Rakú

28 06 2009

raku.jpg

De todas las técnicas decorativas cerámicas que existen una de las más originales e impredecibles es la técnica del Raku. Técnica de origen japonesa, se podría decir que el Rakú se basa en la realización de un cuenco para la ceremonia del te. El descubrimiento y desarrollo de la cerámica Rakú data de finales del siglo XVI.

La técnica del Rakú, se ha adaptado y desarrollado en occidente hasta abarcar diversos métodos de cocción.

Tiene dos sistemas de realización:

  • uno, en donde la pieza se modela a mano, se calienta alrededor del horno y cuando está seca se esmalta, es por lo tanto una mono cocción. A continuación se introduce en el horno que está casi a la temperatura de fusión del esmalte y cuando se comprueba que este ha fundido, se extrae y se la hecha dentro de un cubo con agua o en un recipiente con serrín, papel de periódico, hierbas, hojas, ramitas, virutas, trapos… y se cierra herméticamente. Estos materiales, en contacto con la pieza incandescente, se queman, produciendo una cocción reductora, que influirá tanto en la pasta como en el esmalte.  Entre diez y quince minutos después este proceso se interrumpe volviendo a extraer la pieza y echándola en el cubo de agua, que la enfría con rapidez y también se puede dejar al aire.
  • En el segundo sistema, la pieza, realizada con cualquiera de las técnicas del modelado y torneado, después de seca se bizcocha y se esmalta, introduciéndose en el horno, en una cocción normal hasta la temperatura de fusión del esmalte. A partir de este momento el proceso es idéntico al explicado anteriormente. Bibiana Alonso (estudiante 2º Restauración de escultura)


Causas de deterioro de las soldaduras

13 06 2009

tabla.jpg

Como futura restauradora, me parece interesante destacar como afectan los factores ambientales a la soldadura. La pureza de la soldadura tiene una gran efecto en la parte terminada y en el número de rechazos. Por consiguiente, entender los efectos de la contaminación de la soldadura, obviamente, nos puede llevar a mejorar la calidad de las partes producidas a un costo reducido. Se recomienda no ignorar los efectos perjudiciales de las impurezas de la soldadura en la calidad y el índice de producción del equipo de soldadura por inmersión o de onda. Algunos de los problemas que prevalecen a causa de soldadura contaminada son uniones opacas o asperas, puentes y no poderse “mojar”. Cambiar la soldadura no es necesariamente la solución.

A continuación, se facilitan unos enlaces web relacionadas con la Soldadura.

Carolina Moreno Torres (alumna 2ºRE)



Repujado de cuero

2 06 2009

cuero.jpg

Es la más conocida de las técnicas del cuero. Consiste en alcanzar un relieve superior al grosor de la piel, para lo cual se trabaja ésta no sólo por la parte de la flor, sino también por el dorso, empujando hacia arriba con el repujador de bola hasta obtener el relieve deseado. Es una técnica similar a la de la orfebrería, por la que la ornamentación se obtiene golpeando o presionando por el reverso del cuero, distendiéndolo hasta que aparezca la decoración en relieve por el anverso. El relieve aparecido gracias a su elasticidad.

Ahuecar la pieza por la parte posterior y rellenar ese hueco con alguna materia que se adapte bien a su alojamiento y que dé al volumen firmeza. El ahuecado o repujado se efectúa con un buril de bola, y el relleno suele ser algodón o lana.

El repujado en sí, es una técnica muy sencilla, nada complicada, que sin embargo se pueden obtener verdaderas piezas artísticas haciéndolas cuidadosamente y con mucho esmero.

1 Tras humedecer el cuero por su parte posterior, con la bola presionamos formando un hueco.
2 Untamos con cola blanca abundante, o engrudo, todo el interior del hueco repujado.
3 Rellenamos el hueco con un trozo de algodón, bien apretado para que dé consistencia.
4 Finalmente, por el derecho, repasamos presionando los bordes de la zona ahuecada y rellena.

Mª Paz Prieto (estudiante de 2º Restauración de escultura)