FRIEDRICH GULDA, MEJOR PIANISTA QUE COMPOSITOR

 

Friedrich Gulda es un ejemplo de uno de esos grandes intérpretes que, sin embargo, no es tan buen compositor. La pieza se titula Aria, y casi se puede decir que nace de la improvisación. Gulda era un gran aficionado al Jazz, cuyo estilo se percibe en esta pieza. La melodía es muy bonita, pero a medida que la obra transcurre, se hace evidente el problema formal. Las ideas se mezclan e, incluso, se recurre a una especie de estilo pastiche, con recursos cadenciales de sobra conocidos por Gulda de sus muchas interpretaciones. Eso sí, el comienzo de la obra es ciertamente bello.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  655  veces

Envía un comentario

YDebes estar autentificado para enviar un comentario.