Limpieza voluntaria de basura y residuos de la ribera del río Aller

22 06 2019

Alumnado de 1º de ESO y un alumno de 3º de ESO del PMAR, la coordinadora del Proyecto de Aprendizaje Cooperativo, el Coordinador del Proyecto de Salud, profesor@s y pescadores.

 

Esta actividad se propuso como colofón a una serie de actividades relacionadas con el problema de los plásticos y el afianzamiento de las 3R a lo largo de todo el curso 2018-19, donde cooperaron los Proyectos de Salud, de Aprendizaje Cooperativo y de Biblioteca fundamentalmente.


Esta fue nuestra primera gran sorpresa: “UN COLCHÓN”.

La primera actividad, coordinada por el Proyecto de Salud, transcurrió en el mes de noviembre durante la Semana Europea de la Prevención de Residuos bajo la acción “ASTURIAS MÁS SOSTENIBLE Y MENOS INTOXICADA SIN PLÁSTICOS” que incluía un concurso de carteles titulado LOS RESIDUOS PLÁSTICOS TAMBIÉN SON TÓXICOS, un menú reciclado y sostenible, unos desayunos cardiosaludables y sostenibles, una recogida solidaria de ropa, juguetes, libros de texto, aparatos eléctricos y electrónicos, enseres y cachivaches, el tuneado de dos contenedores amarillos, la creación de un punto limpio en el hall (para papel, cartón, envases, plásticos, pilas, tóner y cartuchos de tinta, tapones, móviles y tablets, pequeños aparatos eléctricos y electrónicos, material de escritura…), la elaboración de juegos de reciclaje en tablets, un concurso de juegos de reciclaje en tablets y la proyección de vídeos sobre obsolescencia programada, entre otras.

Esta fue nuestra segunda  sorpresa: “LA DEFENSA DE UN COCHE”.

La segunda actividad, coordinada por el Equipo de Biblioteca, tuvo lugar durante la semana del 8 al 12 de abril, con el lema “EL PLÁSTICO QUE NOS COME(MOS)”. Aquí, el alumnado elaboró, reutilizando plásticos: instrumentos musicales, objetos varios de uso cotidianos y sellos para fabricar papel de regalo. También creó murales, presentaciones en PowerPoint e incluso el vídeo “Un día entre plásticos”. El último día, pusieron a prueba sus conocimientos con juegos realizados por ellos mismos sobre reciclado y el problema de los plásticos utilizando la aplicación Kahoot.

Nuestra tercera gran sorpresa: “UNA COCINA DE GAS”.

La tercera actividad consistió en la elaboración de spots publicitarios “Mejor sin plásticos”.

La cuarta actividad, coordinada por Dirección, fue en el mes de mayo y se correspondió con las XV JornadasCulturales del IES Valle de Aller ”Espacio Abierto”, donde las 3R y la ecología estuvieron muy presentes: películas sobre el cambio climático y la selección natural a través de la realidad virtual 360º 3D, taller de construcción de títeres de varillas reutilizando materiales, taller de malabares y manejo de bastón empleando el palo de una escoba, taller de aproximación al teatro de papel usando materiales en desuso,  taller sobre el bosque de ribera del río Aller,  “La Noche de Juanín” con escupefuego,  ponencia de J.M. Fernández Colinas, profesor de Química de la Universidad de Oviedo, sobre las posibilidades y los retos del hidrógeno como combustible…

También encontramos mucha chatarra y tambores de lavadoras.

 

La quinta y predecesora de la limpieza del río Aller, coordinada por el Grupo de Trabajo de Aprendizaje Cooperativo, con el título “Cooperamos para Reciclar”, consistió en la elaboración de un jardín vertical reutilizando material y plásticos.




 

 El 20 de junio nos propusimos retirar de forma altruista y voluntaria los residuos sólidos del río Aller en el paso de Marianes (en Moreda), acción programada por el Grupo de Trabajo Cooperativo del IES Valle de Aller en colaboración con el Proyecto de Salud del centro, La Asociación de Pescadores de “El Maravayu”, el Ayuntamiento de Aller y COGERSA.

 

Con esta última actividad de trabajo cooperativo se  pretendía conseguir varios objetivos:


  • Sensibilizar sobre la problemática de los residuos plásticos y contribuir a su prevención.
  • Crear conciencia de la contaminación local que generamos nosotros mismos.
  • Darse cuenta que la suciedad de los ríos acaba en el mar.
  • Sensibilizar sobre la importancia del agua dulce.
  • Sentir el río como algo próximo de nuestra propiedad.
  • Suscitar la participación voluntaria en acciones que promueven el bien común.
  • Retirar los residuos sólidos  que son un riesgo para el medio ambiente.


Los ríos son los vasos sanguíneos del mundo: ciertas culturas indígenas los consideran organismos vivos, la sangre que nutre la Tierra. Tengamos en cuenta que son una importante reserva de agua potable y alimentos para nosotros y para los demás seres vivos, que son el hábitat de innumerables formas de vida, que son y fueron importantes en la comunicación humana, en la agricultura, en la religión, en el aprovechamiento de su energía, en el ocio… Por eso nos gustó la idea de luchar contra el abandono de basura en el medio natural, la basuraleza, y de fomentar la conciencia social sobre este problema ambiental de ámbito mundial.

 

Nos dimos cuenta que, aunque a primera vista no resalte, la basura está ahí,

entre las piedras y la vegetación: chatarra, vidrio, toallitas, colillas, plásticos, 

latas, electrodomésticos, resultado de nuestras malas conductas y de las crecidas del río.


Durante la SEPR nos habían impresionado las fotos del río más sucio del mundo, el “Citarum” y comprendimos que la mayor parte de los residuos plásticos que se encuentra en los mares y océanos han sido transportados por vía fluvial, pues como cuenta la letra de una canción tradicional asturiana: “Dicen que na mar s’axunta l’agua de todos los ríos…”. Esta es la causa por la que los ríos fueron usados tanto en Asturias como en el resto de los lugares como medio para eliminar la basura producida localmente. Por eso, es muy importante que no abandonemos nuestros residuos en las calles, pues pueden acabar en los ríos, especialmente cuando hay grandes tormentas en las que el agua arrastra todo lo que encuentra a su paso.

Por otra parte hay un tema que no vemos a simple vista pero que está en todos los ríos de España: el de los microplásticos y las microfibras

 

COGERSA apoyó proporcionando bolsas, guantes, un contenedor y su posterior transporte y tratamiento de residuos.

 

Nuestra misión, esta vez, no era científica. No pretendíamos cuantificar ni obligar, el último día de clase, a que el alumnado usase papel y lápiz, sino mejorar nuestro entorno más próximo. De nada sirve el conocimiento en las aulas si luego como ciudadanos l@s alumn@s no comprenden el valor de mantener limpios los entornos naturales. Por eso, buscamos una actividad que impulsara a cambiar hábitos y fomentar el cuidado y el respeto de la naturaleza. En definitiva, de comprender la necesidad de trabajar juntos para frenar la basuraleza.

 

Nos impresionó mucho encontrar animales muertos

como esta hembra de “azulón” o ánade real.


Próximamente se subirá un artículo más completo de esta actividad elaborado por el Equipo de Aprendizaje Cooperativo.

Para ver más fotos de la actividad pincha AQUÍ.

Nuestro centro pertenece  a la Red de Escuelas por el Reciclaje que coordina COGERSA.

Links a nuestra actividad en los medios de comunicación:

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  153  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image