saltar a navegación

DB-HR RUIDO,RUIDO Y MÁS RUIDO

26 Abril 2009
Publicado por davidgr en: Material Didáctico, Proyectos de Edificación
2 comentarios

Queridos compañeros; el pasado viernes 24 de Abril, entró en vigor la nueva normativa frente al ruido en las edificaciones….

Esto va a suponer un cambio importante e interesante en la forma de percibir el desarrollo de proyectos, porque debemos de tener la previsión de conocer el problema del ruido, y como abatirlo.

 Como este es mi primer “post” y tengo información que pesa, os pongo mi correo personal por si alguien está interesado en este campo en concreto le puedo remitir en formato PDF tanto el Documento Básico (DB-HR), como una serie de aclaraciones en los modelos de cálculo simplificado.

De forma común, me gustaría dejar reflejado en el blog, la necesidad de cambio de cultura que necesitamos en este momento en el sector de la construcción. Los proyectos han de reflejar fielmente (gráficamente), los cuidados a tener para que la normativa del ruido sea efectiva, al igual que la supervisión en las obras (rozas para las instalaciones, conexiones de estructuras de forjados con huecos de ascensores, encuentros de suelos y paredes para evitar “flancos”, etc….) esto da para mucho más que los 11 euros/m2 de repercusión para la construcción de viviendas en Asturias.

Os animo a que podamos debatir en este foro, lo que pensemos empezando por este tema del ruido. Creo que es muy importante para los alumn@s.

Un fuerte abrazo para tod@s.

David González

 

Hoy en vigor la norma contra el ruido que tendrá un coste de 9,56 euros/m2

Archivado en:

Actualizado 24-04-2009 07:35 CET

Madrid.-  Desde hoy será de obligatoria aplicación la nueva normativa contra el ruido en los hogares, que triplica las exigencias de aislamiento acústico y tendrá un coste medio de 9,56 euros por metro cuadrado, lo que supone un incremento del precio de la vivienda de entre el 0,3 y el 0,6 por ciento.

ampliar foto

(EFE)

En la imagen, un edificio de viviendas. EFE/Archivo

De acuerdo con un estudio de la Asociación Española contra la Contaminación Acústica (AECOR) realizado para el Ministerio de Vivienda, el impacto económico de la nueva normativa depende, no obstante, de distintas variables como el tipo de vivienda o la zona geográfica en la que se encuentre.

Según el estudio -que ha contado con la colaboración de promotoras, constructoras, ingenierías acústicas y fabricantes de materiales, entre otros- el coste mínimo corresponde a la zona sur (Extremadura, Andalucía y Canarias), con un rango de entre 10,78 y 4,94 euros por metro cuadrado.

Le sigue la zona noroeste (Galicia y Asturias), donde el coste se sitúa entre 11,45 y 5,25 euros por metro cuadrado.

En las zonas norte (Cantabria, País Vasco, Navarra y La Rioja) y de Levante (Comunidad Valenciana y Murcia) el impacto económico oscila entre 12,12 y 5,56 euros por cada metro cuadrado, mientras que el coste máximo se registra en las zonas noreste (Cataluña, Aragón y Baleares) y centro (Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León) con una horquilla de entre 13,47 y 6,17 euros por metro cuadrado.

Según el tipo de vivienda, el menor incremento se registra en las unifamiliares (5,75 euros/m2 para pareados y 8,56 euros/m2 para adosados) y el mayor, en los pisos (10,07 euros/m2 para los de dos dormitorios, 11 euros/m2 para los de tres y 12,42 euros/m2 para los de uno).

La publicación ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del Documento Básico de Protección frente al Ruido supone la entrada en vigor plena a partir de mañana del Código Técnico de la Edificación (CTE).

El CTE entró en vigor en marzo de 2006, si bien el Gobierno decidió retrasar hasta abril de este año la aplicación de las medidas de protección frente al ruido al considerar que el mercado no estaba maduro para introducir estos cambios.

Las novedades fundamentales que introduce esta normativa son que el nivel de ruido no se medirá más en laboratorio, sino en la propia vivienda, y que las exigencias de insonorización frente al ruido exterior dependerán de la zona en la que se ubique la casa.

En términos generales, la norma aumenta de 42 a 50 decibelios el aislamiento efectivo de la pared que separa un piso de otro