Stormy Mondays

26 04 2011
  • Todos los lunes lo son, incluso si como hoy, son martes. ¿Pero a quién le importa el día de la semana cuando puede ver amanecer dieciséis veces en un día? Para eso hay que irse allende las nubes, cosa que harán los tripulantes del Endeavour, que dirá adiós a las misiones espaciales al ritmo que marcan los Stormy mondays. Que la canción de este grupo asturiano suene en el espacio está casi garantizado, aunque aún os quedan unos días para seguir votando en la web de la NASA y asegurar de ese modo nuestra pequeña conquista espacial. La profe confiesa que lo suyo son más los atardeceres, ver amanecer dieciséis veces diarias sería una tortura ¡cuánto madrugón! Pero agradece haber encontrado un grupo interesante.



Grândola, Vila Morena

25 04 2011
  • Acostumbro a decir que hay mucha Historia en las canciones, aunque en este caso, más que historia en la canción hay canción con historia. José Afonso, Zeca para los portugueses y para quienes sufrimos de una lusofília incurable, compuso Grândola, a comienzos de la década de los 70 del pasado siglo, para homenajear a la Sociedad Musical Fraternidad Operaria Grandolense. Estaba destinada a ser una canción que pasaría, sin pena ni gloria, a formar parte del repertorio del cantante. Ni siquiera encabezó el disco en el que iba incluida, sino que se perdió allá por el quinto puesto. Pero un 25 de abril de 1974, O 25 de abril, cuando comenzó a sonar en Radio Renascença, supuso la llegada entre claveles de la democracia a Portugal. Hay canciones que merece la pena escuchar.

Esta película necesita Flash Player 7



Legô

23 04 2011

Leer



Liberté, egalité, fraternité

14 04 2011
  •  ¡Buff, menos mal que hoy nos quedamos de vacaciones! ¡La profe ya confunde hasta las fechas! Podría ser la reflexión de mis alumnos ante el título del artículo, es más, ojalá lo fuera. Pero no, la profe no confunde las fechas. Vuelve a los ideales de la revolución francesa el día que se conmemora el 80 aniversario de la II República española y lo hace de manera consciente. Al fin y al cabo, la dicotomía sigue siendo la misma: hay que discernir entre súbdito y ciudadano. Alguien me informó ayer (con cierto retraso) de una conferencia dictada por Macrino Suárez, último ministro de economía del gobierno de la II República en el exilio. Para ir a la conferencia ya es un poco tarde, pero sus reflexiones podemos escucharlas en una entrevista que le hicieron hace unos años en la desaparecida TeleAsturias. Quizás os asuste un poco la duración del vídeo y penséis ¿una hora escuchando al pavo este? Pero al final la hora se queda corta, la sensatez acostumbra a resultar interesante.

 

  • El siguiente vídeo cuenta como fue el fin del gobierno republicano en el exilio.

V�deo fin exilio República

  • Y puestas a cerrar con cánticos revolucionarios, no me despido con el Himno de Riego (que algunos pensaréis que sería lo propio)  sino con la Marsellesa. A modo de anécdota os cuento que hace ochenta años, en algunos lugares de España, la gente que celebraba la proclamación de la II República, era lo que cantaba. Si alguien no me cree, que vaya al apartado dedicado a la II República en este blog y vea el vídeo de las misiones pedagógicas.

Esta película necesita Flash Player 7



Parecidos razonables

5 04 2011
  • Si hay algo a lo que no renuncio por nada, es al café del recreo. Lo sabe hasta el alumno menos observador. Supongo que ahora entenderéis porqué soporto estoicamente el barullo atronador que organizáis en la cafetería. Los gritos, los empujones, las carreras… Para aguantar lo que otros colegas consideran un castigo divino, tengo un truco: leer el periódico. Mejor dicho, sumergirme en el periódico, abstraerme, desaparecer entre sus páginas. Aunque parezca increíble, ni os oigo. Los lunes debo utilizar mis armas de profe para hacerme con mi preciado “escudo protector”. Por si alguien no lo pilla, los lunes la sección de deportes multiplica por tres sus páginas. Ayer, en mi repaso al diario desde atrás hacia delante (manías de la profe) me encontré con una noticia curiosa. En Gales hay una casa que guarda cierto parecido con el rostro de Hitler. Al llegar a casa me puse a navegar un poco en busca de noticias relacionadas y descubrí que era el tema del día en blogs y redes sociales. Aquí os dejo la foto, para que juzguéis vosotros mismos.



El rey pasmado

1 04 2011
  • El programa de Arte nos obliga a cometer sacrilegios que sin duda merecen el restablecimiento de la Santa Inquisición; como despachar a Velázquez con cincuenta minutos de clase. Pero el temario aprieta y la PAU, que se vislumbra ya en lontananza, ahoga. Hoy confesé a mis pupilos que por más retratos que Velázquez le haya hecho a Felipe IV, yo no puedo evitar ponerle la cara de Gabino Diego en El rey pasmado. Del mismo modo, mi Olivares será siempre Javier Gurruchaga aunque los libros de texto sigan ilustrados con el retrato ecuestre que le hizo don Diego. En este caso, contradigo el dicho y es la ficción la que supera la realidad.