100% Gratuito. “Edita” tus PDFs

23 02 2008

El formato PDF es uno de los formatos más utilizados en Internet. Gran parte de la documentación que descargarás estará en este formato: tutoriales y cursos, programaciones para tu aula, proyectos curriculares, incluso materiales curriculares. Por lo general, sólo necesitarás un buen programa que visualice estos archivos y ya te hemos hablado de alguno de ellos como Foxit PDF Reader, un gratuito visor de archivos PDF, o el popular Adobe Reader, excesivamente pesado para lo que lo utilizamos la mayor parte de los usuarios. Recuerda que las aplicaciones de lectura de archivos PDF son, por lo general, gratuitas y podrás localizarlas y descargarlas gratuitamente desde Internet.

Pero si tu colección de documentos PDF es muy extensa, si deseas “aprovechar” algunos de sus contenidos o editarlos necesitarás un programa editor de documentos PDF y, la mayor parte de ellos son programas comerciales, extremadamente caros, como el Adobe Acrobat. Sin embargo, en la Red encontrarás una sencilla herramienta, esta que te recomendamos, que aunque no alcanza las posibilidades de edición del Adobe Acrobat, seguro te será de utilidad a la hora de realizar algunas tareas con archivos PDF
PDFill PDF Editor with Free ToolsPDFill PDF Tools (Free) es una aplicación gratuita para Windows (existen versiones para Windows 98, XP y el nuevo Vista) con la que podrás realizar diversas modificaciones a los documentos PDF, mucho más limitada que Adobe Acrobat pero que te será de utilidad para algunas tareas con archivos PDF como las siguientes:

  • Podrás dividir un archivo PDF en varios documentos: muy útil cuando el archivo contiene varios cientos de páginas, por ejemplo.
  • Podrás unir dos o más archivos PDF en uno sólo
  • Podrás extraer páginas para realizar un nuevo archivo (obviamente, con el orden de páginas que quieras).
  • Podrás reordenar las páginas de un archivo PDF
  • Podrás encriptar - desencriptar los archivos para protegerlos mediante contraseñas que eviten su impresión, copiado, firma, unión, etc.
  • Podrás rotar o cortar el archivo para cambiar su estilo de impresión.
  • Podrás crear una sola página uniendo varias páginas para ahorrar impresión.
  • Podrás añadir información en el encabezado o en el pie de página.
  • Podrás añadir marcas de agua en forma de texto o imágenes
  • Podrás convertir imágenes en documentos PDF y viceversa, convertir archivos PDF a imágenes
  • Podrás editar formularios
  • Podrás convertir documentos PostScript en archivos PDF

PDFill PDF Free Tools - ventana principal


Descarga e instala PDFill PDF Tools

Conéctate a su página oficial

http://pdfill.com

y selecciona el enlace Download. Elige el archivo que corresponde a tu sistema operativo: en nuestro caso hemos seleccionado Unicode Package, puesto que hemos realizado la instalación en un equipo con Windows XP.

Descarga PDFill PDF Editor con Free Tools: Desde la Web del autor

En realidad, el archivo de instalación instalará en tu equipo la aplicación comercial PDFill PDF Editor junto con las herramientas gratuitas PDF Writer (una impresora virtual que te permitirá guardar documentos en formato PDF) y PDFill PDF Tools (free), la utilidad de edición gratuita, que será la que usaremos en este artículo.

Es imprescindible cumplir dos requisitos para la instalación de esta herramienta:

  • Disponer de Adobe Reader instalado en el equipo. Lo habitual es que lo tengas, si no es así descárgalo desde http://www.adobe.com/products/acrobat/readstep2_allversions.html
  • Disponer de Free GhostScripts 8.53. Si no sabes si dispones de él no te preocupes al finalizar la instalación PDFill PDF Editor te solicitará descargar e instalar esta herramienta si no la tienes instalada en el equipo. Acepta la descarga e instalación en este caso.

Utiliza PDFill PDF Tools (FREE)

Te vamos a mostrar cómo llevar a cabo tres de los procedimientos más habituales que realizarás con esta aplicación gratuita.

Merge archives - Unir dos o más archivos PDF en uno solo

Ejecuta PDFILL Free Tools: localiza el programa en el menú Inicio - Todos los programas - PDFill - PDFill PDF Tools (free). En la ventana principal de la aplicación selecciona el botón 1. MERGE PDF FILES. Una nueva ventana se mostrará en pantalla.

PDFill PDF Free Tools - unir archivos PDF

Haz clic sobre el botón ADD a PDF file - Añade un archivo PDF y localiza en tu equipo el archivo PDF que quieres unir con otros. Observa que se muestra en el cuadro en blanco en el espacio central de la ventana. Sigue añadiendo los archivos que deseas pulsando sucesivamente sobre este botón y seleccionando los archivos a añadir. Cuando finalices, haz clic sobre el botón Save as… - Guardar cómo. Escribe un nombre para el nuevo archivo y selecciona la ubicación de tu equipo donde salvarás el nuevo documento PDF.

Split PDF pages - Extrae páginas de un archivo PDF

Ejecuta PDFill PDF Tools (free), tal y como te mostramos en el apartado anterior. Ahora selecciona en la ventana principal, el botón 2. SPLIT OR REORDER PDF PAGES - Extrae o reordena páginas de un archivo PDF. Una nueva ventana aparece en pantalla. En ella se te muestra el número total de páginas que tiene el archivo PDF seleccionado y podrás extraer las páginas que desees a un nuevo documento. Para ello teclea el número de las páginas que deseas extraer inclusive en el campo Split pages from - Extrae las páginas desde “número de página” to - a “número de página”. En el ejemplo que te mostramos crearemos un nuevo archivo PDF con las 50 primeras páginas del documento.

PDFill PDF Free Tools - extraer páginas de un PDF

Para comenzar la extracción haz clic sobre el botón Save as… - Guardar cómo. Escribe un nombre para el nuevo archivo y selecciona la ubicación de tu equipo donde salvarás el nuevo documento PDF.

Nota. Puedes también crear un nuevo documento PDF reordenando las páginas del archivo PDF original. Para ello, teclea el número de cada página en su orden separado por una coma, tal y como se muestra en el ejemplo en pantalla.

Convert PDF to images - Convierte un archivo PDF a un archivo imagen

Ejecuta PDFill PDF Tools (Free) y en la ventana principal selecciona la opción 10. CONVERT PDF TO IMAGES. Selecciona el archivo PDF que deseas convertir a archivo imagen localizándolo en tu equipo. En la nueva ventana, la aplicación detectará las páginas que componen este documento y te indicará que convertirá todas las páginas a un archivo imagen: puedes teclear las páginas que deseas convertir escribiendo su número en Select page, si no quieres convertirlas todas. Tienes también que elegir el formato de imagen de salida entre los formatos admitidos por PDFill PDF Tools: png, jpg, bmp o tiff (de los dos formatos de compresión de imagen te recomendamos png - formato libre de imagen y en cuanto a los dos siguientes, son archivos sin compresión, con alta calidad de imagen pero también que, como contrapartida, generan archivos de gran peso).

PDFill PDF Free Tools - convertir PDF a imagen

Cuando hagas clic sobre el botón Save As Image…, la aplicación convertirá a imagen las páginas del archivo PDF seleccionado, y las guardará en la misma ubicación que el archivo original y con su mismo nombre añadiendo _1, _2, _3 a cada imagen.

Nota. Podrás seleccionar también la resolución de la imagen, por defecto 144 dpi, más que suficiente para su visionado en pantalla, aunque te recomendamos 300 dpi para su impresión. A mayor resolución, mayor tamaño y peso de la imagen.



Comprueba la potencia de los comandos. Instala Filezilla en Ubuntu.

16 02 2008

Si administras una Web o un blog necesitarás utilizar un buen gestor de FTP con toda probabilidad. En Ubuntu, puedes utilizar gFTP, el gestor de FTP de Gnome, que localizarás en el menú Aplicaciones - Internet. Ahora bien, nuestro cliente de FTP preferido es Filezilla, un cliente multiplataforma (disponible para diversos sistemas operativos como Windows, Linux, FreeBSD o MacOs X), libre, Open Source (de código abierto), en español, y que incluye todas las funciones necesarias en un programa de estas características. Ya te hemos hablado de él en un anterior artículo de Con el ordenador a cuestas, en su versión concreta para Windows XP, y nos proponemos ahora realizar su instalación en Ubuntu 7.1o.

Filezilla, gestor libre de FTP, también en UbuntuEste proceso de instalación será también un buen pretexto para mostrarte las ventajas que tiene la utilización de los comandos básicos de gestión de archivos y el uso de la Consola o Terminal pues utilizaremos uno de sus comandos básicos para que Filezilla pueda ser ejecutado por todos los usuarios del sistema.

Paso 1. Descarga del programa

Conéctate con tu navegador favorito a la página Web oficial del programa:

http://filezilla-project.org/

y selecciona el enlace Download referido a Filezilla Client.

Descarga Filezilla para Ubuntu

En la nueva página selecciona el archivo referido a las distribuciones Linux:

Archivo bzip Filezilla para distribuciones GNU/Linux

Descárgalo directamente desde este enlace: FileZilla_3.0.7_i586-linux-gnu.tar.bz2

y guárdalo convenientemente en tu equipo. En nuestro caso, hemos guardado el archivo descargado en la carpeta personal.

Descarga Filezilla para Ubuntu

Nota. Se trata de un archivo comprimido (como los archivos zip o rar con los que sueles toparte en Windows). Y como cualquier archivo comprimido tendrás que descomprimirlo para utilizarlo. No te apures, descomprimir un archivo en Ubuntu es tan simple como utilizar el menú contextual del botón derecho del ratón y hacer un clic… ¡ya verás!.

Paso 2. Descomprime el archivo descargado

Localiza el archivo descargado en el paso anterior. Recuerda que en nuestro caso, lo localizamos en nuestra carpeta personal (menú Lugares - Personal).

Archivo bzip Filezilla para distribuciones GNU/Linux

Para descomprimirlo, simplemente utiliza el menú contextual del botón derecho del ratón sobre el archivo. Localiza la entrada Extraer aquí para extraer el contenido del archivo comprimido en la misma ubicación. Tras unos breves segundos, el Gestor de archivadores de Ubuntu habrá descomprimido el contenido de dicho archivo a la carpeta FileZilla3 que localizarás en tu carpeta personal. ¡Así de simple!

Descomprimir archivos en Ubuntu

Nota: Si haces un doble clic sobre ella accederás a su contenido: un par de carpetas, la carpeta bin en la que se localiza el fichero binario de la aplicación (como los ejecutables en Windows) y una segunda carpeta share que incluye diversos archivos necesarios para su instalación o que la complementan como los iconos del programa o los archivos de traducción a diferentes idiomas.

Paso 3. Copia la carpeta FileZilla3 en el directorio /opt

Como ya te hemos indicado al hablar de la estructura de ficheros y directorios en Ubuntu, el directorio /opt suele utilizarse para instalar en él aquellos programas o aplicaciones no necesarios para el sistema y que los usuarios instalamos “manualmente” sin pasar por los repositorios oficiales. Este es el caso que nos ocupa. Por tanto, vamos a ser, en cierto sentido, ortodoxos y vamos a utilizar este directorio para copiar en él la carpeta FileZilla3, resultado de la descompresión del fichero descargado.

Carpeta descomprimida Filezilla3Pero copiar esta carpeta a /opt no es tan simple como pudiera parecer en un primer momento y si eres un usuario de Windows tu primera reacción será utilizar un simple copiar y pegar. Pero… no podrás hacerlo. Compruébalo.

  1. En primer lugar localiza la carpeta FileZilla3. Para ello vete a tu carpeta personal y búscala en ella (si has seguido nuestras instrucciones hasta ahora, seguramente aquí estará). Utiliza el menú contextual del ratón sobre la carpeta y selecciona la entrada Copiar (así la carpeta podrá ser copiada en el lugar que selecciones)
  2. Abre ahora el directorio /opt. Para ello vete al menú Lugares y selecciona la entrada Equipo. Haz un doble clic, a la izquierda, sobre la entrada Sistema de archivos, para acceder a toda la estructura de ficheros y directorios de tu sistema. Localiza opt, haz un doble clic para acceder a su interior y prueba a utilizar el menú contextual del ratón (botón derecho del ratón - pegar) y… ¿por qué no puedo hacer clic sobre la entrada pegar?. Está desactivada ¿y ahora qué?
  3. Esto te sucederá con frecuencia en Ubuntu o en cualquier distribución GNU/Linux porque el sistema está muy protegido para evitar errores o borrados accidentales, por ejemplo, y, sobre todo, para que usuarios no administradores “metan la pata” a la hora de interactuar con el sistema.

En este caso, el directorio /opt no es accesible por un usuario normal del sistema, es decir, tu. Compruébalo abriendo la consola o Terminal y ejecuta los siguientes comandos:

cd / para acceder al directorio raíz (recuerda que cuando se inicia la Consola, por defecto, te encontrarás en tu directorio personal

ls -l para listar el contenido de la estructura de ficheros y directorios en el sistema.

Consola o terminal

Observa el contenido del directorio /opt

Consola o terminal directorio /opt

El comando ls te muestra que el directorio /opt pertenece al usuario root y al grupo root, por lo que sólo este usuario puede acceder a él. No podemos, por tanto, copiar en este directorio ninguna carpeta o ningún fichero mientras el sistema no nos reconozca como usuario root.Busquemos entonces la solución. Tendremos que indicarle al sistema que nosotros usuarios normales somos los usuarios root. Para ello se utiliza el comando sudo, un comando que permite a Ubuntu otorgarnos a usuarios normales, permisos para ejecutar ciertos comandos como root (por lo general, te solicitará tu password o contraseña para ello).

Abre de nuevo la Consola o Terminal (Aplicaciones - Accesorios - Terminal). Observa que te encuentras en tu directorio personal. Teclea la siguiente orden (tal y como se encuentra escrita - respeta las mayúsculas y minúsculas):

sudo cp -R FileZilla3 /opt

Te explicamos el comando:

  • Con sudo, le indicas al sistema que eres el usuario root y que, por tanto, debe permitirte actuar sobre el directorio seleccionado /opt
  • Con cp -R FileZilla3 realizas la copia de la carpeta FileZilla3
  • /opt la carpeta en cuestión será copiada al directorio opt situado en el directorio raíz.

Tras pulsar la tecla ENTER, el sistema te devolverá la solicitud de tu password o contraseña (ya sabes, la del usuario que creaste en la instalación). Tecléala ahora (no verás nada en pantalla, eso no significa que Ubuntu no se está enterando, todo lo contrario).

Cuando la consola te devuelva el prompt inicial, la carpeta FileZilla3 se habrá copiado en el directorio /opt. Como ves, has comprobado la potencia de los comandos en la Terminal: algo que no podías hacer en modo gráfico, lo has realizado fácil y rápidamente en modo texto.

Comprueba que, en efecto, la carpeta FileZilla3 se encuentra en /opt. Para ello, vete a Lugares - Equipo. Selecciona Sistema de archivos, haz un doble clic sobre la carpeta opt y ¡voilá, FileZilla3 está aquí!.

contenido del directorio /opt


¡Vale, vaya vueltas que hemos dado! Todo esto está muy bien y no me ha resultado tan difícil pero ¿dónde demonios se encuentra ahora el archivo ejecutable de Filezilla?, ¿Por qué no puedo encontrarlo en el menú Aplicaciones? ¿Cómo inicio entonces esta aplicación?.Vamos a resolver todas tus dudas y por el camino vas a aprender unos cuantos procesos nuevos que podrás realizar en Ubuntu con cualquier otra aplicación que desees, entre ellos, añadir entradas personalizadas al menú Aplicaciones y crear accesos directos a tus aplicaciones favoritas en el Escritorio.En primer lugar, debes considerar que en las distribuciones GNU/Linux no existen archivos exe con los que iniciar los asistentes de instalación de aplicaciones. No intentes buscar filezilla.exe para iniciar la aplicación porque no lo localizarás. En su lugar, se encuentran los archivos binarios (el caso concreto de Filezilla lo localizarás en la carpeta FileZilla3 que acabas de copiar en /opt, exactamente en la carpeta bin). Un doble clic sobre estos archivos suele traer como consecuencia la ejecución de la aplicación (en muchas ocasiones, un mensaje te preguntará que quieres hacer con el archivo en cuestión; si así lo deseas podrás ejecutar la aplicación).Ahora bien, no cabe duda que acudir constantemente al directorio /opt para ejecutar Filezilla no es precisamente la solución más adecuada, no es ni rápida ni cómoda. Lo ideal es disponer de una entrada en el menú Aplicaciones o bien de un acceso directo en el Escritorio de Ubuntu si lo utilizas con mucha frecuencia.Te mostramos cómo hacer ambas tareas.

Personaliza el menú Aplicaciones

Para personalizar el menú Aplicaciones con nuevos menús o nuevas entradas debes acudir a Sistema - Preferencias - Menú principal.

Se abrirá una nueva ventana en el Escritorio, muy intuitiva y sencilla de utilizar. Te la detallamos:

  • En la parte izquierda, la lista de menús que coincide con el listado que aparece en la barra de menús de Gnome: Aplicaciones y Sistema. Compruébalo haciendo clic sobre el menú Aplicaciones o sobre el menú Sistema.
  • A su derecha, la lista de elementos de cada entrada de menú seleccionada. Observa que aparece una pequeña señal de validación a la izquierda de cada elemento: significa que el elemento en cuestión se muestra visible en el listado del menú Aplicaciones o Sistema. Compruébalo “jugueteando” con estos elementos y validando o desvalidando aquellos programas o aplicaciones que te interesen más o menos, por ejemplo en la entrada del menú Internet tal y como se aprecia en la siguiente captura de pantalla y observa los cambios que simultáneamente se producen en modo gráfico en el menú de Gnome al seleccionar Aplicaciones - Internet.
  • En la parte superior derecha de la ventana Menú principal encontrarás diversos botones que te permiten modificar y personalizar los menús de Gnome. Podrás añadir nuevos menús y nuevos elementos en los diferentes menús y ordenarlos posicionalmente en el listado.

personalizando el Menú principal

Como has visto a lo largo del artículo, nuestro objetivo será añadir un nuevo elemento en el menú Aplicaciones - Internet que “apunte” a la aplicación Filezilla, para así iniciar el programa desde aquí. Para ello sigue los siguientes pasos:

  • En la ventana Menú principal selecciona la entrada Internet (verás que al hacer clic sobre ella aparece resaltada).
  • Haz clic sobre el botón Elemento nuevo. Una nueva y pequeña ventana Crear un lanzador aparece en pantalla.

Crear un lanzador

  • Tienes que rellenar los diferentes campos de texto con las opciones necesarias para la ejecución de cada aplicación en concreto. Te mostramos cómo hacerlo para este caso concreto de Filezilla, sólo repite el procedimiento para otras aplicaciones que instales manualmente.

La ventana Crear un lanzador y Filezilla 3.0.7

  • En el campo nombre, teclea Filezilla 3.0.7
  • En el campo comando localiza la ruta completa al binario filezilla presente en /opt. Para ello haz clic en el botón Examinar y en la ventana emergente selecciona sucesivamente con un doble clic la ruta Sistema de archivos - opt - FileZilla3 - bin. Haz clic en el binario filezilla y, a continuación, sobre el botón Abrir.

Ruta completa al binario Filezilla

  • En el campo Comentario, teclea un texto descriptivo para el programa. Por ejemplo, cliente libre de FTP.
  • El último paso es localizar el icono de Filezilla apropiado para mostrarse en el menú Aplicaciones - Internet. Para ello haz clic en el pequeño dibujo presente en la parte superior izquierda de la ventana. La ventana Examinar iconos aparece en pantalla. Como deseamos que el propio icono de Filezilla sea el elegido debemos buscarlo. Para ello haz clic sobre el botón Examinar. La archiconocida pantalla de navegación entre directorios y ficheros de Ubuntu aparece: navega haciendo doble clic sobre Sistema de archivos - opt - FileZilla3 - share - pixmaps y finalmente haz clic sobre el botón Abrir. En la ventana verás el icono filezilla.png, selecciónalo y pulsa sobre Aceptar. El nuevo icono se mostrará en la ventana Crear un lanzador.

icono personalizado en el Menú Principal

  • El resultado final de la ventana Crear un lanzador para Filezilla 3.0.7 será el siguiente:

Crear un lanzador para Filezilla 3.0.7

Comprueba tras cerrar la ventana haciendo clic de nuevo en Aceptar que el nuevo elemento aparece en el menú Aplicaciones - Internet de Gnome y comprueba también que el programa se inicia al hacer clic sobre la nueva entrada presente en él Filezilla 3.0.7. ¡Ahora ya estás preparado para crear cualquier otra entrada en el menú Aplicaciones a tus programas descargados desde Internet!.

Nota. Si juegas con las múltiples combinaciones que te ofrece la personalización de entradas en el menú principal podrás añadir nuevos elementos a cada menú, modificar los existentes 0 también organizarlos en grupos concretos para facilitarte el acceso a tus programas favoritos. Por ejemplo, el listado que aparece en Sonido y video, en mi caso, es demasiado largo y me cuesta localizar rápidamente las aplicaciones: puedo crear nuevos menús en esta entrada mediante el botón Menú nuevo llamados Edición de audio, Edición de vídeo, Reproductores, etc… para así ordenar mejor la lista de programas.

Crea un acceso directo a Filezilla en el Escritorio

Una vez que tienes la entrada en el menú Aplicaciones - Internet, crear un acceso directo es muy sencillo. Simplemente haz clic con el botón derecho del ratón sobre la entrada Filezilla 3.0.7 que has creado en el apartado anterior y selecciona Añadir este lanzador al Escritorio (recuerda que en distribuciones GNU/Linux accesos directos y lanzadores pueden considerarse términos equivalentes). El icono filezilla.png se mostrará en el Escritorio, haz un doble clic sobre él y se ejecutará el programa. ¡Fácil, fácil, fácil!

Tal vez sea éste un artículo largo y profuso, pero en él habrás aprendido a:

  • Instalar aplicaciones descargadas desde Internet manualmente sin utilizar los gestores de aplicaciones predeterminados de Ubuntu
  • Descomprimir archivos en Ubuntu
  • Copiar archivos y carpetas en lugares no permitidos del sistema
  • Personalizar el menú Aplicaciones de Ubuntu
  • Crear lanzadores en el Escritorio

Espero que te haya servido para familiarizarte aún más con este increíble sistema operativo que no nos cansaremos de recomendarte.



VectorMagic ¡simplemente, genial!

10 02 2008

VectorMagic es una fabulosa utilidad Web 2.0 que acabará resultando imprescindible si sueles utilizar gráficos vectoriales. Desarrollada por el departamento de Inteligencia Artificial de la Universidad de Stanford, en esta Web podrás pasar una imagen o foto en mapa de bits a una imagen vectorial en formato EPS o SVG. ¡Y con excelentes resultados!. Utilízala, por ejemplo, para convertir tus imágenes de mapas de bits en imágenes vectoriales para ser editadas en programas de edición de gráficos vectoriales como Inkscape (Windows y Ubuntu) o sk1 (Ubuntu).

Admite imágenes en formatos GIF, JPEG, BMP, PNG o TIFF con la única limitación de que “pesen” menos de 5 Mb (en principio, no hay limitación de tamaño en altura y anchura de la imagen a procesar). Ni siquiera necesitas registrarte para utilizar el servicio. Y es fácil y de uso muy intuitivo, aunque esté en inglés.

Simplemente, navega hasta su dirección URL:

http://vectormagic.stanford.edu

VectorMagic, vectoriza tus imágenes de bits

Utiliza el botón BROWSE para localizar la imagen en tu equipo. A continuación, haz clic sobre el botón UPLOAD. Deja que el sistema detecte por sí sólo las mejores condiciones para procesar la imagen (haz clic en el botón NEXT - siguiente, para continuar, en cada pantalla) aunque puedes variar los valores ofrecidos: por ejemplo, si es un clipart selecciona entre las dos opciones de logo ofrecidas o modifica la selección ofrecida por defecto en la paleta de colores detectada. No necesitas modificar nada para que el sistema realice su trabajo a la perfección. Y espera a que el proceso finalice.

Finalmente, sólo tendrás que seleccionar el formato que deseas descargar y salvar a tu equipo (te recomendamos el formato abierto SVG). Para ello haz clic en el botón SVG y guarda el archivo en tu equipo. ¡Así de fácil!

VectorMagic, vectoriza tus imágenes de bits

Puedo asegurarte que el resultado final ha sido muy bueno incluso con fotografías de baja calidad y excelente para clipart, dibujos e ilustraciones. Te recuerdo que, entre otras ventajas, las imágenes vectoriales pueden ser escaladas tanto como quieras sin pérdida de calidad aunque el tamaño del fichero sea muy pequeño (lo que no podrás hacer con un fichero de mapa de bits: al aumentarlo de tamaño comprobarás que la imagen se pixeliza y pierde calidad).

Visita VectorMagic: http://vectormagic.stanford.edu


La Terminal y los primeros comandos en Ubuntu

8 02 2008

En sus inicios el sistema operativo Linux ni siquiera disponía de un entorno gráfico sobre el que ir ejecutando aplicaciones en las tradicionales ventanas (como es el caso de los sistemas Windows). Al igual que en los sistemas Unix originales, todas las operaciones se realizaban mediante distintos tipos de shell, también conocidas como consolas o terminales, programas que interpretan la secuencia de comandos y operandos introducidos y actúan en consecuencia. Hasta la aparición de los entornos gráficos para GNU/Linux, la línea de comandos era la forma más directa de “comunicarse” con el ordenador, de interactuar con el equipo y con sus sistema operativo, ¡y la única!. Esto hizo que durante mucho tiempo se considerara que el manejo de las distribuciones GNU/Linux no era accesible a usuarios poco experimentados. Actualmente, todas las distribuciones GNU/Linux cuentan con herramientas gráficas para la gran mayoría de los programas y, por tanto, no se hace imprescindible utilizar obligatoriamente la consola o Terminal ni acudir a la línea de comandos para realizar la mayor parte de las tareas que te propongas en el sistema. Ello ha supuesto un gran avance para que usuarios que, tradicionalmente no se atreverían a utilizar este sistema, se hayan animado a utilizarlo y, en consecuencia, las distribuciones GNU/Linux hayan comenzado a popularizarse.

Ten en cuenta que este origen aún está presente, en gran medida, en el sistema y que los entornos gráficos que puedes apreciar en Linux son sólo una interfaz que facilita y hace mucho más cómodo el acceso a las distintas funciones del sistema operativo de modo que, con unos cuantos clics de ratón, podrás realizar la acción deseada sin tener que escribir nada, pero que, en un segundo plano, están actuando todos esos comandos y operandos (que no necesitas, de momento, conocer) de modo totalmente transparente para ti, sin que ni siquiera te enteres de ello.

El usuario administrador

En GNU/Linux las tareas de administración son desempeñadas por el usuario root (en español, raíz). Los usuarios normales, por razones de seguridad, no tienen este tipo de acceso. Sin embargo, Ubuntu, por defecto, tiene desactivada la cuenta de administrador (root) del sistema para incrementar aún más su seguridad. En su lugar, se concede el acceso administrativo a cada usuario individual. La primera cuenta de usuario que hayas creado en tu sistema durante la instalación (es decir, aquella en la que tecleaste tus datos de usuario) tendrá, de forma predeterminada, privilegios de administración.

De esta manera, siempre que necesites realizar tareas administrativas, de gestión del sistema, de instalación o desinstalación de aplicaciones, de ejecución de aplicaciones que requieran privilegios de administrador, se te solicitará que teclees la contraseña del usuario que creaste en la instalación. El sistema la recordará durante unos 15 minutos (característica diseñada para permitirte realizar varias tareas administrativas sin tener que introducir la contraseña constantemente). Después volverás a ser un usuario normal y corriente para prevenir que determinadas aplicaciones maliciosas dañen el sistema o poder así evitar estropear algo de manera accidental.

La consola o Terminal

Una terminal es algo parecido al Símbolo del sistema de Windows XP. También se llama frecuentemente línea de órdenes, línea de comandos o shell. Trabajar en la línea de comandos no es una tarea ni tan complicada ni tan aburrida como se pudiera pensar. En mi caso, por ejemplo, que me inicié en el uso del ordenador en los tiempos del MS-Dos, no difiere demasiado de lo que realizaba en aquellos tiempos… ¡qué tiempos!. No necesitas tener conocimientos especiales para saber cómo utilizar la línea de comandos pues, al fin y al cabo, es un programa como cualquier otro. Lo que en realidad hace el sistema es ejecutar un intérprete de comandos o shell que hace lo que su nombre sugiere: interpretar. Leerá los comandos que vayamos escribiendo, localizará la aplicación apropiada en el sistema y ejecutará dicha aplicación siguiendo las instrucciones que le hayamos escrito nosotros.

En ciertas ocasiones, deberás utilizar obligatoriamente la Terminal (si el entorno gráfico falla, por ejemplo, o deseas realizar ajustes de configuración con un mayor control sobre el sistema) y toda la potencia de la consola de comandos. Además, con ella no sólo podrás acceder a todas las aplicaciones X Window, sino también a un montón de programas que aún no cuentan con interfaz gráfica, y a los comandos de Linux. Los usuarios más avanzados de GNU/Linux encuentran que resulta mucho más cómodo y rápido trabajar en línea de comandos y lo prefieren a utilizar las correspondientes herramientas gráficas. Y aunque cada vez sea menos usada, resulta muy práctico conocer algo de su manejo básico. Prácticamente cualquier cosa que puedas hacer en modo gráfico la podrás hacer también en modo texto. En ciertos casos, será preferible que acudas a las aplicaciones gráficas (escuchar un CD de audio, grabar un DVD de datos, ver una película, utilizar un procesador de textos, etc., por ejemplo). Pero habrá muchas situaciones en las que la consola de comandos será mucho más eficaz, potente y ágil para aprovechar las posibilidades de GNU/Linux.

Lo primero que debes hacer es lanzar o abrir la Consola o Terminal. Iniciar la Consola o Terminal en Ubuntu es muy sencillo. Vete al menú Aplicaciones - Accesorios - Terminal. Una nueva ventana aparece en pantalla en la que observarás un simple menú en la parte superior y un espacio en blanco ocupando toda la parte inferior de la ventana, en el que teclearás los comandos.

Consola o terminal en Ubuntu

Su apariencia es muy similar a la del intérprete de comandos de los sistemas Windows. Y, en esencia, el principio es el mismo, aunque las posibilidades en el caso de GNU/Linux son mucho mayores. La forma de “moverse” por ella es parecida a la de MS-DOS, y muchos comandos son también muy similares.

Como observas en la captura de pantalla anterior, una vez que has ingresado en el sistema, la Terminal te ofrece en primera instancia el denominado prompt del intérprete de comandos. Se trata de una cadena de texto que indica que la Terminal se encuentra preparada para recibir órdenes:

edisue@edisue-laptop:~$

Este prompt, aunque viene configurado por defecto, en el formato que se muestra, es personalizable. Apreciarás el nombre del usuario registrado (en este caso, edisue), y el nombre de la máquina (edisue-laptop) acompañado del directorio en el que estamos situados. Estos últimos caracteres de esta cadena son más especiales de lo que podría pensarse:

  • El símbolo ~ representa el directorio personal de trabajo, en este caso /home/edisue.
  • El carácter $ indica que el usuario que está en ese momento manejando la consola es un usuario normal del sistema.
  • Si el usuario registrado fuera el root, el símbolo sería #, estaríamos entonces ejecutando comandos con privilegios de superusuario. Por esto cuando en cualquier manual o tutorial te digan que teclees una orden tal como #addsuser, significará que esa orden únicamente puede ejecutarse como root.

Algunas consideraciones a la hora de manejar la Consola o Terminal.

  1. Recuerda que en Ubuntu, la primera cuenta de usuario que hayas creado en tu sistema durante la instalación (es decir, aquella en la que tecleaste tus datos de usuario) tendrá, de forma predeterminada, privilegios de administración. En muchas ocasiones en las que teclees alguna orden o comando en la Terminal se te solicitará la contraseña de root, tendrás que teclearla y pulsar Intro.
  2. Cuando teclees la contraseña, no te extrañes si no ves nada en pantalla, ni siquiera unos asteriscos, no te preocupes, el sistema está atendiendo a lo que escribes. A esta manera de introducir la contraseña se la conoce como “contraseña sin eco” y es la forma predeterminada de registrarse en una consola.
  3. GNU/Linux es un sistema case sensitive, es decir, sensible a mayúsculas y minúsculas. Tienes que escribir los comandos de una forma concreta, no pudiendo sustituir mayúsculas por minúsculas, o viceversa, porque para el sistema operativo son caracteres distintos. Por eso, cuando “copies” comandos debes escribirlos siempre tal y como aparecen.
  4. En general, el formato de los comandos será una palabra (o una orden) seguida de sus argumentos.

Los primeros comandos

No se trata de hacer un manual avanzado sobre comandos ni de describir pomenorizadamente todos y cada uno de los comandos disponibles en GNU/Linux, sino de enumerarte aquellos que te serán útiles para mantener tu sistema en forma y que, además, son comúnmente utilizados en muchas de las tareas habituales del sistema y, sobre todo, mostrarte ejemplos de utilización. Si deseas recabar mayor información siempre podrás buscar información sobre cada comando en particular en Internet o acudir a la ayuda que el propio Terminal te ofrece tecleando el comando man seguido del nombre del comando a utilizar.

Los primeros mandatos que vas a utilizar serán aquellos que se refieren a la gestión de los archivos del sistema.


VER DIRECTORIOS: ls

La orden ls (LiSta) muestra el listado de archivos del directorio en el que estás.

Es un comando similar al “dir” de MS-DOS. Al ejecutarlo se muestra el contenido de un directorio. En el caso de la siguiente captura de pantalla, el directorio personal del usuario /home/edisue/.

Comando ls en Ubuntu

En mi carpeta personal se incluyen diferentes archivos baccara.mp3, Unidad_4.pdf… una larga lista de directorios propios Documentos Escritorio, Jclic, PDF…, un enlace a un directorio con permisos de sólo lectura Examples o un archivo comprimido tar, identificados, como ves, por códigos de color.

Como en la inmensa mayoría de comandos disponibles, ls admite ciertos modificadores que permiten ajustar su comportamiento y le ofrece mayores posibilidades.

ls -a

Ofrece información mucho más completa al listar todos los archivos, incluyendo los archivos ocultos

Comando ls en Ubuntu

Como ves, la lista de archivos es mucho mayor y apreciarás que incluye los archivos ocultos, esos que en la lista empiezan por un punto.

ls -l

Completísimo listado de archivos en formato largo, con información adicional sobre los archivos, como el tamaño o la fecha de creación de cada archivo.

Comando ls en Ubuntu

El primero de los campos de la lista está compuesto por una cadena de texto formada por un grupo de diez letras que te suministra datos acerca de los permisos del archivo. Por ejemplo:

drwxr-xr-x referente a Documentos

La primera letra determina qué tipo de fichero es. Si se muestra una d se trata de un directorio. Si, en cambio, aparece un guión es un archivo normal, ya sea de texto, imagen o binario (-rw-r-r– de baccara.mid); la letra l identifica a los enlaces (como es el caso de Examples), etc.

Los nueve caracteres restantes indican los permisos asociados a dichos archivos o directorios y se agrupan en tres grupos de tres letras. Para comprender a qué corresponde cada una, conviene recordar que en Linux cada usuario pertenece a cierto grupo, lo que permite gestionar privilegios de grupo más fácilmente, algo similar a lo que ocurre en Windows y otros sistemas operativos. Así, el primer grupo de tres letras corresponde a los permisos para el propietario del fichero (el que lo ha creado), el segundo a los de todo el grupo del usuario, y el tercero al resto de usuarios que tienen acceso a nuestra máquina. Y cada una de las letras se refiere a los tipos de permiso con que cuentan cada uno de ellos (la secuencia siempre es la misma): r de lectura, w de escritura y x de ejecución. Si el fichero dispone de alguno de esos permisos para cualquiera de los grupos de tres caracteres, aparecerán esas letras. Si no, en su lugar aparecen guiones.

En resumen, siguiendo el ejemplo drwxr-xr-x referente a Documentos

  • Es un directorio: primera letra d.
  • Las tres primeras letras rwx indican que el usuario edisue (es decir, yo misma) tiene derecho a leer, modificar y ejecutar los archivos en él contenidos.
  • Las tres siguientes, r-x, significan que los usuarios que pertenezcan al mismo grupo que “edisue” podrán leer el fichero y ejecutarlo, pero no modificarlo.
  • Por último, las tres del final, r-x, significan que los demás usuarios podrán leer el fichero y ejecutarlo, pero no modificarlo.

CAMBIAR DE DIRECTORIO: cd (/directorio/ubicación)

La orden cd (CambiarDirectorio/ChangeDirectory) se utiliza para pasar del directorio actual a cualquier otro directorio que especifiques.

Este comando es casi idéntico al de MS-DOS, y sirve para cambiar de directorio. Si lo escribes seguido de una barra, te conducirá al directorio raíz:
cd /

Comando cd en Ubuntu

Recuerda que, al iniciar la Terminal, se te coloca automáticamente en el directorio home. Para que puedas cambiar a otro directorio, tienes que ejecutar el comando cd seguido por el directorio al cual deseas dirigirte como argumento. Entonces, el directorio nuevo se convierte en el directorio actual.
Al nombrar el directorio de destino puedes utilizar rutas absolutas o rutas relativas. Las rutas absolutas son aquellas que empiezan desde el root o raíz representado por la barra / y define la ruta completa a su destino.
Por ejemplo:

cd /home/edisue/Música

es un comando que te llevará empezando desde el root /, pasando por el directorio home y edisue, al último directorio Música.

Comando cd en Ubuntu

En cambio, una ruta relativa empieza desde el directorio de trabajo actual y progresa por la ruta hasta llegar al final de la ruta. Así, en el ejemplo anterior, como nos encontramos en el directorio /home/edisue sólo necesitaremos teclear
cd Música para llegar a este subdirectorio.
Pero, si el directorio actual es el directorio /home/edisue/Imágenes, recibiremos un error indicando que el directorio Música no existe al utilizar el comando anterior.
Este error, muy común por cierto, puede evitarse verificando primero en qué directorio te encuentras y/o crees estar. Para hacer esto, usa el comando pwd (Present Working Directory), sin usar ningún argumento. La salida de este comando es la ruta absoluta a pantalla de tu directorio de trabajo actual.

Para volver al directorio /home tienes dos opciones:

  • Utilizar el comando cd tecleando la ruta absoluta al directorio home. Ejemplo: cd /home/edisue
  • O bien, usar el comando cd sin ningún argumento.

cd ..

Te llevará al directorio padre de aquél en el que estás situado (así irás subiendo sucesivamente de directorio en directorio, por ejemplo). Observa que los dos puntos deben ir separados del comando cd con un espacio, algo que no es obligatorio en Windows.

Si intentas entrar en un directorio o carpeta para el que no tienes permiso, el sistema te negará el acceso a dicho directorio.


CREAR DIRECTORIOS: mkdir (nombre del directorio)

La orden mkdir (del inglés MaKeDIRectory) se utiliza para crear directorios, así de simple. El directorio o carpeta adquirirá el nombre que tecleemos a continuación del comando.

mkdir nuevodirectorio

Por ejemplo:
Inicia la Terminal
Teclea mkdir nuevodirectorio y pulsa la tecla ENTER
Observa en modo gráfico cómo se ha generado una nueva carpeta en tu carpeta personal llamada nuevodirectorio

Resulta, por tanto, el mismo efecto que si utilizas la opción del menú contextual del botón derecho del ratón sobre tu directorio personal, pulsas sobre Crear nueva carpeta y tecleas el nombre nuevodirectorio.

Nota. Recuerda siempre comprobar en qué directorio te encuentras en cada momento, para crear nuevos subdirectorios. Puedes utilizar también rutas absolutas o rutas relativas.

Por ejemplo, los siguientes comandos

edisue@edisue-laptop:~$ mkdir /home/edisue/nuevacarpeta
edisue@edisue-laptop:~$ mkdir nuevacarpeta

producen los mismos efectos: crear una carpeta en el directorio personal denominada nuevacarpeta.

Con la opción -p también creará los directorios padre, si éstos no existen. Por ejemplo, con la orden

mkdir -p audio/MP3/maná

se creará el directorio maná dentro de MP3, que a su vez será un subdirectorio de audio, creando primero éste si no existe, y el siguiente…

Nota: si no utilizas la opción -p el directorio hijo sólo se creará si ya tienes creado en el sistema el directorio padre. En caso de que este no exista, la Terminal te lo indicará con un mensaje indicándote que no existe el fichero o directorio.


ELIMINAR ARCHIVOS/DIRECTORIOS: rm (nombre de archivo o directorio)

La orden rm (del inglés ReMove) se utiliza para borrar o eliminar archivos o directorios.

rm baccara.ogg

Sin añadir ningún modificador, rm borra o elimina archivos. En primer lugar, tendrás que “colocarte” en el directorio en el que se encuentra el archivo a borrar. Por ejemplo, utiliza el mandato cd para entrar en el directorio en el que se encuentra, en este caso es un archivo de audio situado en mi directorio personal y, a continuación, teclea la orden anterior.

Nota. Ten mucho cuidado cuando utilices este mandato, eliminar - borrar siempre puede ocasionar pérdidas de información importante si no sabes lo que estás haciendo.

rm -r “nombre de directorio” o rmdir “nombre del directorio”

En este caso la orden borra o elimina directorios. En primer lugar, tendrás que “colocarte” fuera del directorio que deseas eliminar y, a continuación, teclear la orden correspondiente.
El directorio debe estar vacío para ser eliminado; en caso contrario, el sistema te indicará que no lo está y no te permitirá eliminarlo.

edisue@edisue-laptop:~$ rm -r prueba

Con este comando se eliminará el directorio prueba (y todo su contenido) presente en mi directorio personal.

Nota. Algunos sistemas piden confirmación a la hora de eliminar archivos o directorios, por lo que si quieres evitar tener que ir respondiendo si a todas las peticiones, puedes añadir el modificador -f que fuerza el borrado.


COPIAR ARCHIVOS/DIRECTORIOS: cp (nombre de archivo o directorio) (a directorio o archivo)

La orden cp (CoPiar) copia tanto archivos como directorios. La orden sin ningún modificador añadido copia los archivos que especifiques. Si tecleas la orden, seguida del modificador “r” realizará la copia de cualquier directorio que especifiques.

cp origen destino

Este comando realiza una copia del fichero, ficheros o directorios (o cualquier combinación) desde el origen hasta el destino. Simplemente tienes que darte cuenta de que la última ruta indicada es la del destino.
Con un ejemplo lo entenderás mejor. Imagina el siguiente supuesto: tienes en tu carpeta personal un archivo linux.txt que deseas copiar al subdirectorio o subcarpeta linux de la carpeta PDF que está en tu directorio personal. El comando que deberías utilizar es el siguiente:

edisue@edisue-laptop:~$ cp linux.txt /home/edisue/PDF/linux

El mismo efecto (copiar el archivo linux.txt en esta ubicación) lo obtendrías tecleando la ruta relativa:

edisue@edisue-laptop:~$ cp linux.txt PDF/linux

Nota. El comando cp realiza una copia del archivo (no lo elimina ni borra de su ubicación original) en el directorio que especifiques.

cp archivo1 /home/edisue/Documentos

Realiza la copia del archivo1 presente en el directorio en el que actualmente estás al directorio Documentos existente en tu directorio personal: el comando realiza una copia exacta del archivo sin borrar el archivo de su ubicación original.

cp -r “nombredeldirectorio” /home/edisue/PDF

Ampliando la tarea imagina ahora que quieres copiar todo el directorio Documentos de tu carpeta personal en el directorio PDF.
Para copiar un directorio completo debes utilizar el modificador -r. Por ejemplo, el mandato

edisue@edisue-laptop:~$ cp -r Documentos PDF

copia el directorio Documentos presente en mi carpeta personal en el interior del directorio PDF de mi carpeta personal.


CAMBIAR EL NOMBRE A ARCHIVOS Y DIRECTORIOS: mv (nombre de archivo o directorio)

Se trata de un comando de funcionamiento muy similar al anterior. La orden mv (MoVer) mueve o cambia el nombre del archivo o directorio especificado. Utiliza este mandato para mover archivos entre directorios o directorios entre sí, o renombrar archivos y directorios. ¡Pero ten mucho cuidado al usarlo para evitar contratiempos y pérdidas de información!.

Por ejemplo, el comando

mv /home/edisue/PDF/linux Documentos

mueve el directorio linux que se localiza en PDF de mi carpeta personal al directorio Documentos de mi carpeta personal.


BUSCAR ARCHIVOS/DIRECTORIOS: locate (nombre del archivo o directorio)

La orden locate buscará en tu equipo el archivo cuyo nombre coincida con el nombre del archivo que especifiques. Esta orden se ejecuta automáticamente una vez al día, si dejas tu equipo encendido. Puedes utilizar comodines para buscar uno o más archivos, como «*» (para todos los archivos) o «?» (que coincide con cualquier carácter).

Si has realizado todas las tareas anteriores, habrás comprobado qué eficazmente resuelve Ubuntu sus tareas de gestión de ficheros y directorios a través de la consola de comandos y aunque el entorno gráfico en GNU/Linux te permita realizar todas ellas con simples clics de ratón puede ser que acabes acostumbrándote a esta diferente manera de interactuar con el sistema. ¡No desprecies su funcionalidad, en algunos momentos la Terminal se te hará imprescindible!.