Senderismo y naturaleza en Asturias

Educastur Blog

Peña Blanca (Sierra del Cuera)

Publicado en General, Sierras del Sueve y Cuera — 12 Octubre 2007 @ 7:29

Peña Blanca es una de las cumbres más representativas de la sierra del Cuera. Se encuentra en el extremo occidental de la sierra y se puede llegar a ella desde cuatro lugares diferentes. Una ascensión parte del pueblo del Mazuco, subiendo directamente a la Peña, cuya silueta domina la vista este del pueblo. Otra opción consiste en partir desde el alto del Mazuco, lugar donde un hito recuerda la batalla que allí tubo lugar durante la Guerra Civil. Seguir después por la pista que sale hacia el este, por la Llosa de Viango, y una vez en este paraje emprender la dura subida hasta la cima.
Por la vertiente cabraliega hay dos opciones que a partir del collado Tebrandi se unen. La primera parte del pueblo de Asiego por una amplia pista hormigonada parcialmente, por la que suben muchos vehículos. La otra, más montañera, parte del pueblo de Puertas y permite, además, observar el extraordinario espectáculo de los Picos de Europa a nuestra espalda. En lo que sigue describiremos una la primera y la última de los cuatro opciones.



 

Subida desde el Mazuco

Distancia: 7,2 km
Altura máxima: 1078 m (cerca de la cima)
Altura inicial: 341 m
Altura final:  360 m
Subidas acumuladas: 785 m
Bajadas acumuladas: 753 m

Perfil de la ruta


 Peña Blanca con nieveComenzamos la ruta en el pueblo de El Mazuco, al lado de la ermita situada a la entrada del pueblo, cuya campana esta hecha con la ojiva de un obús. Desde el mismo pueblo, e incluso desde que cruzamos el alto del Mazuco, se divisa al sur la gran mole calcárea de Peña Blanca, donde termina la sierra el Cuera por su lado occidental. Atravesamos el pueblo y continuamos por una amplia pista, que llanea bordeando el amplio “jou” donde desagua el arroyo del Pasador que forma una cascada audible desde el mismo pueblo. Después de caminar unos diez minutos, cogemos otro camino que sale a la derecha, llaneando por entre prados donde pastan placidamente las vacas. Se debe continuar llaneando un trecho más, y no coger los senderos de ascenso, que salen a la Peña Blanca (lapiaz)izquierda y que aparentemente suben hacia la montaña: no son más que caminos de animales que pronto se pierden. Esta zona está cubierta por tojos. Seguimos el sendero más marcado, que pronto sube llevándonos hasta una zona más abierta, con una finca cercada, que bordeamos. A partir de aquí, el sendero, siempre en ascenso, a veces se pierde y más tarde se retoma, de majada en majada, de pradería en pradería … En una de ellas el camino sigue entre dos fincas cercadas con paredes de piedra o murias. Así llegamos a una amplia majada, el Cueto Medas, a unos 650 m de altura, desde donde vemos otras más altas que debemos ir alcanzando hasta llegar al collado que da acceso al concejo de Cabrales. La cima está próxima, a la izquierda y señalada con una cruz. Bajamos un trecho por el sendero para coger otro a la izquierda, marcado con unos pocos hitos, que sube entre el lapiaz y los tojos hasta la cresta de la montaña. No hay más que retroceder por la crestería hasta alcanzar la cruz.A nuestros pies, por el lado norte, el valle de la Llosa de Viango y más allá se abre la costa llanisca, salpicada de pueblos y playas. Al este, el resto de la Sierra del Cuera, al oeste, en primer término, el Monte Cabez Ubena y al sur el valle de Cabrales y al fondo los Picos de Europa, destacando el gran corte que en ellos hace el río Cares.


Subida desde Puertas (Concejo de Cabrales)Distancia: 13 km
Altura máxima: 1181 m (en la cima)
Altura inicial: 333 m
Altura final: 334 m
Subidas acumuladas: 1181 m
Bajadas acumuladas: 1180 m Perfil de la ruta


Peña Blanca (cerca de la cima)En el cuidado pueblo cabraliego de Puertas comienza la ruta subiendo, en dirección norte, por una calle asfaltada del pueblo que continúa por una pista con tramos de tierra y otros de hormigón. Después de un kilómetro pasaremos al lado de dos casas recientemente arregladas y separadas unos cien metros en la zona conocida como Cerraos. Poco más arriba termina la pista en un pequeño bosque de robles, desde donde podemos parar para descansar y contemplar, hacia el sur, los imponentes picos de Europa, cortados en su mitad por el tajo del Cares. La vertiente norte de los dos macizos -el occidental y el central- aparece ante nuestros ojos en su máximo esplendor, si el tiempo lo permite, pues las nubes y nieblas abundan en esta región de Asturias. Ahora tenemos por delante un monte pelado, tapizado de helechos. Un sendero sale a la izquierda bordeando el montículo en continuo ascenso, que casi se pierde entre los helechos. Pasamos por encima del nacimiento del río Ricao, donde ha habido un pequeño desprendimiento que casi corta el sendero. Así subiendo, llegamos a la collada de Ricao que da al valle por donde corre el río Zóbilo. El sendero crestea en continuo ascenso, permitiéndonos contemplar los dos valles: el del Zóbilo a la izquierda y a la derecha el del Concejo de Cabrales, con los Picos de Europa al fondo.
Desemboca en una pista que viene desde Asiego, en el collado de Tebrandi. La pista, amplia y bien cuidada, la seguimos hasta el final, unos 800 m, en las brañas de Tebrandi. Allí hay aun cerca de madera para el ganado, que hemos de atravesar y coger el sendero que sube describiendo amplios zigzag para vencer la fuerte pendiente por la zona conocida como La Concha, hasta llegar a la braña de La Mata, donde una puerta de hierro nos impide el paso. Debemos cruzarla, teniendo la precaución de dejarla cerrada y, después de pasar entre las paredes que Desde la cima de Peña Blanca: Llosa de Viago y Sierra del Cueradelimitan dos prados, coger el sendero a la izquierda que sube hasta la collada donde encontraremos una cruz de hierro, visible poco antes de llegar a ella. Aquí comienza la amplia braña de Asiego a los pies de los montes gemelos Cabeza Ubena y pico Tiedu. Esta braña contiene algunas casas que aún utilizan los ganaderos, pero la mayoría está en ruinas. Hay también pequeñas cabañas-cuevas, donde se guardaba antiguamente la leche. Abunda en esta braña la ganadería bovina. Hemos de cruzarla, dirigiéndonos hacia el norte, hacia Peña Blanca que ya se recorta en el horizonte. El nombre de esta montaña le viene, por la blancura de su caliza que es especialmente clara. Una vez cruzada la braña, que tiene algunas zonas invadidas por los punzantes tojos y que los ganaderos queman, para evitar su avance, llegamos a la zona de roca: es un relieve cárstico clásico, con sus lapiaces, hundimientos o jous, etc.
 El sendero discurre entre las rocas, rodeando los jous, en una lenta aproximación a la base de la peña. Cuando tengamos enfrente la cruz de la cima, debemos dejarlo y tomar otro a la derecha, dirigiéndonos a la cresta de la montaña, buscando el sendero entre lo tojos primero y más tarde entre las afiladas rocas. Algunas marcas, pocas, nos ayudarán para elegir la mejor opción de subida. Desde la cresta se ve en primer término la Llosa Viango y al fondo el concejo de Llanes, con sus pueblos y playas. Para llegar a la cruz que marca la cima no hay más que crestear por la vertiente norte de la montaña.
Lorenzo Sánchez (Gijón)

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  10211  veces

RSS 2.0 | Enviar un comentario | Enlazar

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Envía tu comentario

(requerido)

(requerido)



*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image