10 Los problemas económicos de entreguerras

  • Esta vez no me voy a quedar sólo en una frase para encabezar la página. Comienzo con un párrafo para la reflexión y una reivindicación del oficio de historiador. Su autor no es otro que Eric Hobsbawm, cuyos libros, artículos y entrevistas nos han hecho pasar tantos buenos ratos. Para aquellos de nosotros que vivimos los años de la Gran Depresión, todavía resulta incomprensible que la ortodoxia del mercado libre, tan patentemente desacreditada entonces, haya podido presidir nuevamente un período general de depresión a finales de los ochenta y principios de los noventa, en el que se ha demostrado igualmente incapaz de aportar soluciones. Este extraño fenómeno debe servir para recordarnos un gran hecho histórico que ilustra: la increíble falta de memoria de los teóricos y prácticos de la economía. Es también una clara ilustración de la necesidad que la sociedad tiene de los historiadores, que son los “recordadores” profesionales de lo que sus ciudadanos desean olvidar.

a

  • Empezamos el tema de la economía de entreguerras, como no podía ser menos, a ritmo de charlestón. La canción no es la más ortodoxa, pero la profe tiene que permitirse ciertos desahogos.

Esta película necesita Flash Player 7

 

  • Una mirada rápida al siguiente esquema puede ayudar a entender el porqué de la crisis.

 Crack 29

  • La siguiente presentación puede servir tanto de introducción como de repaso. (Pincha sobre la imagen para descargarla).

  • El Plan Dawes. Se denomina Plan Dawes a un programa establecido bajo el auspicio de los EEUU para conseguir que los aliados vencedores de la Primera Guerra Mundial (sobre todo Francia e Inglaterra) consiguieran cobrar las reparaciones de guerra establecidas en el Tratado de Versalles,  al tiempo que se buscaba estabilizar la economía de Alemania y evitarle mayores perjuicios como resultado de dichos pagos. El plan no redujo las cantidades que Alemania debía abonar, pero sí los pagos que tenía que hacer anualmente. Cada anualidad se ajustó al ritmo de crecimiento de la economía alemana y además, la banca americana concedió a Alemania un cuantioso préstamo con el que pudo afrontar la deuda, realizar una reforma monetaria y retornar al patrón oro. De esta forma, Alemania consiguió estabilizar su economía e inició una recuperación económica a partir de 1924. Pero los préstamos americanos necesarios para la reconstrucción europea tras la I Guerra Mundial y el Plan Dawes, establecieron un círculo vicioso inflacionista que endeudó a toda Europa, cuya economía se hizo peligrosamente dependiente del capital norteamericano.

                                  

  • EE.UU crecía imparable y Europa olvidaba tiempos pasados, la Gran Guerra había sido un mal sueño y ahora tocaba disfrutar sin preocupaciones. Incluso en España, la burguesía saboreaba los “felices años veinte” a ritmo de charlestón, jazz y fox-trot.

  • Y el mundo hizo crack. Y cuando todo parecía ir sobre ruedas, el dinero abundaba y el capitalismo parecía ser el mejor de los sistemas… un jueves de octubre, allá por 1929, el mundo hizo crack.

 

a

a

  • La gran depresión. Atrás quedaban los felices años veinte, el lujo y el dinero fácil.  Los treinta no fueron años fáciles.

  • Las uvas de la ira. La película, basada en una novela de  John Steinbeck, narra la historia de una familia del medio oeste americano, arruinada por las consecuencias de la gran depresión de los años treinta que debe buscar trabajo para sobrevivir. 


  • Y para finalizar, marchando una de ejercicios interactivos por cortesía de Clasesdehistoria (como siempre)

Cada oveja con su pareja 1

Cada oveja con su pareja 2

Test 1

Test 2

Crucigrama

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image