MaestroLandia

Blog para maestras y maestros de Primaria

LA COMPETENCIA MATEMATICA EN EL AULA DE PRIMARIA

Reproduzco aquí un artículo aparecido en el diario de Jerez titulado “Hay que acabar con las cuentas” y que ha sido escrito por D. Jaime Martínez Montero (Inspector de educación).

” Las matemáticas cosechan los peores resultados escolares, obtienen los rendimientos más bajos en las evaluaciones internacionales, acumulan las mayores…

… actitudes negativas hacia el aprendizaje. El planteamiento de su enseñanza, alejado de las necesidades del niño y ajeno a su forma de construir el conocimiento, desnaturaliza la evolución de los estudiantes y su ubicación en las futuras ramas del saber. Son muchos los que eligen ciertas clases de estudios, no porque les gusten o porque se sientan especialmente atraídos, sino por huir de las matemáticas y para no tener que seguir enfrentándose a una permanente fuente de frustración. ¿Dónde comienza a originarse este problema? ¿Cuál es el manantial que nutre este río de efectos tan devastadores?: tal vez en la forma de trabajar el cálculo en las escuelas.

No se enseña a calcular, sino a hacer cuentas. No se desarrollan las destrezas innatas de cálculo con las que venimos al mundo los seres humanos, sino que se aprenden instrucciones de memoria para hacer cuentas. De este modo, el alumno especialmente dotado para trabajar con significantes es el que puede salir adelante, y se quedan en el camino, artificialmente y sin ninguna razón que lo justifique, niños y niñas que odiarán una materia incomprensible para ellos y para la que, con una adecuada metodología, estarían muy preparados y muy bien dispuestos.

Los formatos que presentan las operaciones básicas son altamente inadecuados para el desarrollo de la más mínima competencia matemática, puesto que para lo único que sirven es para engordar la memoria de significantes. Exigen un modo de operar sin flexibilidad, sin control de los cálculos intermedios, con desprecio del sentido del número. Para hacer cuentas sólo se requiere buena memoria. No hay que pensar ni reflexionar, no hay que deducir ni extrapolar. Sólo hay que repetir y repetir, sea el alumno más o menos hábil o posea mayor o menor inteligencia. La metodología actual del cálculo contamina todos los restantes procesos y los echa a perder. No es posible la renovación de la enseñanza de la matemática ni la elevación de su nivel de aprendizaje si no se remueve con energía y se cambia por completo la enseñanza del cálculo con las actuales operaciones.

Los adultos no hacemos cuentas desde hace muchos años. Sí hacemos cálculos, pero no cuentas. Normalmente hacemos cálculo mental, aproximaciones y estimaciones. Cuando tenemos que afinar, usamos la calculadora. Además hemos perdido la fe en ellas. No dudaríamos en repasar la cuenta que en la tienda o en un gran almacén nos hubieran hecho manualmente. Nos quedaríamos extrañadísimos si las cuotas de un préstamo o los plazos de una hipoteca nos los hiciera el empleado del banco a base de papel y lápiz. Las cuentas han quedado irremediablemente obsoletas. El anterior empleado de banco, obrando como acabamos de describir, nos produciría el mismo asombro que un médico que nos recetara bicarbonato para curarnos la úlcera o una sangría para bajar la tensión arterial. La tremenda realidad de las cuentas es ésta: no sirven para nada. Se emplean horas y horas en que los niños aprendan a hacer los cálculos de una manera que nunca van a emplear, mientras que el procedimiento que van a usar habitualmente a lo largo de la vida no se trabaja. Así son las cosas.

Hacer cuentas con los actuales formatos es fomentar un modelo rancio, que se origina en unos momentos históricos en los que las exigencias matemáticas de los escolares y la utilización de las destrezas del cálculo en la vida profesional eran absolutamente diferentes a las necesidades y a los medios actuales. ¿Alguien va a conseguir un empleo porque sepa hacer las cuentas con mayor o menor rapidez, con mayor o menor exactitud? ¿Nos hemos fijado en cómo se reparte el trabajo de cálculo en las empresas o entidades entre las máquinas (ordenadores, calculadoras, etc.,) y las personas que en ese lugar trabajan? ¿Se ha comparado ese reparto del trabajo del cálculo con el que se hace en cualquier escuela? ¿Se piensa de verdad que dentro de 10 ó 15 años los futuros adultos van a necesitar realizar cálculos de la forma en que los aprenden ahora en el colegio?

La contestación a las preguntas anteriores muestra la obsolescencia de las prácticas algorítmicas escolares, pero no, naturalmente, que los escolares no tengan que realizar cálculo alguno. Los niños tienen que aprender a calcular y a estimar, pero de otra forma más comprensiva, conectada con la realidad y con capacidad de transferencia a conceptos matemáticos superiores. Es muy urgente la reactualización de los maestros en este campo y la mejora de su formación. No nos engañemos. Le podremos echar la culpa al empedrado, pero si en matemáticas seguimos haciendo lo mismo, nos quedaremos donde estamos.

metodologia-para-las-matematicas.pdf

LAS COMPETENCIAS BÁSICAS UN MOTIVO PARA REPENSAR NUESTRO TRABAJO EN LAS AULAS

hojas-otono.jpg

Si queremos cambiar la forma de aprender de nuestro alumnado, debemos modificar también la forma en la que les enseñamos.

J. I. Pozo

Somos conscientes que las introducción de las competencias básicas en el currículo, no va a cambiar todo en educación, ni que va a ser la panacea de un nuevo mundo educativo, lo importante es que seamos capaces de comprender que estamos en un buen momento, propicio para reflexionar y emprender nuevas formas de guiar nuestra acción educativa y de modificar nuestro rol como profesionales.

No cabe duda que al final somos nosotros los que tenemos y debemos interpretar y dar sentido a las competencias básicas en las aulas modificando en la medida de nuestras posibilidades  nuestro papel como docentes. Si no lo hicieramos así posiblemente , como en ocasiones anteriores, las competencias básicas como estímulo para mejorar nuestra práctica en el aula se perderían como “lágrimas en la lluvia”.

 

 

 Es cierto que los cambios cuestan, que pueden ser incómodos pero que son necesarios, lo importante es que seamos capaces de conocer el por qué, el para qué y el cómo de todo este cambio. Cuanta más información tengamos y cuanto más claras sean las respuestas a estas preguntas nos permitirán ver este momento  como una AMENAZA o como un RETO.

La formación nos puede ayudar a dar buenos pasos en este sentido. Se afirma entre nuestros teóricos, que si una reforma no se apoya en la calidad de su profesorado dificilmente puede salir adelante. Nadie puede enseñar lo que no sabe.

Por todo ello apostamos por una formación más comprometida, centrada en la mejora de las prácticas reales en los centros educativos, con la colaboración de todos, tanto de los propios profesores como de todos los agentes externos que de alguna manera podemos intervenir en los centros (inspectores, asesores, orientadores). Si entre todos somos capaces de abordar la inclusión  de las competencias básicas en el nuevo currículo, con seriedad y en consecuencia tendremos la  seguridad de que no van a constituir un nuevo discurso formal condenado a lo efímero sino el comienzo de una fructífera y sostenida reforma educativa a lo largo de los próximos años.

 

Quiero poner a continuación un PPT de TOMAS SÁNCHEZ INIESTA: Maestro y Licenciado en Filosofía y Letras. Especialidad en Historia Moderna y Contemporánea. Director en distintas instituciones educativas, docentes y de formación del profesorado. Director de Programas de Educación Compensatoria. Inspector del Ministerio de Educación y Ciencia, desde el año 1990. Activo conferencista internacional. Autor de diversos libros, destacándose: “El Enfoque Globalizador” ,”La Construcción del Aprendizaje en el Aula”, “Qué son los Centros de Interés”, “Supervisión Educativa”,“Organizar los contenidos para ayudar a aprender”, “Matemáticas en el aula”, “Itinerarios pedagógicos para el conocimiento del Medio” y “Un lugar para soñar”, porque presenta de una manera sintética, y mi juicio suficientemente explicito,un recorrido por todo este tema del que hemos hablado.

 

Esta película necesita Flash Player 7

 

LA COMPETENCIA MATEMÁTICA EN PRIMARIA. REFLEXIONES

Con motivo del curso que hemos preparado para el profesorado de primaria, cuyo título es el de este artículo quería empezar significando lo que la LOE entiende por competencia matemática y a continuación hacer una serie de preguntas que el profesor Txerra G. Guirles hace en una Conferencia sobre “Las Matemáticas en la LOE” para que aquellos que previamente quieran reflexionar sobre la COMPETENCIA MATEMÁTICA y sobre la ALFABETIZACIÓN MATEMÁTICA de nuestro alumnado puedan hacerlo e iniciar el curso con algún planteamiento formado.
Para situarnos, la COMPETENCIA MATEMÁTICA según se refleja en el Decreto 56/2007, de 24 de mayo, por el que se regula la ordenación y establece el currículo de la E. Primaria en el Principado de Asturias “Consiste en la habilidad para utilizar y relacionar los números, sus operaciones básicas, los símbolos y las formas de expresión y razonamiento matemático, tanto para producir e interpretar distintos tipos de información, como para ampliar el conocimiento sobre aspectos cuantitativos y espaciales de la realizad, y para resolver problemas relacionados con la vida cotidiana y con el mundo laboral.”
La ALFABETIZACIÓN MATEMÁTICA, según la OCDE, 2003, es “la capacidad de un individuo para identificar y entender el papel que las matemáticas tienen en el mundo, hacer juicios bien fundados y usar e implicarse con las matemáticas en aquellos momentos en que se presenten necesidades para su vida individual como ciudadano constructivo, comprometido y reflexivo.” Por tanto, podemos entender que la alfabetización matemática está relacionada con la COMPRENSIÓN real de los números, las operaciones, los procesos y los lenguajes matemáticos y que se consigue cuando nuestros alumnos y alumnas han sido capaces de analizar, razonar y comunicar eficazmente cuando formulan y resuelven problemas matemáticos en una variedad de dominios y situaciones (Rico,2005)
Para esa reflexión previa, nos vienen bien estas preguntas que hace el profesor Txerra G. Guirlés en su presentación:
.¿Para qué tiene que servir dar clase de matemáticas?
.¿Cuáles son los contextos y las tareas de aula más alfabetizadoras?
.¿Qué es ser y como se “hace” un alumno o alumna competente?
.¿Qué papel pensamos que debe adoptar el profesor?
.¿Qué es relevante y básico evaluar?

Para empezar

Este blog surgió de José luis Novoa  con la esperanza de servir de plataforma de comunicación para el profesorado de  primaria que quisiera compartir ideas, experiencias, formar equipos de trabajos a partir de actividades de formación del Centro del Profesorado de Oviedo, y/o de propuestas personales o de equipos de los centros educativos.

En estos momentos mi intención es abrir caminos de interactividad, de ayuda y de colaboración en la tarea que nos une a todos los maestros y maestras: la educación de los niños y niñas .

MaestroLandia. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.