Que veinte años no es nada

9 11 2009
  • La caída del muro de Berlín es el primer acontecimiento histórico del que servidora tiene recuerdo. Ni siquiera un proyecto cuando murió Franco, demasiado joven para parapetarme tras un transistor la noche en que Tejero entró a tiros en el Congreso, tuve que esperar unos añitos para sentir que estaba viviendo algo único, irrepetible, histórico. Interesada desde muy pequeña en saber que pasaba en el mundo, en 1989 uno de mis mejores maestros (y probablemente uno de los culpables de que hoy sea profe de Historia) tuvo la feliz idea de “obligarnos” a leer los periódicos, escuchar la radio y ver los noticiarios televisivos. Para ello nos pidió que dedicáramos las últimas páginas de nuestro cuaderno de Sociales a la recogida de titulares de las noticias más importantes que acaecían a lo largo de la semana y todos los lunes, al comenzar la clase, las comentábamos en el aula. Ni que decir tiene que conservo un cuaderno de séptimo de EGB donde se recoge la caída del Muro.  De esa época recuerdo también la envidia que sentía hacia mi prima Marián, por entonces una brillante estudiante de farmacia en la Universidad de Santiago, que tendría el honor de vivir en carne propia, gracias a una beca, los cambios que se estaban produciendo en la nueva Alemania.  Pero recuerdos de la profe aparte, aquel 9 de noviembre de 1989 cambiaba Alemania y cambiaba el mundo. Como cantó Sabina no habrá revolución se acabó la guerra fría, se suicidó la ideología“. Y como él,  una tampoco sabe si reír o si llorar.

Esta película necesita Flash Player 7

  • Sobre la caída del Muro hay sobrada información en Internet y en los libros que atesoran las bibliotecas, así que no agobiaré con el tema. Recomiendo, eso sí, una página, la que TVE está dedicando al tema en su vigésimo aniversario.

Cabecera muro

  • Y sobre todo una película: Good bye, Lenin!

                           Good bye Lenin

a

  • Así nos lo cuentan hoy otros diarios:

El País

El Mundo

La Información

The Times

a

a

  • A modo de resumen, desde la UNED nos dan una clase sobre el Muro.

  • Y si empezamos con música, habrá que acabar también con música. Y si hablamos del Muro, no queda más remedio que cerrar con The wall, de Pink Floyd.

Esta película necesita Flash Player 7