Filosofía

IES Rosario de Acuña

¿Vencedores o Vencidos?

Guía de lectura de la película, ¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg), de Stanley Kramer, United Artists, EEUU 1961.

Director: Stanley Kramer; con Spencer Tracy, Burt Lancasteer, Richard Widmark, Marlene Dietrich, Judy Garland, Montgomery Clift; producida por Stanley Kramer; ganadora de 2 Óscar en 1961

Esta película necesita Flash Player 7

[Nota sobre el título: la película se titulaba en realidad El juicio de Nuremberg, pero en España, como Franco había sido aliado de los alemanes, y estos bombardearon y probaron sus armas en nuestro país durante la Guerra Civil, se vieron obligados a poner un título ambiguo que jugando con alguna de las ideas de la película diera a entender que efectivamente aunque los alemanes habían sido vencidos, los americanos terminarían por darse cuenta de que tenían razón en su lucha contra el comunismo. En todo caso, el título para España es un eufemismo que trata de ocultar la verdadera dimensión de esta película.]

1. La película comienza con una sección de sonido sin imágenes, se oye un himno nazi cantado a coro por múltiples voces, la voz del pueblo. Cuando acaba el himno y los títulos de crédito, la esvástica nazi que se ve al fondo, en el palacio de mítines del III Reich explota. Esta imagen es histórica. Igualmente, las imágenes de Nuremberg en 1948.

____________________________________________________________________

2. Nuremberg, 1948. La ciudad ha sido devastada por los bombardeos de las tropas aliadas. Nuremberg era el lugar donde se concentraba el partido nazi anualmente. El juez Haywood se presenta como el protagonista de la película. Es el juez que va a llevar el juicio de Nuremberg. La casa que le han asignado, pertenecía a una familia nazi, se dice. Luego veremos que no es exactamente cierto, pero es un detalle muy significativo. El juez afirma que viene a juzgar a otros jueces alemanes, y no a los verdaderos responsables del régimen que han muerto o se han suicidado: Hitler, Goebbels, Goering, sino a personajes intermedios sobre los que sin embargo, también considera necesario hacer justicia.

___________________________________________________________________

3. Comienza el juicio, reproducción muy fiel de lo que fueron aquellos jucios. Se abre la sesión pidiendo que Dios bendiga a los EEUU y a este honorable tribunal. Entra el juez principal y los otros dos componentes del tribunal. Se presentan los cuatro acusados, jueces, que van a representar parte de lo que fue el juicio de Nuremberg. Emil Hang, Fiedrich Höfsteter, Werner Lampe, Erns Janning. Como se puede ver, los cuatro hablan en alemán, esta estrategia cinematográfica aumenta la tensión y el carácter documental. Erns Janning protesta contra el juicio quitándose los cascos. Habla el ministerio fiscal. Y señala la peculiaridad del juicio, porque se atribuyen a los acusados crímenes cometidos en nombre de la ley. Personifican lo que pasó por justicia en el III Reich. Ellos eran jueces. El tribunal es el alma de la ley, y sabiéndolo los jueces nazis destruyeron la justicia y la ley en Alemania. Pero lo que se les atribuye los crímenes más calculados y perversos de la historia de la humanidad.

El abogado defensor habla en alemán y considera que el juicio quiere consagrar de nuevo el templo de la justicia, y el establecimiento de un código de justicia que responsabilice al mundo entero con una clara y honesta valoración de los crímenes. Según Oliver Twendel Horst, podremos encontrar la responsabilidad para el mundo entero sobre todo en el carácter de los hombres. Erns Janning es uno de los juristas más conocidos de Alemania, y su función va mucho más allá de la época nazi. “Un juez no es quien promulga leyes, es quien hace cumplir las de su país”, “mi patria ante todo, con razón o sin ella” dicha por un patriota americano, pero también vale para un alemán. El argumento de la defensa es pues que estos jueces se limitaron a aplicar las leyes promulgadas por su país, sin entrar a valorarlas o discutirlas, cumpliendo ante todo con su papel de patriotas, más allá de si las leyes que aplican son justas o no. Según el abogado defensor, a quien verdaderamente se juzga es al pueblo alemán. Veremos que una de las cosas más importantes que se rastrean en la película es precisamente si se puede atribuir alguna responsabilidad al pueblo alemán, o si todo el período nazi no es más que el resultado de la locura de unos pocos. Los abogados reflexionan sobre esa responsabilidad.

____________________________________________________________________

4. El juez está interesado por conocer a los alemanes, y profundizar en esta verdadera cuestión. Poco a poco comienzan a plantearse aspectos agradables y positivos, tradicionales del pueblo alemán, que dan una imagen distinta en apariencia de lo que fue la época nazi. Visita el lugar de celebración de los famosos mítines de Hitler en Nuremberg, mientras oímos de fondo nuevamente el himno nazi y vemos el lugar donde Hitler emitía sus famosos discursos. Hay que tener en cuenta que entonces no había aún televisión.

_____________________________________________________________________

5. El abogado defensor habla con Janning y le da su visión del asunto. Los casos más difíciles son los decretos de esterilización y el caso Feldenstein-Hoffmann.

_____________________________________________________________________

6. La acusación propone el primer testigo, el doctor Beack. Profesor de Janning. El profesor diserta sobre los jueces en la época anterior al nazismo. Los jueces eran independientes, pero en el nazismo, desapareció la independencia. Como se sabe, uno de los principios de las democracias modernas es la separación entre el poder ejecutivo, legislativo y judicial, tal y como quedó establecido por Montesquieu. El doctor Beack añade que el concepto de raza se convirtió en legal en la época nazi. El resultado fue abandonar la administración de la justicia en manos de la dictadura. Entre los cambios en el código penal, uno de ellos fue la aplicación cada vez más amplia de la pena de muerte, aplicada incluso por razón de ser polaco, judío o “políticos considerados indeseables”. Es necesario advertir que este último eufemismo se refiere en realidad a los comunistas, pero como es una película americana, se tiende a evitar esta referencia, no conviene que los comunistas aparezcan como víctimas del nazismo, aunque en rigor fueron los que más persecución y castigo sufrieron: (20 millones de soviéticos murieron en la guerra). Veremos esto en otros momentos de la película. Se aplicó la esterilización a los elementos llamados “asociales”.

La defensa alega una serie de razones relacionadas con la situación de Alemania: hambre, existía disensiones internas, y había un partido comunista, que era el tercer partido en Alemania. El nacionalsocialismo palió en algo tal situación. Este es el argumento que la defensa usa para justificar la adhesión al nazismo de los jueces alemanes que se juzgan. Sobre la esterilización  el abogado defensor lee un párrafo de un alto tribunal:

“Hemos visto más de una vez que por el bien público se puede pedir a los mejores ciudadanos la entrega de sus vidas, sería pues extraño que no se pudiera pedir también a los que ya han minado el vigor del estado, un sacrificio menor a fin de prevenirnos de ser inundados por la incompetencia. Es mejor para todos que en vez de esperar a ejecutar a unos degenerados por sus crímenes o dejarles sumidos en la imbecilidad la sociedad pueda impedir su propagación por medios científicos principalmente. Tres generaciones de imbéciles son suficientes”.

Párrafo que apoya la Ley de esterilización del estado de Virginia de EEUU, aprobada por Oliver Twendel Horst, que es uno de los juristas más famosos, y juez del tribunal supremo. Este texto es muy interesante, y muestra que EEUU fue una gran inspiración para el sistema nazi. El doctor afirma que la esterilización se aplicó en Alemania contra rivales políticos. Como se ve, fue obligatorio jurar lealtad al III Reich. El abogado le reprocha esto porque hubiera evitado entre todos que el nazismo hubiera llegado a lo que fue.

_____________________________________________________________________

7. Los jueces deliberan y comentan la obra de Janning, que fue uno de los fundadores de la constitución de la Alemania de Weimar. El juez admira a Janning, y en principio piensa en apoyarle si no hay pruebas en contra. En la cocina se encuentra con la señora Bertolt, antigua dueña de la casa. En la conversación con los sirvientes, el juez sigue indagando acerca de la responsabilidad del pueblo alemán en la época nazi. Fingen no saber nada de lo que era el nazismo. Su respuesta es que no entienden de política. Les pregunta por Dachau, un campo de concentración, y su negativa es tan escurridiza que muestra efectivamente cómo se comprometieron en el nazismo, a pesar de lo que sufrieron en la guerra. Hitler construyó autopistas y dio trabajo, hizo cosas buenas, se dice, lo demás “no podíamos saberlo, muy pocos alemanes lo sabían”, pero “aun sabiéndolo, qué hubiéramos podido hacer”. Es evidente que lo sabían. El proceso de Malmedy es otro de los procesos en donde se ejecutaron a militares alemanes. Es de notar, cómo la respuesta de estos sirvientes corresponde en apariencia al tono atribuido generalmente al pueblo llano, ignorante y poco comprensivo acerca del alcance de la política. Vemos cómo se manifiesta a lo largo del film esta distinción de clases, que había heredado Alemania, entre nobles y plebeyos que opera detrás de todas las acusaciones. Janning aparecerá como un noble que odiaba a Hitler, igual que todos los verdaderos soldados alemanes, mientras que quienes le apoyaron eran todos unos mediocres arribistas oportunistas. Esta visión maniquea y elitista, reproduce en cierto modo el racismo anterior, pero ya desde la perspectiva americana, y su admiración un poco naif por Europa.

_____________________________________________________________________

8. Se discute el tema de la esterilización en la siguiente sesión. El testigo Rudolf Petersen entra en escena. Nervioso y un poco pasado. Se afirma que el padre de este hombre era del partido comunista. Luego veremos que este hombre es un poco retrasado. Los americanos que hicieron esta película no podían dejar pasar esta asociación tan aprovechable. En el juicio de este hombre se plantea si Rudolf Petersen fue esterilizado por imbécil, o si se volvió imbécil después de esterilizarle. En cualquier caso su debilidad aparece asociada a su comunismo. El partido comunista era el tercero en Alemania en la época de Hitler, pero la guerra fría y el enfrentamiento con los soviéticos obliga a desenfocar el asunto. La propia película juega a argumentos que los propios nazis usaron, cuando justificaron las esterilizaciones por pertenencia al partido comunista. Ahora se deja en el aire la idea de la debilidad mental que los comunistas podrían representar.

El abogado defensor demostrará que Rudolf Petersen es retrasado mental, hijo de comunistas. Su padre era empleado de ferrocarriles, “subiendo y bajando la barrera del paso a nivel para el tránsito”. Cinco hermanas y cuatro hermanos, una gran familia de imbéciles. Como decía el juez americano, “tres generaciones de imbéciles son suficientes”. El abogado, pretendiendo demostrar su imbecilidad, cree que puede justificar la esterilización. Sólo fue seis años a la escuela, donde no fue un buen estudiante. El abogado trata al testigo como deficiente mental. En la escuela ya se le consideró retrasado mental. Sus padres fueron también retrasados mentales, además de comunistas. La escena no puede ser más patética. El tribunal no sabe cómo era antes Rudolf Petersen. Pero ¿acaso justifica algo su retraso mental, acaso es argumento para la esterilización? Sí, porque los americanos la practicaban exactamente igual, ese es el dilema. Es la ley americana juzgando a un juez alemán que ha aplicado una ley alemana copiada de la ley americana, en virtud de la cual, retrasados, comunistas, prostitutas, pobres, mendigos y miserables debían ser esterilizados porque habían dado muestras suficientes de inadaptación social.

____________________________________________________________________

9. Los jueces consideran al fiscal como un tipo radical, por su alegato contra el nazismo, son republicanos, y “creyeron” algún día que Roosevelt, presidente de EEUU durante la guerra era un gran hombre. Es una película hecha después de la caza de brujas de EEUU (1961), y la visión antinazi, y sobre todo, la simpatía por el comunismo se considera ahora como una traición. Prueba el vino alemán, quiere conocer el país, evitar el prejuicio contra el nazismo. Ella es admiradora de EEUU, almas gemelas. En realidad, los alemanes y los americanos están destinados a entenderse, ella quiere convencer a los americanos de que no todos fueron monstruos, y odia fieramente al fiscal, ese tipo radical, protegido de Roosevelt. Habla el fiscal, quien acusó al señor Bertolt. Buena cerveza, la alemana. Los americanos no están hechos para ser ocupantes. Lo primero que vemos es que es un país maravilloso, bonito, su cultura se remonta a centenares de años. Todo eso nos crea un complejo de inferioridad, perdonamos y olvidamos enseguida. Hemos aplastado la mayor máquina bélica desde Alejandro. “liebre, cazador, campo”. El cazador disparó sobre la liebre en el campo, la cosa es bien sencilla. Al parecer, fueron los esquimales los que provocaron el nazismo, no los alemanes. Es una idea recurrente que fueron los americanos quienes acabaron con Hitler, pero se olvida siempre que la URSS fue el primer país en llegar a Berlín, y que el mayor porcentaje del ejército nazi fue destruido en el frente oriental, mientras que los americanos trataban de entrar por Normandía, frente a unas tropas muy mermadas. En el frente oriental, entre el sitio de Leningrado, y la batalla de Stalingrado, y la de Kursk fue abatido el ejército alemán, pero a los soviéticos les costó un número de víctimas muy superior a cualquier otro país. Es cierto que la Alemania de Hitler fue tolerada por todos los países para que hiciera frente al comunismo soviético, y todos esperaban que podría destruir la URSS.

Otro elemento se introduce, la invasión de Checoslovaquia por la URSS, y la crisis de Berlín. Comienza el argumento geopolítico de que Alemania sigue siendo estratégicamente importante para EEUU, para hacer frente al enemigo comunista. Algo que corroboran los propios acusados, y Hitler. Ahora comprenderán lo que los alemanes hicieron, dicen, porque entienden que la misión histórica de los nazis era acabar con el comunismo. EEUU y la Alemania nazi se parecen mucho. Entonces el juicio comienza a politizarse, es necesario reconciliarse con los alemanes que ya están hartos de juicios, para que Alemania siga siendo aliada de EEUU y no se pase al comunismo.

_____________________________________________________________________

10. Después del estupendo concierto, la señora noble pasea con el juez. De fondo la canción que una vez cantó la misma actriz, Marlenne Dietrich. Ahora ella la traduce en inglés. Ella se entera de que los americanos eligen a los jueces en algunos estados, una de las virtudes de la democracia. Ella le explica lo que es ser hija de un militar en Alemania. Es la disciplina: domina el hambre, etc. Su marido era soldado, luchar en batallas fue su educación. Ella le habla de Janning, que lo conoció. Muestra la elevación moral de Janning frente al propio Hitler. En realidad, Hitler aparece como un tipo plebeyo, mientras que los nobles alemanes no eran partidarios de Hitler por esto. Los “patricios” alemanes odiaban a Hitler, viene a decirle la señora al juez. Hitler era un “pequeño cabo”, un advenedizo, como todos los que le apoyaron, gente ruin y sin nobleza, verdaderos responsables del nazismo. Hitler odiaba a la nobleza, la envidiaba, y eso les debía pasar a todos los nazis.

____________________________________________________________________

11. El caso Irene Hoffman. La imagen del abnegado fiscal, protegido de Roosevelt, que atraviesa el Berlín devastado por las bombas, la puerta de Brandemburgo y el Bundestag, expresa la pregunta que el director le quiere hacer al fiscal, ¿no te parece que ya les hemos hecho bastante daño a los alemanes, como para que sigamos hurgando en la herida y sacando más ponzoña? ¿No te parece suficiente el sufrimiento? ¿No crees que es hora de decir basta? El fiscal no quiere que queden impunes, el actual marido de Irene le pregunta si no cree que de verdad no quedarán así. Para los testigos, la vida en Alemania se hace muy difícil, entre los alemanes sigue existiendo mucha gente que apoya a escondidas el nazismo, y los testigos tienen miedo.

Un hombre judío, el señor Feldenstein, acusado de haber tratado sexualmente con una mujer aria, fue condenado a muerte por corrupción racial. El juicio fue utilizado en la propaganda del nazismo, coincidiendo con la concentración nazi de Nuremberg. El reo Emil Hang, fiscal fanático, igual que el fiscal actual, también considerado fanático radical. Es curioso el paralelismo que el director de la película quiere establecer entre los dos fiscales, uno acusador actual, y el otro acusado, encargado de condenar a muerte al hombre judío.

El abogado defensor pretenderá mostrar que en realidad mantuvieron relaciones sexuales, como si ello fuera suficiente argumento para exculpar a los jueces nazis de su condena, “por haberse limitado a cumplir con su deber”.

El fiscal presenta un decreto firmado por Hitler ordenando que todos los acusados o sospechosos de deslealtad o resistencia de cualquier clase fuesen arrestados secretamente y sin advertir a nadie fueran internados en campos de concentración, y órdenes firmadas por estos jueces. Vemos ahora parte del famoso vídeo grabado sobre los campos de concentración nazis:

Obsérvese los lugares de los campos de concentración nazis. Buchenwald 1933, ochenta mil prisioneros. Lema: destrozar el cuerpo, destrozar el espíritu, destrozar el corazón. Hornos, etc., dientes de oro, pantallas de piel humana, cabezas de obreros polacos reducidas, pelvis empleada como cenicero. Los cuerpos de los que llegaban en vagones a veces morían. Se experimentaba con ellos. En Dachau se usaban las duchas de gas. Los cargamentos para la muerte:

90.000 Eslovaquia

65.000 de Grecia

11.000 de Francia

90.000 de Holanda

400.000 de Hungría

250.000 de Polonia y alta Silesia

100.000 de Alemania

Más de seis millones de judíos muertos, según los datos de los propios nazis.

Los acusados niegan la evidencia de las imágenes. Otros acusados, que trabajaban en campos de concentración. Diez mil personas en media hora en las duchas de gas. Lo difícil no es matarlos, el problema es deshacerse de los cadáveres.

La señora noble habla con el abogado. Para la señora noble, el documento que han visto en el juicio es “la película favorita” del fiscal, y la saca a relucir en cualquier ocasión. Es la cámara de horrores particular del coronel Orson. ¿Cree usted que nosotros somos así, que lo sabíamos? No lo sabíamos. Por lo que he podido observar, dice el juez, nadie sabía lo que pasaba.

_____________________________________________________________________

12. La defensa responde al documental. Las operaciones eran secretas, de modo que los alemanes no se enteraban de lo que pasaba. Sólo unos cuantos extremistas eran responsables. Muy pocos lo sabían. Plantea qué tipo de responsabilidad, qué debe hacerse en casos semejantes: abandonar, o continuar mitigando las consecuencias. Aduce que Janning tenía un sirviente judío, que no condenó ni acusó, como si esto justificara algo. Volvemos al caso de Irene Hoffman, tratando de nuevo de probar que mantuvieron relaciones sexuales, como si esto pudiera ser considerado un delito, incluso aunque una ley lo establezca. Pero el propio Janning le plantea al abogado “¿es que vamos a empezar de nuevo?” queriendo decir que el abogado se comporta como un fiscal nazi que quiere demostrar que la mujer mantiene relaciones con un judío, como si eso probara algo.

_____________________________________________________________________

13. La conversación entre Janning y el abogado muestra el verdadero problema de Alemania entonces. El abogado odia a los americanos, quiere renunciar a su custodia, y comenta lo que es verdaderamente el imperio americano, Hiroshima, Nagasaki, etc. En el momento en que se produce la crisis de Berlín y la creación del muro de Berlín, un hecho histórico importantísimo. Los juicios ahora son incómodos. Al juez se le comenta la lucha por la supervivencia y la importancia que tiene Alemania en el tinglado de la Guerra Fría. Necesitamos el apoyo del pueblo alemán, y por eso, el juez debe pensar lo que hace.

_____________________________________________________________________

14. Declara Janning: Explica la época del nazismo. Hambre, corrupción, miedo a todo. Hitler vendió a los alemanes la idea del orgullo alemán frente a comunistas, judíos, gitanos, etc. Por qué participaron quienes no creían en ello, porque amaban a su patria. Las minorías no importan, son una fase, esperaban que la cosa no fuera tan radical. El nazismo dio muestras de gran poder. La persecución a las minorías eran un modo de vivir. Su abogado ha hecho revivir el espectro del nazismo, sugiriendo que todo lo que se hizo fue por el bien del país, por amor a la patria. La salvación de Alemania debe pasar por que los culpables admitan la responsabilidad de lo que han hecho. Reconoce que los campos de concentración eran conocidos. Los vecinos arrestados, las estaciones atestadas de presos, etc., eran conocidas por todos. “Nuestro abogado pretende que no sabíamos nada del exterminio de millones, nos justificaría diciendo que sólo conocíamos el exterminio de unos cientos ¿es que por ventura eso nos hace menos culpables?” Su declaración muestra cómo todos se involucraron en los crímenes, aprovechándose del poder, de las propiedades de los detenidos, cómplices de aquellos crímenes, activa o pasivamente.

El abogado defensor justifica la culpabilidad de Janning, aplicando la rsponsabilidad a quienes internacionalmente apoyaron el régimen: el pacto Molotov/Ribbentrop (1939); el Vaticano en 1933 firmó el concordato con Hitler; Churchill, dijo en The Times, 1938, “si Inglaterra tuviera que sufrir un desastre nacional, pediría a Dios que nos mandase un hombre del cerebro y el coraje de Adolf Hitler”. También fue ayudado Hitler por los industriales americanos que ayudaron a recuperar su arsenal militar. El mundo entero es tan responsable de Hitler como Alemania. “La culpa de Janning es la culpa del mundo”.

_____________________________________________________________________

15. Se plantea de nuevo el problema de la parte de Berlín occidental sitiado en la Alemania Oriental. EEUU envía a Berlín diariamente aviones para llevar provisiones a Berlín. Si Berlín se pierde, se pierde Alemania, si Alemania se pierde, se pierde Europa, dicen. ¿Se pierde para quién, y de qué? Esta es la cuestión. Se trata del temor de que Alemania caiga en el comunismo. Alemania debe dejar de sufrir las condenas correspondientes por el nazismo, para que apoyen a EEUU. La pregunta del fiscal es totalmente pertinente “¿de qué sirvió la guerra?” si ahora tenemos que contemporizar con los alemanes, contra los comunistas, cuando los comunistas fueron nuestros más fieles y sacrificados aliados durante la guerra. El nazismo siempre fue un aliado estratégico de los países democráticos capitalistas occidentales, solo que se les fue un poco de la mano, pero en España fueron muy eficaces, tanto el nazismo como el fascismo de Mussolini, a la URSS también la dejaron bastante maltrecha, en gran medida de “aquellos polvos vinieron estos lodos”.

_____________________________________________________________________

16. La responsabilidad de cuanto se ha tratado en este proceso debe ser situada en su exacta perspectiva, dice el Fiscal, independientemente de las condiciones históricas actuales y de los motivos geoestratégicos, esta es su propuesta frente al tribunal. Es un dilema de nuestro tiempo, dice. El fiscal alemán justifica su compromiso con el nazismo y dice que Alemania nazi era un baluarte contra el bolchevismo, un baluarte que todavía necesita Occidente, precisamente en la línea de la propuesta del fiscal, y en la línea del problema que está planteándose con la división de Berlín. El siguiente reo, dice que su concepto rector es que:

“el sentido personal de la justicia debe sacrificarse al orden legalmente establecido. Aceptar la ley tal como es sin detenerme a pensar si es justa o injusta. Como juez no podía hacer otra cosa”.

Vista conclusa para sentencia. Los jueces se reúnen y se discute la cuestión de la responsabilidad del juez ante la ley y la justicia. Uno de los jueces ayudantes discute si los reos son o no son responsables de crímenes contra la humanidad.  Sutilezas legales y especulaciones. En realidad el verdadero problema es nuevamente el asunto de si aplicar justicia será bueno o malo para los EEUU. Si no se aplica la justicia al caso, ocurrirá como cuando los jueces alemanes aplicaban la ley independientemente de que fuera justa o injusta. Ahora, un caso estratégico puede modificar el juicio y evitar un veredicto que haga justicia a los seis  millones de víctimas. Evidentemente no queda otro remedio, si es que el director de la película quiere quedar bien, que confirmar que al menos en el caso de los EEUU, la justicia está por encima de los intereses geoestratégicos, aunque luego se nos informa de que en seis años todos los acusados a cadena perpetua fueron puestos en libertad, con lo que la justicia se pone de nuevo en duda. Y esta es la cuestión. Los principios morales y legales a los que apela el juez son los compartidos por “todas las sociedades civilizadas”, piénsese que la ONU no está aun formulada en su modelo actual. Quien pide justicia es la civilización, pero los reos deben considerarse responsables de sus actos. El derecho penal en toda nación civilizada tiene un principio común que es el siguiente, cualquier persona que induce a otra a asesinar, cualquier persona que le provee medios para consumar el crimen, cualquier persona que es cómplice en un crimen, es culpable”.

“La historia y el destino de Janning iluminan la más rotunda verdad que hemos conseguido poner de relieve en este juicio.  Si él y los demás acusados hubieran sido seres perversos, y si los jefes que mandaban en el III Reich hubieran sido monstruos sádicos y maniacos, lo ocurrido no hubiera tenido mayor significación moral que un terremoto o cualquier otra catástrofe. Pero este juicio ha demostrado que durante una crisis nacional seres normales incluso hombres capaces y excepcionales pueden engañarse a sí mismos hasta cometer crímenes tan espantosos e ingentes que rebasen cuanto pueda imaginarse […] Reconozco que también en nuestro país hay quienes hablan de la protección de la patria, de supervivencia. Llega un momento en que todo país tiene que tomar una decisión, en el momento en que el enemigo se aferra a su garganta. Entonces parece que el único modo de sobrevivir es emplear los medios del enemigo, hay que sobrevivir por encima de todo, como sea, sin escrúpulos. En tal caso, yo me pregunto, sobrevivir como qué. Una nación no es una roca, tampoco es la prolongación de uno mismo. Es la causa que defiende. Es aquello que defiende cuando defender algo es lo más difícil. Ante los pueblos del mundo permítanme ustedes que proclame en nuestro fallo aquello que defendemos: Justicia, verdad y el respeto que merece el ser humano”.

Como se sabe, no hay película norteamericana sobre juicios en donde no traten de demostrar algo, de enseñar cómo ellos están siempre más allá de intereses partidistas, y cómo siempre acaba prevaleciendo la justicia. Desgraciadamente, cuanto más intentan mostrarlo en sus películas, más dudas se ciernen sobre su verdadera práctica.

_____________________________________________________________________

17. Los americanos no somos hoy muy populares en Nuremberg, le dice el joven al juez. La noble no contestará al teléfono, se siente traicionada, ella que junto con Alemania quiso ser el verdugo del comunismo en Europa.

El abogado defensor habla con el juez y le apuesta que en poco tiempo estarán libres los acusados. El juez le contesta que aunque sea lógico no es justo, y nada podrá hacerlo justo. Es la verdadera cuestión. La lógica no tiene nada que ver con la moral, ¿o sí?

En la visita de Janning, este le reconoce que su veredicto fue justo, “en nombre de cuanto hay digno en el mundo”. ¿Pero a qué coño se refiere con la dignidad del mundo?

_____________________________________________________________________

CUESTIONES

  • 1. Explica lo que era la justicia para ti, antes de ver esta película, y lo que en esta película te ha llamado más la atención con respecto a la justicia

  • 2. Cómo entiendes tú la función del juez. Debe el juez comportarse neutralmente con respecto a las leyes establecidas, o la justicia está más allá de las normas particulares de cada pueblo. Qué criterio puede determinar si una ley de un estado es justa o injusta.

  • 3. El caso de la esterilización muestra cómo los americanos la practicaban igual que los alemanes (6 y 8). Lee el texto del jurista americano sobre la esterilización y comenta lo que opinas acerca de él, y por qué (6). Crees que la imbecilidad justifica las leyes nazis.

  • 4. ¿Pueden justificar las atrocidades nazis las condiciones históricas del pueblo alemán?

  • 5. Crees que el pueblo alemán fue responsable de los actos de la época nazi, y por qué. Crees que cualquier otro pueblo podría llegar a las mismas atrocidades dadas determinadas circunstancias. Piensa en el caso de Israel actualmente, el país judío que actúa ahora con los palestinos, como antes los nazis actuaron con ellos (7).

  • 6. Cómo se plantea en la película la función de los americanos en la segunda guerra mundial, y posteriormente en la guerra fría y comenta tu opinión sobre el asunto (9).

  • 7. Crees que los argumentos que esgrime la señora Bertolt justifican su actitud, y su defensa de la inocencia de su marido (10).

  • 8. El caso del judío condenado a pena de muerte por mantener relaciones sexuales con una mujer no judía ¿crees que es razonable bajo cualquier punto de vista? (11).

  • 9. Lee los datos ofrecidos por el fiscal en el punto 11 sobre las matanzas de los nazis, observa de lo que somos capaces los hombres en períodos críticos. Qué te parece la especie humana.

  • 10. Qué dice Janning acerca del supuesto desconocimiento de las atrocidades por parte del pueblo alemán, realmente eran ignorantes o cómplices (14).

  • 11. Reflexiona sobre el concepto de responsabilidad de los actos que todos debemos tener, el concepto de libertad individual, y la cuestión de la manipulación de la conciencia. ¿Puede un hombre en sus cabales justificar sus actos como fruto del engaño a que otros le han inducido? (14, 16)

  • 12. Lee y comenta el texto del juez en el punto 16.


Pablo Huerga Melcón

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  10661  veces

2 Respuestas a “¿Vencedores o Vencidos?”

rocio dice:


nadie podria publicar las respuesta a esas cuestiones??????????????????????

Yo dice:


Donde puedo encontrar las soluciones??

Deja una Respuesta


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image


Filosofía. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.