Senderismo y naturaleza en Asturias

Educastur Blog

Ruta: Pico Nogales, pico del Oso y pico Fuentes

Publicado en General, Pajares y San Isidro — 22 Febrero 2007 @ 23:09

El pico Nogales constitute la cima más alta de la Serranía de Fuentes de Invierno, situada entre los puertos de San Isidro y Vegarada. Desde su cima se contempla una de las mejores vistas de la parte central de la Cordillera Cantábrica y, dada su altura de más de 2000 m, permite en su ascenso, observar las variaciones que se van produciendo en el clima y la vegetación. La ruta completa, que se puede desargar para GPS, tiene unos ascensos acumulados de más de 1200 m, lo que entraña una dificultad moderada, pero no apta para personas no acostumbradas a la montaña.

Perfil de la ruta

Distancia: 13 km Altura máxima: 2074 en el Nogales
Altura inicial: 1275 m (en el Fielato) Altura final: 1275 m
Subidas acumuladas: 1247 m Bajadas acumuladas: 1303 m
Estado del tiempo: Soleado Fecha: 10/VI/2006
Perfil de la ruta: hecho con programa Perfils Mapas topográficos: 1:25000 calibrados para Oziexplorer
GPS: Garmin eTrex

Comenzamos la ruta en el Fielato, situado en la vertiente asturiana del Puerto de San Isidro. Semanas antes habíamos intentado subir al Pico Nogales, pero la niebla nos obligó a dar la vuelta en el último collado, cerca ya de la cima. En esa ocasión la bajada, en medio de la niebla, se hizo con la ayuda inestimable del GPS. En este segundo intento el día era soleado y fresco, muy apropiado para la montaña.

La amplia pista que comienza entre las casas, al lado de una fuente con abundante agua, desciende un poco hasta cruzar el río Braña por un puente rudimentario. A partir de ahí el camino asciende continuamente, entre praderías y escobas en flor. A medida que subíamos, la vista a nuestra espalda se volvía cada vez más espectacular: por el valle serpentea la carretera cerca ya del puerto entre los contrafuertes del pico Torres, en la otra ladera, cuya cima se va abriendo a nuestra vista. Más allá la cordal llega hasta la Peña del Viento y la Rapaína. Al noreste destaca con majestuosa claridad la gran mole del Retriñon.

El camino, que se va convirtiendo en sendero, nos lleva hasta las cabañas bien cuidadas de Brañaredonda. Aquí cruzamos un pequeño arroyo y continuamos por la pradería hacia el collado Vidoso, que se divisa claramente enfrente. En este lugar nos desviamos a la izquierda hacia un pilón ganadero también muy rudimentario. Una vez cruzado el regato que sale del pilón cogemos el sendero más alto de los que circundan al Pico Fuentes. En esta zona llana, el denso y alto brezo casi oculta el sendero. (La primera vez que pasamos por aquí lo perdimos y nos costó reencontrarlo). El camino ahora desciende suavemente y, después de pasar un pequeño pedrero, llegamos a una hermosa pradería. Es el valle de Alba; un circo glaciar rodeado de montañas: a nuestro frente, como almenas de un castillo medieval Los Castillones, a nuestra derecha el Pico Nogales y a la izquierda el Pico Fuentes.

Una vez atravesado este idílico paraje, el camino, marcado con hitos, nos conduce hacia la derecha del valle, para ascender lentamente hasta la collada Arenal. Aquí el camino se divide en dos: uno a la derecha que baja suavemente hacia la majada de Repinos y el otro, que debemos seguir, y nos lleva hacia la collada de Nogales, claramente visible hacia el oeste. La subida a esta collada y el cresteo hasta la cima del Nogales la realizamos sin ninguna dificultad.

Una vez en la cima nos abrigados convenientemente para protegernos del viento fresco y comimos. El paisaje, espléndido: al noreste el Retriñón, al este el Puerto de San Isidro, el Pico Torres y a lo lejos, la Peña el Viento y la Rapaína; al oeste la Serranía de las Fuentes de Invierno que tiene como cima más alta el Nogales en el que nos encontramos. Justo al lado, por el oeste, el Jeje y más allá la Cabritera. La sierra continúa, hacia el oeste, hasta el Puerto de San Isidro, presentándonos a la vista sus cimas más conocidas: al otro lado de la collada del Nogales, el pico del Oso, más allá, los Castillones y a continuación el pico Fuentes. A lo lejos y en esa misma dirección observamos el Toneo que desciende sobre puerto y la estación de esquí de San Isidro. Hacia el sur el gran valle leonés del Puerto de Vegarada atravesado por una carretera en la zona leonesa y que no tiene continuidad en la asturiana.

Estábamos acabando de comer cuando llegaron dos montañeros que venían del pico Jeje y pretendían hacer parte de la cordal del Nogales. Como era pronto, las tardes de junio largas y no estábamos cansados, decidimos emular a estos aguerridos montañeros, con más experiencia que nosotros en esta zona.

Así pues, una vez recogido los bártulos, descendimos de nuevo hacia el collado Nogales y volvimos a subir al Pico Oso con poca dificultad. Allí, creo recordar, vimos una especie de trinchera de piedras, quizás de la Guerra Civil. Descendimos por el otro lado y vimos que “nuestros guías” subían a unos peñascos cuyo nombre no recuerdo, ni he encontrado en la cartografía consultada. Hacia allí encaminamos también nuestros pasos. La siguiente estación, nos dijeron, era el Pico Fuentes. Para subir había dos opciones: o se cresteaba por Los Castillones (cosa que nos pareció dificil) o bajábamos al valle que se divisaba a nuestra derecha para, después, ascender doscientos metros hasta la cumbre el Fuentes. Hicimos esto último. En la cumbre les volvimos a encontrar por última vez. Ellos decidieron bajar por la ladera norte del Fuentes. Les seguimos durante un trecho, pero nos pareció más fácil descender primero hasta la collada de la Loma del Ajo, en la vertiente este del Fuentes, y seguir después el descenso por un sendero de animales que se veía mas abajo.

La bajada por esta ladera fue dificultosa: el sendero pronto se perdió y continuamos campo a través entre canchales de piedra y el tapiz de brezo que cubría esa empinada ladera. Más abajo vimos un rebaño de rebecos que, rápidamente, huyeron. Finalmente llegamos a Brañaredonda, donde retomamos el camino principal para finalizar esta extraordinaria ruta en el Fielato sin más contratiempos.

Lorenzo Sánchez (Gijón)

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  8357  veces

RSS 2.0 | Enviar un comentario | Enlazar

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Envía tu comentario

(requerido)

(requerido)



*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image