Un relámpago efímero An ephemeral lightning

25 10 2011

Le llamaban SuperSic, era polémico, irreverente, ídolo de masas y para una parte importante de la juventud, un modelo a seguir. Marco Simoncelli a sus 24 años había alcanzado gloria y fama a bordo de su Honda, hasta que la muerte vestida de Gran Premio de MotoGP, se cruzó en su camino. Al verle he pensado en aquella frase mítica del mundo del rock, “vive deprisa, muere joven y haz un cadáver bonito”. Uno de sus compañeros, al hacer elogio de su figura, hablaba de su estética, de su modo de correr agresivo; en contraposición Dani Pedrosa ha hecho mención de que es un deporte peligroso. Y añado yo, que en esto, como en tantas otras cosas, no vale cualquier cosa para ganar. Simoncelli ha cerrado de un portazo un proyecto de vida y nos deja la incógnita de qué cosas ya no pasarán porque él no está. Quizás sea el símbolo perfecto, el nuevo mártir de una época donde las cosas tienen que ser para ayer, donde el esfuerzo no se valora si no se consigue barrer a los rivales, donde lo que prima es el triunfo fácil y el dinero rápido, donde la labor de muchos chicos y chicas que cada día con el trabajo y el estudio, construyen una vida repleta de nombres, queda oscurecida por un relámpago efímero y destructivo. ¡Que desperdicio!

He was called SuperSic. He was a controversial, irreverent idol of people and for a majority of the youthness, a model to be followed. At Marco Simoncelli had already reached the glory and fame riding his Honda until death came dressed up as the Great GPMoto Championship and crossed his way.

When I knew the fatal event it came to my mind the known mythic sentence in the world of rock music that goes ” Live as quickly as you can, die young and make a handsome corpse of yourself”. One of his partners made a compliment of him talking about his aesthetics, his thrustful way of running; on the other hand, Dani Pedrosa has mentioned the fact of its being such a risky sport. I can add that in this case, as in many others like it, not everything is valid to win.

Simoncelli has suddenly finished his project of life and he leaves us the question of what things will no longer happen because he is not here amongst us any more. Maybe he is the perfect symbol, the new martyr in a period of time when things must be done for yesterday; where the effort is not valid if one can not destroy one´s oponents; where what is really important is the easy success and the fast- made money; where the labour of a lot of boys and girls, who work and study hard everyday, is just a life full of names shadowed by a destructive ephemeral lightning. What a pity!

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  1147  veces


Acciones

Informaciones

8 Comentarios a “Un relámpago efímero An ephemeral lightning”

25 10 2011
El roble (14:46:20) :

Simoncelli era un piloto muy agresivo y arriesgado en la pista, un rival duro para nuestros pilotos, pero nadie se merece morir, es verdad que es un deporte arriesgado y el año pasado ya murió un piloto y este año a Simoncelli es una pena pero es imposible que en estos deportes no haya ninguna desgracia y, desgraciadamente, le tocó a él.

25 10 2011
LOBO (15:03:57) :

Yo creo le puede pasar a él como le pasa a cualquiera y más en deportes tan peligrosos como la fórmula uno o las motos en los que le prestas tu vida al destino. Además esto no solo pasa en el deporte también pasa en nuestra vida cotidiana, los accidentes de trafico que casi siempre acaban con victimas muertas. Aunque sinceramente no se como evitarlo ya que cada uno se toma su seguridad como le convenga.

25 10 2011
Emilia (15:05:37) :

Competir y ganar es importante.
Ser agresivo…. ¿a dónde lleva?
¿Es este el modelo de hombre del siglo XXI?
Era un gran chico, me causa mucha tristeza su perdida.

25 10 2011
Andreeea (15:07:29) :

Muy buenas tardes,
esta “noticia”,sobre el joven Simoncelli me ha parecido muy interesante,razonable y detallada.El chico,tras ver como actuaba sobre su moto,esa furia y ese valor que tenía cuando iba sobre ella,dice mucho de él;también es cierto que el mejor fue,es y será para todos,tras esta gran tragedia que nos dejó; él demostró todo de él,su esfuerzo diario,vamos lo que viene a ser un vivir por su trabajo y su afición.pero al menos lo recordaremos para siempre en nuestras mentes,sin dudarlo.
Siempre entre nosotros,pequeño.

25 10 2011
juan carlos villoria alvarez 3 b eso (15:51:28) :

Un relámpago efímero es un texto sobre cosas importante que no hay que vivir deprisa ni peligrosamente y que no hay que desperdiciar la vida.

27 10 2011
Laura Díaz 3ºB (19:08:23) :

Yo creo que en esta vida en general, las cosas deben hacerse paso a paso, no intentar conseguirlo todo por el camino más rápido y más fácil. El camino rápido no siempre garantiza el éxito duradero y muchas veces termina como en el caso de Simoncelli. La competitividad es buena hasta cierto punto, de forma moderada es buena y puede ayudarte a conseguir tus objetivos. Pero si la mezclas con excesiva agresividad el resultado será perjudicial para ti mismo y también para los demás. Es lamentable que una persona muera tan joven, aunque su muerte nos haga recapacitar sobre cual es el camino correcto para seguir en nuestras vidas.

2 11 2011
Carla (22:13:16) :

La pérdida de una persona joven siempre nos hace reflexionar sobre los peligros a los que nos enfrentamos en esta vida. No solo por practicar un deporte peligroso, también muchas veces hacemos cosas sin pensar, de forma irresponsable. Realmente no merece la pena arriesgar tu vida para conseguir una meta, puedes llegar a alcanzarla con mayor sacrificio pero evitando riesgos.

16 11 2011
Borja Maquinay Garía (17:47:50) :

Como dice el título fue un relámpago en las motos que lamentablemente duro poco. Fue un fiera montado en su moto pero vivir la vida es mejor que morir evidentemente. Él no pudo hacer nada para que no pasase eso, lo bueno es que murió haciendo lo que le gustaba.

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image