante marchemos.”
Y nosotros, muy menguados,
a obedecer al instante
orden que es, en caso tal,
para él orden monacal, 35
y para mí mendicante.
Pues ¡voto a Dios! que si llego
esta tarde a Zalamea,
y pasar de allí desea
por diligencia o por ruego, 40
que ha de ser sin mí la ida;
pues no, con desembarazo,
será el primer tornillazo
que habré yo dado en mi vida.

SOLDADO 1º.
Tampoco será el primero 45
que haya la vida costado
a un miserable soldado;
y más hoy, si considero
que es el cabo desta gente
don Lope de Figueroa, 50
que, si tiene tanta loa
de animoso y de valiente,
la tiene también de ser
el hombre más desalmado,
jurador y renegado 55
del mundo, y que sabe hacer
justicia del más amigo,
sin fulminar el proceso.

REBOLLEDO.
¿Ven vustedes todo eso?
Pues yo haré lo que yo digo. 60(…)