Permisos sobre archivos y carpetas en Ubuntu

28 01 2008

En el anterior artículo de “Con el ordenador a cuestas” dedicado a la gestión de archivos y carpetas en Ubuntu mencionamos el tema de los permisos. No es estrictamente necesario que conozcas como funcionan para las tareas habituales que realizas con las aplicaciones instaladas en tu equipo (escribir, escuchar música, ver vídeos…) pero pudiera ocurrir que necesitaras modificar los permisos de un determinado archivo o carpeta para realizar cambios en tu sistema, instalar nuevas aplicaciones (si no utilizas los canales habituales de Ubuntu para hacerlo) o gestionar usuarios del sistema.

Ubuntu, sistema multiusuario como Windows XP

Ambos sistemas operativos son sistemas multiusuarios. Esto quiere decir que están pensados para ser utilizados por muchas personas, incluso trabajando simultáneamente, garantizando así la confidencialidad de la información y la estabilidad del sistema. Precisamente uno de los mecanismos más importantes para conseguir ambos objetivos es el referente a los niveles de acceso de los usuarios a la información del sistema.

Cada USUARIO está identificado en el sistema con un nombre y una contraseña. Los usuarios tienen siempre privilegios limitados y únicamente son propietarios y tienen todos los permisos necesarios sobre su carpeta personal.

Para simplificar la gestión del sistema se pueden crear GRUPOS DE USUARIOS, a fin de que sea más fácil la asignación de permisos y la posibilidad de compartir un determinado recurso. Los grupos de usuarios se identifican con un nombre. Un usuario puede pertenecer a más de un grupo y al menos pertenece al grupo que lleva su nombre.

Lo entenderás mejor si tienes en cuenta que cuando el administrador crea un usuario de nombre luis, se crea al mismo tiempo un grupo cuyo nombre también es luis y que tiene como único miembro al usuario luis.

Administración de usuarios

Existen dos formas diferenciadas de agregar nuevos usuarios (o suprimirlos y administrarlos): desde un entorno gráfico o en modo texto, a través de determinados comandos en una Consola o Terminal. Ambos son procedimientos relativamente sencillos pero si eres un usuario que proviene de entornos Windows seguramente el primer método será el más cercano a lo que ya conoces.

Vas, por tanto, a agregar un nuevo usuario con la interfaz gráfica de administración de usuarios que incluye Gnome. Para acceder a ella vete al menú Sistema - Administración - Usuarios y grupos.

Como en todas las tareas de administración y gestión del sistema tendrás que introducir tu contraseña de usuario root para así acceder a la ventana de gestión de usuarios:

ventana de gestión de usuarios

Esta ventana Opciones de los usuarios es muy intuitiva. Para agregar un nuevo usuario, simplemente haz clic sobre el botón Añadir usuario. En la nueva ventana emergente podrás incluir los datos necesarios para agregar un nuevo usuario en la pestaña Cuenta:

  • Nombre de usuario: nombre del usuario para acceder al sistema (preferentemente, escrito en minúsculas), por ejemplo maria.
  • Nombre real: pues, eso.
  • Información de contacto: si lo deseas…
  • Establecer la contraseña a mano: deberás teclear la contraseña que el usuario utilizará al identificarse y su confirmación (vuelve a teclearla en dicho campo de texto).

datos de cuenta de usuario

Nota: En Ubuntu siempre se ingresará con un usuario autentificado en el que será imprescindible escribir la contraseña de acceso del usuario en cuestión: razones de seguridad así lo aconsejan.

De la misma manera, puedes seleccionar aquellos privilegios que desees que tenga este usuario en cuestión del listado que se presenta en la pestaña Privilegios del usuario:

privilegios de un nuevo usuario

Por ejemplo, puedes desmarcar la opción Administrar el sistema (si no lo está ya), para que este nuevo usuario no pueda realizar ninguna tarea de administración (por ejemplo, muchas de las entradas presentes en el menú Sistema - Administración ni siquiera estarán presentes para este usuario, así como no podrá instalar o desinstalar programas en el sistema o realizar ninguna tarea de administración y gestión de usuarios).

Una vez terminados estos cambios (tras pulsar el botón Aceptar), puedes cerrar sesión o cambiar de usuario para poder ingresar en el sistema como el nuevo usuario. Recuerda que la creación de un nuevo usuario trae consigo la creación de una nueva carpeta en el directorio /home, con el nombre del usuario (en la práctica que has realizado habrá una carpeta nueva llamada maria, junto a tu carpeta personal, en el directorio /home. Esta será la carpeta en la que se almacenarán los documentos y configuraciones del nuevo usuario.

Permisos de acceso sobre ficheros o carpetas

Para garantizar la estabilidad y confidencialidad, el sistema establece sobre cada fichero o carpeta, tres tipos de permisos de acceso: lectura (r), escritura (w) y ejecución (x).

Por otra parte, cada archivo o carpeta pertenece a alguien, es decir, tiene un propietario que suele ser el que lo creó. El sistema establece permisos para el propietario, para uno de los grupos existentes y para el resto de usuarios que no son el propietario. Con un ejemplo lo verás más claro.

Observa la siguiente imagen. Hemos seleccionado un archivo presente en nuestro imagen, en concreto, una imagen de formato.png y hemos hecho clic con el botón derecho sobre ella y seleccionado la opción Propiedades. En la ventana emergente pulsa sobre la pestaña Permisos para comprobar a quién pertenece el archivo o qué tipo de permisos tiene configurados:

Propiedades de un archivo

El archivo de imagen jclic_logo.png pertenece a edisue (mi nombre de usuario en el sistema) y el grupo al que se le asignan los permisos es edisue. Compruebas en la imagen anterior que el propietario del archivo tiene permisos de lectura y escritura sobre él (podrá abrirlo y editarlo, por ejemplo, en un programa de diseño gráfico); en cambio, el grupo y el resto de usuarios del sistema sólo podrá acceder a él en modo lectura (el sistema no le permitirá su edición, por ejemplo).

Como edisue es el propietario del archivo, este usuario podrá cambiar el tipo de permisos de acceso al mismo para otros usuarios del grupo al que pertenece o para otros usuarios del sistema, simplemente seleccionando la opción deseada en el apartado Acceso, del grupo o de otros.

En cambio, observa la siguiente captura de pantalla. Hemos repetido el procedimiento para conocer las propiedades de un fichero pero seleccionando, esta vez, un archivo de la carpeta /bin, en concreto, el ejecutable bzip2.

permisos sobre un archivo binario

Fíjate que este fichero pertenece al usuario root, el administrador del sistema, y al grupo root. En este caso, yo no soy el propietario del archivo y, por tanto, no puedo cambiar los permisos del mismo (no es posible cambiar los permisos en Acceso, como compruebas al aparecer en gris y no estar activa la entrada).

Ahora que ya comprendes cómo están asignados los permisos, vamos a entender un poco más qué significan:

PERMISO DE LECTURA (representado por la letra r, de Read, en inglés)

Quien tiene este permiso sobre un archivo puede leerlo pero no modificarlo ni borrarlo. Si se trata de una carpeta podrás listar su contenido pero no podrás ver las características de los archivos o carpetas que contenga, como tampoco podrás borrarla o crear subcarpetas.

Por ejemplo, accede a la carpeta /bin, localiza el archivo ejecutable bzip2 e intenta borrarlo (simplemente con la tecla Supr de tu teclado). Un mensaje de error aparece en pantalla indicándote que no podrás hacerlo porque no tiene los privilegios necesarios para hacerlo:

error al abrir un archivo sin permiso

Crea una nueva carpeta en tu carpeta personal (botón derecho del ratón - crear una carpeta) y nómbrala prueba_permisos. Accede a sus propiedades (botón derecho del ratón sobre la carpeta y selecciona Propiedades). En la pestaña Permisos modifica el acceso a la carpeta para el propietario (tu usuario) escogiendo la opción Sólo listar archivos. Comprueba que ya no puedes crear una subcarpeta en ella, sólo podrías listar los archivos en ella contenidos:

permisos sobre una carpeta

Fíjate también en el nuevo icono que aparece en la carpeta: un pequeño candado para indicarte que no tienes todos los privilegios sobre esta carpeta:

icono de carpeta sin permisos

PERMISO DE ESCRITURA (representado por la letra w, de Writer, en inglés)

Quien tiene este permiso puede modificar e incluso borrar el archivo. Si se trata de una carpeta podrás eliminarla o crear nuevas subcarpetas dentro de ella.

Por ejemplo, modifica de nuevo los permisos sobre la carpeta prueba_permisos, seleccionando ahora la opción Crear y borrar archivos en tu usuario (propietario) y comprueba que puedes crear nuevas carpetas en ella y borrar los archivos que pueda contener.

PERMISO DE EJECUCIÓN (representado por la letra x - de eXecute, en inglés)

Si se trata de un fichero binario quién posea este permiso podrá ejecutarlo. Si se trata de una carpeta o directorio podrás entrar al mismo y explorar su contenido, acceder también a las características de los archivos o carpetas que contenga o ejecutar programas desde ese directorio.

Existen tres tipos de roles sobre los que se aplican estos permisos. Un archivo pertenece a un usuario o grupo:

  • Usuario: el propietario del archivo
  • Grupo: grupo al que pertenece el archivo
  • Otros: los demás usuarios

Por lo tanto, puedes definir distintos permisos para los archivos dependiendo de quién vaya a acceder a él. Por ejemplo, el usuario puede tener permisos de lectura y escritura; en cambio, los miembros del grupo exclusivamente permiso de lectura, y que el resto de usuarios ni siquiera sean capaces de leerlo.
Ya has visto que puedes cambiar los permisos de cualquier archivo del que seas propietario. Para ello, tienes que pulsar con el botón derecho del ratón sobre el archivo o carpeta que quieras y seleccionar la opción Propiedades en el menú contextual. En la pestaña permisos tienes casillas para dar o quitar cada uno de los permisos a cada uno de los roles. Alguna o todas estas líneas pueden aparecer en gris (como has visto en las dos capturas de pantalla anteriores) indicándote así que no tienes privilegios suficientes para cambiar los permisos correspondientes.

En resumen:

  • Aunque te parezca que esta manera de asignar niveles de acceso a los recursos te pueda parecer muy elemental, tras su sencillez esconde una extraordinaria potencia y eficacia sobre la que descansa toda la seguridad y estabilidad del sistema.
  • Para cambiar los permisos de un archivo o directorio es necesario que seas el usuario propietario del archivo, o root.
  • El modo más sencillo para cambiar los permisos de un archivo o directorio que te pertenezcan es el modo gráfico. Utiliza la opción del botón derecho del ratón sobre el archivo o directorio en cuestión, entrada Propiedades - pestaña Permisos.
  • Si necesitas cambiar los permisos de un archivo o directorio en el que el procedimiento anterior no pueda ser utilizado (las entradas correspondientes no están activas y se muestran en tono gris) tendrás que utilizar el programa chmod (Change MODe, cambiar modo) y deberás hacerlo desde la línea de comandos en una Consola o Terminal (ya te mostraremos cómo, en un posterior artículo dedicado a los comandos básicos en GNU/Linux).


Aplicaciones KDE en Ubuntu, ¡y en español!

27 01 2008

Si has seguido nuestros anteriores tutoriales de Ubuntu destinados a la instalación de aplicaciones en Ubuntu tendrás en tu equipo instaladas diversas aplicaciones propias de KDE.

Visita:

La compatibilidad existente entre Gnome y KDE es tal, que puedes instalar, sin problemas, aplicaciones de KDE en Ubuntu: no por preferir Gnome tenemos que renunciar a algunas de ellas (eso sí, te recomendamos encarecidamente que hagas estas instalaciones desde el gestor de paquetes Synaptic, porque realizará la instalación de todas las dependencias necesarias para que el programa se ejecute correctamente).

A través de Synaptic puedes instalar:

  • AMAROK, el reproductor de audio preferido por los usuarios de GNU/Linux.
  • KSNAPHOT, capturador de pantalla, necesario para realizar la mayor parte de las capturas de pantalla presentes en los tutoriales que encontrarás en este Blog.
  • K3B, sin duda, el mejor programa de grabación de CDs y DVDs en las distribuciones GNU/Linux.

Ahora bien, los programas anteriores estarán originalmente en inglés. Para conseguir que las aplicaciones KDE que instales en Ubuntu se muestren en español tendrás que instalar un paquete adicional: kde-i18n-es.

Simplemente inicia el gestor de paquetes Synaptic (tendrás que teclear tu contraseña de root para ejecutarlo). Haz clic en el botón Buscar y añade el nombre del paquete. Cuando lo localices márcalo para instalar y aplica los cambios. Espera a que Synaptic descargue los paquetes y realice la instalación.

Cuando ejecutes de nuevo Amarok o K3B ya se encontrarán completamente traducidos al español.

Amarok en español



Ficheros y directorios en Ubuntu

26 01 2008

Gestión de archivos - GNU/Linux vs. Windows

Una de las primeras dificultades con las que se encuentran los usuarios novatos de Linux (por su gran diferencia con los sistemas operativos Windows) es la navegación por el sistema de archivos o ficheros en Linux. ¿Dónde está la Unidad C, el lector de CD-Rom D, la grabadora de DVD? ¿Dónde están los programas, mis archivos personales, las fuentes del sistema?, ¿No existe MI PC?

Un sistema operativo inspirado en Unix

Linux es un sistema operativo de código abierto que hereda y comparte, en gran medida, muchos de los conceptos de los sistemas UNIX. Cuando Linus Torvals se propuso crear un sistema operativo para cubrir sus propias necesidades, tomó como base MINIX, que es una versión libre y reducida de UNIX. Por tanto, muchas de las convenciones de diseño que hay detrás de Unix también están en Linux, y son fundamentales para entender los aspectos básicos del sistema.

El sistema operativo Unix está orientado básicamente a la interfaz de línea de órdenes, y esa filosofía ha llegado hasta Linux. Por tanto, la interfaz gráfica de usuario con sus ventanas, iconos y menús se crea sobre una interfaz básica de línea de órdenes. Esto significa que el sistema de archivos de Linux está estructurado de forma que se pueda trabajar con él de forma cómoda desde la línea de órdenes, desde una consola o terminal, por ejemplo.

En los sistemas Windows cada dispositivo (incluyendo las particiones) tiene asignada una letra. De este modo la primera partición del disco duro es C:, la disquetera es A:, etc. Esto hace que cada vez que quieres acceder a un dispositivo distinto tengas que volver a “Mi PC”, adivinar qué letra ha puesto el sistema a tu dispositivo (porque ya te has acostumbrado a ello, pero piensa… ¿existe algo menos descriptivo que una letra?). En los últimos años asistimos a un desarrollo de dispositivos que complica aún más esta circunstancia: discos duros externos, memorias flash USB portátiles, etc. Si utilizas varios de estos dispositivos al mismo tiempo, el lío que tienes en tu equipo con todas las letras que Windows les asigna es aún mayor. Si cambias de equipo, tendrás que volver a comprobar qué letra ha asignado el nuevo ordenador a tu dispositivo y así sucesivamente.

En cambio, Linux utiliza una organización de información mucho más adecuada y coherente. En GNU/Linux todo son ficheros, es decir, cualquier elemento presente en el sistema es tratado como un fichero, y cuando escribimos todo es todo: desde los archivos de datos, hasta particiones de los discos pasando por el ratón, el microprocesador, el disco duro, la memoria o la tarjeta de sonido, incluso los directorios también son archivos. Para GNU/Linux todo, incluido el hardware, son ficheros de texto en los que se puede leer y/o escribir información.

Una estructura jerárquica de ficheros

Estos ficheros están organizados en lo que se conoce como un SISTEMA DE FICHEROS en una única estructura jerárquica.

Compruébalo: Vete al menú de Ubuntu Lugares y haz clic sobre la entrada Equipo:

menu Lugares - Equipo

En la nueva ventana que aparece en pantalla observa el panel lateral que muestra los diferentes lugares de tu equipo: justo en la parte superior de este panel lateral localizarás un pequeño botón que te permitirá cambiar entre la barra de botones y de texto (el primero, te muestra botones para indicarte el directorio concreto que tienes seleccionado; el segundo, la ruta de texto -similar a sistemas windows).

ruta de archivos

Haz clic en Sistema de archivos del panel lateral y pulsa sobre este botón para cambiar al modo de texto de la ruta de archivos. Ahora Nautilus te muestra el árbol completo de directorios. En la barra de título de la ventana verás el símbolo / indicando que estás en la raíz del árbol.
En GNU/Linux ésta es la única raíz, de la que cuelga todo. A partir de ella, la estructura se va descomponiendo en subdirectorios (un directorio o subdirectorio es equivalente a lo que en sistemas Windows se llama carpeta, para que lo entiendas).

directorios presentes en el directorio ra�z

No existen, por tanto, letras de unidad para diferentes dispositivos como ocurre en sistemas Windows, todo (disquete, memoria USB, CD-Rom, etc.) cuelga de aquí, de esta única raíz.

Por ejemplo /home/maria/imágenes/clic30_logo.png

muestra la ruta completa del fichero de imagen clic30_logo.png, que se encuentra en el directorio imágenes, que está en el subdirectorio maria del directorio home, que a su vez está en el directorio raíz.

Esta estructura de directorios no difiere demasiado de lo que ya conoces en Windows. Por ejemplo C:\Mis Documentos\Mis imágenes\foto.jpg indica la ruta del fichero foto.jpg que se encuentra en la carpeta Mis imágenes que se localiza dentro de Mis Documentos que esta en la raíz de la unidad C. Si a ello le añades que Windows XP es un sistema multiusuario y que para localizar la carpeta de cada usuario, tienes que acudir a MI PC - C - Documents and Settings - carpeta personal de tu usuario - Mis Documentos… ¿acaso no te parece ahora que Linux es aún más sencillo de entender?

En GNU/Linux no encontrarás Unidades de disco

En Linux no existe la unidad C, D o E:. Los discos se nombran de diferente manera a como se realiza en Windows. Se utiliza una terminología mucho más lógica. Por ejemplo: Los discos duros comienzan con la letra hd (sd si nuestro disco es SATA) seguido de una letra y un numero. La letra indica el número del disco duro y el dígito nos indica el número de la partición. Así tenemos hda1 = primera partición del primer disco duro o hdb3 = tercera partición del segundo disco duro.

Por ejemplo:

  • El primer disco duro es /dev/hda
  • El segundo disco duro es /dev/hdb
  • Si el disco tiene varias particiones: las particiones del primer disco duro (/dev/hda) serán /dev/hda1, /dev/hda2…

Estas últimas son equivalentes a lo que en Windows se llama C:, D:…

GNU/Linux utiliza un diferente separador de directorios

Ya te hemos indicado otra diferencia sutil pero importante a la hora de establecer la ruta de un determinado archivo: el separador de directorios. En los sistemas Windows se utiliza la barra invertida \ (backslash) para separar directorios, mientras que en Linux se utiliza la barra simple / (slash). Por ejemplo, una dirección de Windows podría ser

C:\windows\system

Mientras que una de Linux sería algo del estilo de

/usr/bin

No es que Linux vaya contra el estándar, sino que utiliza el mismo separador de Unix, que se lleva usando desde muchos años antes de que apareciera Windows.

Los nombres de ficheros y directorios son sensibles a mayúsculas

Para complicar un poco más las cosas, al contrario que en Windows, los archivos y directorios de GNU/Linux son sensibles a mayúsculas. Esto quiere decir que los directorios documentos, DOCUMENTOS o DocuMentos tienen nombres distintos y pueden colgar ambos del mismo directorio. ¡Deberás, pues, estar muy atento a cómo nombras los ficheros y directorios para que el sistema no se confunda!

Además, no existe, como en Windows, un formato estándar para sus nombres. Puedes poner todos los caracteres que quieras a la hora de nombrarlos y no necesitan de una extensión, ya que el tipo de archivo está especificado en sus propiedades.

Muchos directorios de Linux son enlaces a otros

El sistema de archivos de Linux permite crear enlaces entre los ficheros, que como su propio nombre indican, lo que hacen es “señalar” a otros archivos.

Estos archivos especiales llamados enlaces se pueden clasificar en dos tipos:

  • ENLACES SIMBÓLICOS. La forma más sencilla de comprenderlos es comparándolos con los accesos directos de Windows. Están vinculados con un archivo, contienen el camino que conduce hacia él, son ficheros que apuntan a otro fichero o directorio. Si este archivo desaparece del sistema, el enlace simbólico seguirá existiendo, pero la ruta que tiene fijada no llevará a ninguna parte.
  • ENLACES DUROS. Igual que los anteriores, están vinculados a otro archivo. Pero, en este caso, para el sistema operativo se trata, a todos los efectos, del mismo archivo. Este tipo de enlace no consume más espacio adicional que el que pueda representar el nuevo nombre que le damos a los datos y sólo es válido para archivos que están en el mismo sistema de ficheros. En este caso, es imposible eliminar un archivo mientras exista algún enlace duro vinculado a él.

Entendiendo la estructura del disco

Tras instalar Ubuntu y abrir Nautilus, observarás que existen muchas carpetas diferentes. Esto no sería ningún problema para un usuario novato si la estructura de directorios de este Sistema Operativo fuera igual a la de Windows, pero no es así. Intentaremos explicarte, aunque no con demasiado detalle, aquellas carpetas con las que vas a toparte más a menudo, las carpetas que, en principio, van a resultar más importantes para ti. Te recomendamos encarecidamente que no modifiques su contenido a menos que estés completamente seguro de lo que haces y de que dispongas de instrucciones muy precisas, ya que podrías llegar a hacer que el sistema no funcionara bien e incluso que ni arrancara.

Tu carpeta personal: el directorio /home

Haz clic encima del icono Carpeta personal situado en la parte superior de la ventana. Al hacerlo Nautilus te muestra el contenido de tu carpeta personal (puedes comparar este directorio con la archiconocida carpeta Mis Documentos de Windows). Ubuntu te permite acceder a este mismo lugar desde el menú Lugares, entrada Personal o desde el acceso que puedes localizar en el Escritorio. Se encuentra perfectamente organizada en subdirectorios que te permitirán guardar tus archivos: Documentos, Imágenes, Música, etc. Además, algunos programas generan aquí sus propias carpetas para gestionar la información personal que trabajes con ellos. Por ejemplo, observa en la siguiente captura de pantalla el directorio PicasaDocuments, creado por el programa Picasa.

directorios de tu carpeta personal

Cada usuario de tu ordenador posee su propia carpeta personal y él es el único que dispone de permisos para copiar y borrar archivos en ella (con excepción, naturalmente, del usuario root, es decir, del administrador del sistema, que puede acceder a todos los archivos y carpetas del equipo). Hay, por tanto, una carpeta personal por cada usuario que usa la máquina y esta carpeta lleva el mismo nombre que el usuario. En mi caso, mi usuario es edisue, así que mi carpeta personal es /home/edisue.

Observa la carpeta Escritorio, que se encuentra en su interior: precisamente aquí está el contenido del Escritorio de Ubuntu con los iconos presentes en él.

Puedes crear nuevas carpetas en tu carpeta personal para gestionar la información del mismo modo que lo haces en Windows: pulsa con el botón derecho del ratón sobre un punto libre de la ventana y en el menú contextual emergente haz clic sobre la entrada Crear una carpeta. A continuación teclea el nombre que desees para ella.

El administrador de dispositivos: el directorio /media

Este es otro de los directorios esenciales del sistema que tienes que conocer más ampliamente. Aquí se encuentran todas las unidades físicas que tenemos montadas: discos duros, unidades de CD y DVD, memorias flash… Antes de poder acceder a los archivos de un CD o DVD, de un disco duro externo o de una memoria USB hay que “montar” la unidad dentro de esta carpeta.

directorio /media

Pero… ¿qué es esto de montar?. Montar es coger un directorio vacío y decirle a Ubuntu que ponga ahí todos los archivos que haya en el CD Rom, DVD, lápiz USB… Ubuntu, por defecto, crea directorios vacíos en /media y va montando ahí cualquier dispositivo que encuentre para que puedas acceder a sus archivos:

Dentro de los directorios cdrom está el contenido de mi CD. Dentro de Datos está el contenido de la partición FAT32 Datos de mi disco duro, partición que utilizo para guardar archivos personales y poder utilizarlos tanto en Windows XP o en Ubuntu, en WindowsWP se encuentra todo el contenido de la partición NTFS en la que tengo instalado Windows XP.

contenido de una memoria flash USB

¿Qué sucede cuando conectas un nuevo dispositivo como un disco duro externo, una llave USB o una cámara digital a Ubuntu?. Aparece automaicamente un icono nuevo en el Escritorio y una entrada nueva en el árbol de directorios para que tengas acceso a su contenido. Ahora bien, lo que realmente ha hecho Ubuntu es crear directorios específicos en /media y ha montado ahí todo lo que hay en su interior. Por ejemplo, observa que, en mi caso, ha montado un directorio LACIE que se corresponde con un disco duro externo USB de dicha marca o un directorio DISK que corresponde a una memoria flash.

dispositivos en /media

Al igual que los dispositivos se montan, se pueden desmontar. Tal vez necesites hacerlo porque quieres cambiarlo de directorio o porque vas a desenchufarlo (en el caso de los USB). Es conveniente desmontar los dispositivos antes de desconectarlos, si no pueden quedar ficheros corruptos. Esta acción equivale a lo que en Windows XP es “Retirar hardware con seguridad”. Para desmontar un dispositivo haz clic derecho sobre el acceso al mismo que encontrarás en el Escritorio o bien en una ventana de Nautilus y haz clic en Desmontar el volumen. Utiliza este procedimiento siempre para desconectar tus dispositivos USB.
Y si no está este acceso en el Escritorio o no encuentras el de Nautilus, pues no te apures, encontrarás todos los dispositivos en el menú Lugares en la entrada Equipo.

dispositivos montados en Equipo

Las carpetas más importantes de GNU/Linux

/ (directorio raíz). Ya sabes que / es el directorio raíz y que de aquí cuelgan todos los directorios del sistema. Observa que en este directorio raíz no podrás crear ninguna carpeta nueva, no tienes permisos para hacerlo (ya te hablaremos de los permisos de archivos y carpetas en un posterior artículo).

Dentro de este directorio raíz encontrarás varios subdirectorios importantes, te indicamos algunos de ellos:

/bin. Contiene los archivos binarios esenciales para el sistema, que deben estar disponibles para todos los usuarios, es decir, que pueden ser utilizados tanto por los usuarios como por el administrador del sistema o root. Aquí se localizan los programas que pueden lanzar todos los usuarios del sistema. No suele incluir carpetas.

directorio /bin

/boot. Este directorio contiene todo lo necesario para que Linux pueda arrancar. Contiene todos lo que se utiliza antes de que se ejecute el kernel, además de a éste o a los distintos kernels que tengamos, aunque éstos también pueden encontrarse en el directorio raíz /. Aquí encontrarás la carpeta grub (gestor de arranque de Ubuntu).

directorio /boot

/dev. Este es el directorio de los dispositivos físicos de nuestra máquina (todo nuestro hardware). Contiene un archivo por cada dispositivo que el Kernel de Linux es capaz de soportar. Recuerda de GNU/Linux trata todos los dispositivos como si fueran archivos, incluso el hardware. Así, la disquetera es el fichero /dev/fd0; el disco duro, si está conectado como maestro al IDE primaria, será hda, y si fuera el esclavo del secundario, sería hdd; la tarjeta de red, eth0, etc.

/etc. Contiene todos los archivos de configuración locales, es decir, del ordenador donde se está ejecutando el sistema. Es uno de los directorios esenciales de Linux, necesario para la inicialización del sistema e imprescindible a la hora de realizar copias de seguridad. Algunos de los ficheros que se guardan en él son los siguientes:

  • Passwd. Contiene todos los usuarios del sistema y sus contraseñas.
  • Inittab, configuración de init, programa esencial del sistema
  • Bashrc, archivo de configuración del shell

También tiene subdirectorios para los programas que necesitan una gran cantidad de archivos de configuración propios, como la carpeta X11 donde se ubican los ficheros del sistema X Window.

/lib. Contiene aquellas imágenes de las librerías compartidas que se necesitan para arrancar el sistema y ejecutar los comandos y módulos esenciales del sistema. Contiene por tanto, las bibliotecas necesarias para que se ejecuten los programas que tenemos en /bin y /sbin.

/mnt. Contiene los puntos de montaje de los sistemas de archivos temporales. Hoy en día este directorio está en desuso y se conserva por razones históricas.

/opt. Aquí se localizan archivos de aplicaciones y paquetes de tamaño considerable no necesarios para el sistema. Puedes utilizarlo para instalar aplicaciones que no vienen en los repositorios, por ejemplo, o aquellas que compilamos manualmente.

/proc. Sistema de archivos virtual donde se almacena y obtiene la información sobre la memoria, los procesos y el kernel. No deberíamos modificar el contenido de este directorio.

/root. Tradicionalmente el directorio donde se almacenan los datos de la cuenta del usuario root.

/sbin. Junto con los archivos almacenados en /bin, este directorio contiene los binarios esenciales para arrancar el sistema. Cualquier cosa que se ejecuta después de que el directorio /usr se ha montado correctamente, debería estar en /usr/sbin. Aquí encontrarás los programas que sólo puede lanzar el superusuario. Los programas que se localizan en este directorio pueden ser invocados directamente poniendo su nombre en una consola o Terminal, si te autentificas como administrador o root.

/tmp. Archivos temporales del sistema. El contenido de este directorio suele ser borrado en cada arranque o a intervalos relativamente frecuentes. Por tanto, la información almacenada aquí no permanecerá demasiado tiempo en el disco.

/usr. En este directorio se encuentra, después del raíz /, la mayor sección del sistema de archivos. Es el directorio principal de almacenamiento de las aplicaciones. Aquí se encuentra la gran mayoría de los archivos existentes en un sistema Linux: los ejecutables de programas de uso general para todos los usuarios, la documentación, casi la totalidad de los comandos de usuario, juegos, librerías. Los archivos que se guardan en él no deben hacer falta para arrancar el sistema, ni para su mantenimiento. Normalmente se encuentra en una partición diferente al resto del sistema. Dado su tamaño, dispone de su propia estructura jerárquica de archivos.

directorio /usr

Estos son algunos de sus directorios más importantes:

  • /usr/bin. Aquí se encuentran todos los ejecutables de los programas que no son necesarios en la administración y mantenimiento del sistema, es decir, la mayoría de los programas de uso general. Si has realizado la instalación de alguna aplicación y, por algún motivo, no se ha creado una entrada en el menú Aplicaciones siempre podrás localizarlo en este directorio y utilizar la ruta al mismo para crear una nueva entrada en el menú manualmente. Ya practicarás esta opción en un artículo posterior de “Con el ordenador a cuestas” dedicado a la gestión del menú Aplicaciones.
  • /usr/games. Aquí se encuentran todos los ejecutables de los juegos instalados en el menú Aplicaciones, Juegos.
  • /usr/include. Aquí es donde se encuentran todos los archivos de uso general para su inclusión en la compilación de programas en los lenguajes C y C++. Son ficheros con extensión .h muy utilizados por los programadores.
  • /usr/lib. Contiene librerías necesarias para nuestros programas y paquetes.
  • /usr/local. Este directorio es utilizado por el administrador del sistema cuando instala software mediante compilaciones, en vez de instalar con el gestor de paquetes del sistema Synaptic. Aquí es donde deberías copiar los archivos de estas aplicaciones que instales.
  • /usr/sbin. Este directorio contiene las librerías necesarias para los binarios uitlizados exclusivamente por el administrador del sistema, que no pertenezcan a la categoría de esenciales. Contiene los programas de administración del sistema.
  • /usr/share. Información independiente de Arquitectura, como puede ser la documentación de programas y los populares HOW-TO (documentos prácticas sobr uso y configuración).
  • /usr/src. Aquí se almacenan las fuentes de Kernel, para su posterior compilación, es decir, los códigos fuentes de nuestros programas.
  • /usr/X11R6. Contiene binarios y librerías para que funcione la interfaz gráfico (X Window) de Linux. X Window no es más que el sistema de ventanas.

/var. Contiene archivos con información variable, archivos que se modifican durante el uso normal del sistema pero que deben quedar tal y como estaban al volver a arrancar Linux. Dependiendo de las aplicaciones instaladas, nos encontraremos con distintas subcarpetas.

directorio /var

Directorios típicos que cuelgan de /var son los referentes al correo del sistema, cola de impresión, información de bases de datos, los logs del sistema (/var/log) y páginas Web. Atención, ten cuidado este directorio no es como el tmp de Windows, no deberás borrar ni modificar el contenido de este directorio.

Listado de archivos conocidos

Te mostramos una pequeña lista de ciertos archivos que, por algún motivo u otro, debes conocer pues son archivos esenciales a la hora de realizar algunos cambios en el sistema para instalar aplicaciones, configurar el entorno gráfico, controlar usuarios o configurar el arranque del sistema.

/etc/apt/sources.list
Este archivo configura la lista de repositorios, es decir, los lugares concretos a los que Ubuntu acudirá a la hora de Añadir aplicaciones. Puedes modificar este archivo añadiendo nuevos repositorios para conseguir nuevas aplicaciones o paquetes de aplicaciones no soportadas oficialmente por Ubuntu.

/etc/X11/xorg.conf
Este archivo define y configura el entorno gráfico a cargar (pantalla, ratón, tarjeta gráfica, teclado).

/etc/fstab
Este archivo configura el acceso a los diferentes sistemas de archivos que hay en nuestro sistema. Contiene información sobre los dispositivos que se montarán automáticamente durante el arranque del sistema.

/etc/passwd
Este archivo controla el uso de usuarios, en contraseñas, con permisos y grupos que pertenecen a cada usuario, archivo muy importante si uno quiere tener un usuario root más que el ya conocido root.

/etc/readahead/boot y /etc/readahead/desktop
Estos archivos contienen la lista de rutas de todos los archivos que se van a cargar en la memoria caché durante el Inicio del sistema.

/etc/network/interfaces
Este archivo contiene los datos de configuración de la red.

/boot/grub/menu.lst
Este archivo contiene la configuración de GRUB (gestor de arranque).

Es cierto que esta información resulta un tanto “aburrida”, pero, aunque Ubuntu es quizá la distribución GNU/Linux más amigable con usuarios noveles (hasta ahora todas las tareas que hemos realizado se han hecho desde su entorno gráfico, no hemos ni necesitado ni utilizado la consola o Terminal, no hemos escrito mandatos de texto u órdenes de comandos) y la más “similar” a lo que ya conoces en Windows, es necesario que conozcas las entrañas de Ubuntu, cómo gestiona los archivos, ficheros y directorios, cómo establece permisos a diferentes archivos, usuarios y grupos, o cómo es posible acceder a diferentes acciones del sistema a través de la cónsola o Terminal para convertirte en un usuario más experimentado y así solventar las posibles dificultades que puedan ir surgiendo en tu día a día con Ubuntu.

Descarga o imprime el archivo con esta información:
Tutorial 8: sistema de ficheros. Formato PDF.


Reproduce archivos midi con Aimp2

21 01 2008

Instala Aimp2 en tu equipo, tal y como te hemos indicado en un artículo anterior, este excelente reproductor de audio no puede faltar en tu lista de programas favoritos. Si, además, le añadimos que permite su personalización estética a través de skins (pieles) como el popular WinAmp (si WinAmp es bueno, Aimp2 es aún mejor, con más funcionalidades, gran variedad de opciones y con reconocimiento de las teclas de reproducción de tu teclado multimedia) y que es posible ampliar sus posibilidades de detección de formatos de archivos mediante plugins, estoy segura de que ya no necesitarás probar ningún otro reproductor de sonido.

Para demostrarte las posibilidades que los plugins de Aimp2 ofrece, te mostramos en este artículo qué pasos tienes que realizar para que Aimp2 sea capaz de reproducir archivos midi, formato no detectado por Aimp2 tras una instalación básica del programa.

Presuponemos que tienes Aimp2 instalado en tu ordenador. Si no es así, su instalación es muy simple. Conéctate a su Web oficial http://www.aimp.ru y en su página principal descarga la última versión (Aimp2, versión 2.09, del 30 de Diciembre de 2007) haciendo clic sobre el botón Download free. Selecciona uno de los mirror presentes en la nueva página de Descargas y guarda el archivo comprimido en tu equipo. Descomprime el archivo y ejecuta el archivo de instalación. El asistente, muy sencillo, te permitirá instalar la aplicación sin problemas, fácil y rápidamente.

Para conseguir que Aimp2 reproduzca también archivos midi tendrás que añadir un plugin independiente a Aimp2 que le permita reconocer este formato. Sigue nuestras indicaciones y escucha también midis con Aimp2: no necesitarás ningún otro programa instalado en tu equipo para hacerlo.

Paso 1. Descarga el plugin

Conéctate a la página Web oficial de Aimp 2 y pulsa sobre el botón Download situado en la botonera superior de la página, para acceder a la página de Descargas de la aplicación.

descargas

Observa uno de sus apartados: plugins, haz clic sobre este enlace. En la página dedicada a los plugins localiza el denominado:

IMPUT MIDI (WITH SF)

y descarga y guarda en tu equipo el archivo comprimido rar que contiene el plugin. Para hacerlo pulsa sobre el botón Download file.

Paso 2. Instala el plugin

Instalar el plugin descargado es sencillo:

  1. Descomprime el archivo rar: bass_midi.rar. Personalmente utilizo 7-zip, un programa libre de compresión y descompresión de archivos, que reconoce perfectamente este formato y que me permite utilizar el menú contextual del ratón, algo muy cómodo y práctico: botón derecho del ratón sobre el archivo y extraer el contenido a una carpeta con el mismo nombre y en la misma ubicación del archivo rar original.
  2. Ahora tendrás que copiar todo el contenido de esta carpeta a la carpeta plugIns que encontrarás en la carpeta AIMP2 en Archivos de programas. Es decir, sigue la ruta MI PC - C - Archivos de programas - AIMP2 - plugIns y pega en ella los archivos en cuestión.
  3. AIMP2 activará automáticamente el plugin bass_midi. Compruébalo abriendo en AIMP2 cualquier archivo midi que localices en Internet o que tengas en tu ordenador.

Para comprobar los plugins que tienes instalados en AIMP2 ejecuta la aplicación AIMP2: UTILITIES (cuyo icono de acceso directo localizarás en el Escritorio o bien vete a Inicio - Todos los programas - Aimp2 - AIMP2 Utilities) y haz clic sobre el botón PLUGIN situado en la parte superior de la pantalla principal de la aplicación. Observa el listado de los plugins instalados en tu equipo y comprueba que el plugin MIDI, sustentado en la librería bassmidi.dll, aparece en el listado de plugins cargados.

Plugins instalados en AIMP2

Paso 3. Configura Windows XP para que cualquier archivo midi se abra, por defecto, con AIMP2

No se si éste será tu caso, pero en mi ordenador con Windows XP instalado, los archivos midi estan asignados a Windows Media Player. Como prefiero que siempre se abran con AIMP2, he tenido que hacer un pequeño cambio de configuración en el sistema:

  • Abre MI PC con un doble clic.
  • Acude al menú Herramientas de la parte superior y selecciona la entrada Opciones de carpeta.
  • Haz clic sobre la pestaña Tipos de archivos y busca en el listado (por cierto, ordenado alfabéticamente) el tipo de archivo MID y MIDI.
  • Haz clic sobre MID y, a continuación, sobre el botón CAMBIAR. Como AIMP2 no se localiza en el listado de programas establecido no te quedará más remedio que pulsar sobre el botón Examinar. Busca el ejecutable AIMP2 (el que tiene el icono del programa) siguiendo la ruta Archivos de programa - AIMP2. Selecciona el archivo AIMP2 y haz clic en ABRIR.
  • Acepta la ventana Abrir con y cierra la que está presente en el Escritorio.
  • Repite el procedimiento con los archivos MIDI.
  • Ahora ya tienes asociado AIMP2 con los archivos MIDI, de tal manera que un doble clic sobre un archivo denominado albeniz.midi, por ejemplo, originará que se ejecute automáticamente AIMP2 para su reproducción.

REVISIÓN DEL ARTÍCULO 15 - JULIO - 2009

Tras la consulta de uno de nuestros lectores, he comprobado que la solución planteada en este artículo en Enero de 2008 ya no es operativa actualmente porque el sitio oficial de Aimp2 no ofrece la librería bass_midi.dll en descarga. Buscando la solución me encontré con que está documentada en el propio foro del sitio web:

http://www.aimp.ru/forum/index.php?topic=14413.0;highlight=midi

El siguiente paso a paso te indica cómo hacer que Aimp2 pueda reproducir archivos midi:

1. Realicé una nueva instalación de Aimp2, esta vez usando la beta que ofrece el sitio oficial.

Descarga Aimp v2.60 Beta Testing desde programki.net

Descarga Aimp2 Tools (AudioConverter & Recorder) desde programki.net

2. Instala Aimp v.260 siguiendo el asistente pero… cuando llegues a la pantalla en la que debes seleccionar los componentes a instalar despliega la opción Input Plugins y en ella selecciona MIDI (SoundFonts required).

 Aimp2 también reproduce archivos midi

Aimp2 también reproduce archivos midi

Esto indicará a Aimp2 que deseas instalar el plugin para reproducir archivos mid. Cuando realices esta selección haz clic en Next - Siguiente y finaliza la instalación.

3. Al ejecutar Aimp2 observarás que el reproductor es capaz de abrir y reconocer un archivo mid pero… aún no podrá interpretarlo (no escucharás el audio). Ello es debido a que necesita SoundFonts para realizarlo. Debes descargar la librería que te permitirá escuchar sonidos midi en Aimp2

Descarga ChoriumRevA.sf2 desde Resonance Instrument DB Debes descomprimir este archivo

4. Ahora tienes que indicar a Aimp2 que utilice este archivo. Esto es muy sencillo: acude al menú de Aimp2 - Opciones y localiza el archivo anterior en la opción Reproduciendo - MIDI/MOD.

Aimp2 también reproduce archivos midi

 Aimp2 también reproduce archivos midi

¡Y ahora a disfrutar de tus archivos mid: el sonido, como ya nos tiene acostumbrado AIMP2, es excelente!



Buscando imágenes: no todo es Google en Internet

19 01 2008

Seguramente cuando decides buscar una imagen en Internet lo primero que te viene a la cabeza es teclear la dirección de Google y seleccionar la sección Imágenes para localizar y descargar una imagen que puedas utilizar en tus trabajos en la escuela. Sin menospreciar la calidad que Google ofrece (puede ser el mejor buscador, sin duda), existen otros sitios Web en Internet a los que podrás acudir para visualizar y descargar imágenes. En concreto, en este artículo te mostramos dos sitios Web que te recomendamos visites cuando tu intención sea descargar fotografías.

FlickrEl primero de ellos es uno de los más populares sitios Web destinados a alojar imágenes y fotografías personales para luego ser compartidas con otros usuarios, el sitio Web FLICKR.

Dirección URL http://www.flickr.com/

Su sistema de alojamiento es utilizado ampliamente por usuarios y bloggers como repositorio fotográfico. Permite realizar búsquedas de imágenes por etiquetas (tags), por fecha y por licencias Creative Commons. Flickr alberga más de un billón de fotografías, bajo diferentes licencias de autor.

Localizar una foto en Flickr es muy sencillo: en el campo de texto que aparece en su página principal teclea una palabra clave a buscar (admite el lenguaje español aunque te recomendamos que utilices también términos en otros idiomas para ampliar las búsquedas) y haz clic en el botón BUSCAR. ¡Así de fácil!

Flickr, página principal

Ahora bien, ¿eres libre de utilizar cualquier imagen que localices en Flickr?. La respuesta es rotunda: ¡NO!. Vas a realizar una sencilla práctica para comprenderlo.

  • Introduce el término mariposa en el campo de búsqueda y haz clic en Buscar.
  • En la nueva página que se abre observa el listado de imágenes y la información que Flickr proporciona sobre cada una de ellas. Elige la imagen que te indicamos a continuación haciendo clic sobre la imagen en miniatura que aparece en la página para dirigirte, en concreto, a la página de Flickr que la aloja.

Imagen localizada en Flickr
Si en el listado no apareciese esta imagen que hemos seleccionado navega hasta la dirección:

http://www.flickr.com/photos/philidor_2001/216570753/

para localizarla.

Observa la página informativa que ofrece Flickr para esta imagen (el mismo esquema es seguido para cualquier imagen alojada en Flickr):

  1. La imagen seleccionada ocupa la parte izquierda de la pantalla. En su parte superior, hay un pequeño dibujo, como una lupa. Si acercas lentamente el cursor del ratón al mismo aparecerá el mensaje Todos los tamaños. Al hacer clic en este dibujo accederás a una página en la que podrás elegir diferentes tamaños de la imagen para que selecciones aquella en concreto que desees descargar.
  2. A la derecha de la página Flickr te ofrece información adicional sobre la imagen: su autor, fecha de realización, álbumes de Flickr que la ofrecen (suelen ser imágenes favoritas de otros usuarios), etiquetas de clasificación de la imagen (te ayudarán a localizar más imágenes similares), etc.
  3. En la parte inferior de la página los comentarios realizados por usuarios registrados de Flickr sobre la imagen en cuestión.

Haz clic en el botón Todos los tamaños y observa en la nueva página que se abre los diferentes tamaños que Flickr te ofrece para esta imagen seleccionada.

Flickr, todos los tamaños

Flickr te indica el tamaño en píxeles que tendrá la imagen cuando selecciones alguno de estos tamaños predeterminados. Observa también que inmediatamente debajo un sencillo enlace de texto te permite descargar la imagen en el tamaño elegido, para que la guardes en tu equipo.

Pero ahora presta mucha atención: en la parte inferior de la página, justo debajo de la imagen que estás viendo en pantalla aparece la nota © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS que indica los derechos de autor sobre esta imagen. El autor no nos permite que utilicemos su imagen bajo ningún concepto.

Nota. La utilización de esta imagen en este minitutorial se sujeta a estos mismos derechos establecidos por su autor. Su mención tiene exclusivamente un objetivo educativo y su intención es hacerte comprender las diferencias existentes entre imágenes restrictivas (como es este caso) e imágenes que permiten una utilización más libre (como son las imágenes bajo licencias Creative Commons).

Observa que siempre puedes volver a la página anterior haciendo clic sobre el enlace Volver a la página de fotos de Flickr que encontrarás en la parte superior e inferior de la página y regresar a la página principal de Flickr haciendo clic sobre su logo situado en la parte superior o sobre el enlace Inicio situado inmediatamente debajo.


Flickr con licencias Creative Commons

En Flickr se localizan miles de imágenes bajo licencias Creative Commons, licencias abiertas que te permitirán utilizar las fotografías localizadas bajo ciertas condiciones: compartiéndolas bajo la misma licencia (podemos postearlas en nuestro blog, ofrecerlas a otros usuarios y compartirlas e incluso editarlas o transformarlas y, en algunos casos, utilizarlas en proyectos comerciales) siempre que incluyamos el nombre de su autor (la gran mayoría permiten su uso siempre que notifiques quién es el autor de la imagen) y se ofrezcan bajo la misma licencia que la sustentan.

Localizar este tipo de imágenes en el propio sitio Web Flickr puede ser algo difícil ya que deberías, para ello, utilizar la búsqueda avanzada que Flickr te ofrece y señalar en ella que deseas buscar sólo fotos bajo licencias Creative Commons. Ahora bien, en Internet han ido surgiendo diferentes sitios Web que ofrecen este tipo de servicio para que la búsqueda sea más efectiva.

Te presentamos uno de ellos, FLICKRCC.

Dirección URL http://flickrcc.bluemountains.net/

FlickrCC es un sitio Web que ofrece búsquedas filtradas en Flickr seleccionando de entre su base de datos, aquellas alojadas bajo licencias Creative Commons. El sitio Web te ofrece un sencillo buscador en el que teclear el término a buscar. Realiza la búsqueda pulsando sobre FIND (encuentra). Observa que a su derecha de este cuadro de texto aparece validada la opción FOR EDITING (para editar) y que también podrás marcar COMMERCIAL (así localizarás imágenes que podrás utilizar en tus proyectos comerciales sin que tengas problemas de derechos de autor).

FlickrCC, búsquedas en Flickr

Observa la página. En la parte izquierda de la pantalla verás 36 imágenes en miniatura que corresponden, en mayor o menor medida, al término que escribiste en el campo búsqueda. Al hacer clic sobre cada una de ellas, se mostrará en la parte derecha de la página junto con información sobre la misma como el nombre de la imagen o la dirección de Flickr en la que podrás localizarla. Observa también como, en la parte inferior de las miniaturas, se muestra un enlace More, que te permitirá navegar hacia otras páginas con más imágenes.

En este minitutorial hemos tecleado de nuevo el término mariposa en el campo de texto y hemos hecho clic sobre el botón FIND.

Para realizar esta práctica hemos utilizado la imagen “Poliommatus (Lysandra) bellarqus” que se localiza en la siguiente dirección Flickr

http://www.flickr.com/photos/79667341@N00/342217841

FlickrCC, imagen seleccionada

Observa la parte derecha de la página de FlickrCC (en la que se ofrece la imagen seleccionada a un mayor tamaño). En su parte inferior tienes varios textos de enlace: square, thumbnail, small, medium, large, original… que te mostrarán la imagen en diferentes tamaños (no todos están operativos, depende de los tamaños que se muestren en el propio sitio Web Flickr).

Haz clic, en concreto, sobre el nombre de la imagen para navegar a la página original de Flickr que la aloja. Ahora sabes utilizar Flickr (tal y como te hemos mostrado al comienzo de este artículo).

  • Haz clic sobre el botón Todos los tamaños situado en la parte superior de la imagen
  • En la nueva página que se abre con la imagen en un mayor tamaño dirígete hacia la parte inferior de la misma y fíjate en la licencia de esta imagen:

FlickrCC, logotipo licencia Creative Commons
Según esta licencia Creative Commons puedes copiar, distribuir, trasmitir y adaptar esta imagen siempre que la compartas bajo la misma licencia y menciones su autor. En cambio, el tipo de licencia que este autor utiliza no te permite su uso en proyectos comerciales.


Descarga una imagen de Flickr a tu equipo

El procedimiento para guardar una imagen en tu equipo es muy sencillo, sea cual sea la página en la que se localice: repite este mismo procedimiento por cada imagen a salvar, ya sea una imagen de Google, una imagen en una página Web, una imagen de Flickr, etc. Simplemente haz clic sobre la imagen que desees guardar con el botón derecho del ratón y selecciona la entrada GUARDAR IMAGEN COMO

En la nueva ventana emergente Guardar imagen deberás en primer lugar, localizar una carpeta, directorio o dispositivo de tu equipo (memoria USB, disco duro externo, etc.) en el que desees guardar la fotografía, teclear un nombre característico que te permita explicar fehacientemente su contenido y seleccionar el formato de imagen en el que deseas guardarla (en este caso, te ofrece por defecto el formato jpeg, formato ideal para fotografías, por tanto, déjalo como está y no lo cambies). Cuando finalices, haz clic en el botón Guardar y ¡listo, imagen convenientemente guardada en tu equipo!

¡Recuerda, no te saltes los derechos de autor de las imágenes. Utiliza y busca imágenes que te permitan su uso, busca licencias Creative Commons!.