La Terminal y los primeros comandos en Ubuntu

8 02 2008

En sus inicios el sistema operativo Linux ni siquiera disponía de un entorno gráfico sobre el que ir ejecutando aplicaciones en las tradicionales ventanas (como es el caso de los sistemas Windows). Al igual que en los sistemas Unix originales, todas las operaciones se realizaban mediante distintos tipos de shell, también conocidas como consolas o terminales, programas que interpretan la secuencia de comandos y operandos introducidos y actúan en consecuencia. Hasta la aparición de los entornos gráficos para GNU/Linux, la línea de comandos era la forma más directa de “comunicarse” con el ordenador, de interactuar con el equipo y con sus sistema operativo, ¡y la única!. Esto hizo que durante mucho tiempo se considerara que el manejo de las distribuciones GNU/Linux no era accesible a usuarios poco experimentados. Actualmente, todas las distribuciones GNU/Linux cuentan con herramientas gráficas para la gran mayoría de los programas y, por tanto, no se hace imprescindible utilizar obligatoriamente la consola o Terminal ni acudir a la línea de comandos para realizar la mayor parte de las tareas que te propongas en el sistema. Ello ha supuesto un gran avance para que usuarios que, tradicionalmente no se atreverían a utilizar este sistema, se hayan animado a utilizarlo y, en consecuencia, las distribuciones GNU/Linux hayan comenzado a popularizarse.

Ten en cuenta que este origen aún está presente, en gran medida, en el sistema y que los entornos gráficos que puedes apreciar en Linux son sólo una interfaz que facilita y hace mucho más cómodo el acceso a las distintas funciones del sistema operativo de modo que, con unos cuantos clics de ratón, podrás realizar la acción deseada sin tener que escribir nada, pero que, en un segundo plano, están actuando todos esos comandos y operandos (que no necesitas, de momento, conocer) de modo totalmente transparente para ti, sin que ni siquiera te enteres de ello.

El usuario administrador

En GNU/Linux las tareas de administración son desempeñadas por el usuario root (en español, raíz). Los usuarios normales, por razones de seguridad, no tienen este tipo de acceso. Sin embargo, Ubuntu, por defecto, tiene desactivada la cuenta de administrador (root) del sistema para incrementar aún más su seguridad. En su lugar, se concede el acceso administrativo a cada usuario individual. La primera cuenta de usuario que hayas creado en tu sistema durante la instalación (es decir, aquella en la que tecleaste tus datos de usuario) tendrá, de forma predeterminada, privilegios de administración.

De esta manera, siempre que necesites realizar tareas administrativas, de gestión del sistema, de instalación o desinstalación de aplicaciones, de ejecución de aplicaciones que requieran privilegios de administrador, se te solicitará que teclees la contraseña del usuario que creaste en la instalación. El sistema la recordará durante unos 15 minutos (característica diseñada para permitirte realizar varias tareas administrativas sin tener que introducir la contraseña constantemente). Después volverás a ser un usuario normal y corriente para prevenir que determinadas aplicaciones maliciosas dañen el sistema o poder así evitar estropear algo de manera accidental.

La consola o Terminal

Una terminal es algo parecido al Símbolo del sistema de Windows XP. También se llama frecuentemente línea de órdenes, línea de comandos o shell. Trabajar en la línea de comandos no es una tarea ni tan complicada ni tan aburrida como se pudiera pensar. En mi caso, por ejemplo, que me inicié en el uso del ordenador en los tiempos del MS-Dos, no difiere demasiado de lo que realizaba en aquellos tiempos… ¡qué tiempos!. No necesitas tener conocimientos especiales para saber cómo utilizar la línea de comandos pues, al fin y al cabo, es un programa como cualquier otro. Lo que en realidad hace el sistema es ejecutar un intérprete de comandos o shell que hace lo que su nombre sugiere: interpretar. Leerá los comandos que vayamos escribiendo, localizará la aplicación apropiada en el sistema y ejecutará dicha aplicación siguiendo las instrucciones que le hayamos escrito nosotros.

En ciertas ocasiones, deberás utilizar obligatoriamente la Terminal (si el entorno gráfico falla, por ejemplo, o deseas realizar ajustes de configuración con un mayor control sobre el sistema) y toda la potencia de la consola de comandos. Además, con ella no sólo podrás acceder a todas las aplicaciones X Window, sino también a un montón de programas que aún no cuentan con interfaz gráfica, y a los comandos de Linux. Los usuarios más avanzados de GNU/Linux encuentran que resulta mucho más cómodo y rápido trabajar en línea de comandos y lo prefieren a utilizar las correspondientes herramientas gráficas. Y aunque cada vez sea menos usada, resulta muy práctico conocer algo de su manejo básico. Prácticamente cualquier cosa que puedas hacer en modo gráfico la podrás hacer también en modo texto. En ciertos casos, será preferible que acudas a las aplicaciones gráficas (escuchar un CD de audio, grabar un DVD de datos, ver una película, utilizar un procesador de textos, etc., por ejemplo). Pero habrá muchas situaciones en las que la consola de comandos será mucho más eficaz, potente y ágil para aprovechar las posibilidades de GNU/Linux.

Lo primero que debes hacer es lanzar o abrir la Consola o Terminal. Iniciar la Consola o Terminal en Ubuntu es muy sencillo. Vete al menú Aplicaciones - Accesorios - Terminal. Una nueva ventana aparece en pantalla en la que observarás un simple menú en la parte superior y un espacio en blanco ocupando toda la parte inferior de la ventana, en el que teclearás los comandos.

Consola o terminal en Ubuntu

Su apariencia es muy similar a la del intérprete de comandos de los sistemas Windows. Y, en esencia, el principio es el mismo, aunque las posibilidades en el caso de GNU/Linux son mucho mayores. La forma de “moverse” por ella es parecida a la de MS-DOS, y muchos comandos son también muy similares.

Como observas en la captura de pantalla anterior, una vez que has ingresado en el sistema, la Terminal te ofrece en primera instancia el denominado prompt del intérprete de comandos. Se trata de una cadena de texto que indica que la Terminal se encuentra preparada para recibir órdenes:

edisue@edisue-laptop:~$

Este prompt, aunque viene configurado por defecto, en el formato que se muestra, es personalizable. Apreciarás el nombre del usuario registrado (en este caso, edisue), y el nombre de la máquina (edisue-laptop) acompañado del directorio en el que estamos situados. Estos últimos caracteres de esta cadena son más especiales de lo que podría pensarse:

  • El símbolo ~ representa el directorio personal de trabajo, en este caso /home/edisue.
  • El carácter $ indica que el usuario que está en ese momento manejando la consola es un usuario normal del sistema.
  • Si el usuario registrado fuera el root, el símbolo sería #, estaríamos entonces ejecutando comandos con privilegios de superusuario. Por esto cuando en cualquier manual o tutorial te digan que teclees una orden tal como #addsuser, significará que esa orden únicamente puede ejecutarse como root.

Algunas consideraciones a la hora de manejar la Consola o Terminal.

  1. Recuerda que en Ubuntu, la primera cuenta de usuario que hayas creado en tu sistema durante la instalación (es decir, aquella en la que tecleaste tus datos de usuario) tendrá, de forma predeterminada, privilegios de administración. En muchas ocasiones en las que teclees alguna orden o comando en la Terminal se te solicitará la contraseña de root, tendrás que teclearla y pulsar Intro.
  2. Cuando teclees la contraseña, no te extrañes si no ves nada en pantalla, ni siquiera unos asteriscos, no te preocupes, el sistema está atendiendo a lo que escribes. A esta manera de introducir la contraseña se la conoce como “contraseña sin eco” y es la forma predeterminada de registrarse en una consola.
  3. GNU/Linux es un sistema case sensitive, es decir, sensible a mayúsculas y minúsculas. Tienes que escribir los comandos de una forma concreta, no pudiendo sustituir mayúsculas por minúsculas, o viceversa, porque para el sistema operativo son caracteres distintos. Por eso, cuando “copies” comandos debes escribirlos siempre tal y como aparecen.
  4. En general, el formato de los comandos será una palabra (o una orden) seguida de sus argumentos.

Los primeros comandos

No se trata de hacer un manual avanzado sobre comandos ni de describir pomenorizadamente todos y cada uno de los comandos disponibles en GNU/Linux, sino de enumerarte aquellos que te serán útiles para mantener tu sistema en forma y que, además, son comúnmente utilizados en muchas de las tareas habituales del sistema y, sobre todo, mostrarte ejemplos de utilización. Si deseas recabar mayor información siempre podrás buscar información sobre cada comando en particular en Internet o acudir a la ayuda que el propio Terminal te ofrece tecleando el comando man seguido del nombre del comando a utilizar.

Los primeros mandatos que vas a utilizar serán aquellos que se refieren a la gestión de los archivos del sistema.


VER DIRECTORIOS: ls

La orden ls (LiSta) muestra el listado de archivos del directorio en el que estás.

Es un comando similar al “dir” de MS-DOS. Al ejecutarlo se muestra el contenido de un directorio. En el caso de la siguiente captura de pantalla, el directorio personal del usuario /home/edisue/.

Comando ls en Ubuntu

En mi carpeta personal se incluyen diferentes archivos baccara.mp3, Unidad_4.pdf… una larga lista de directorios propios Documentos Escritorio, Jclic, PDF…, un enlace a un directorio con permisos de sólo lectura Examples o un archivo comprimido tar, identificados, como ves, por códigos de color.

Como en la inmensa mayoría de comandos disponibles, ls admite ciertos modificadores que permiten ajustar su comportamiento y le ofrece mayores posibilidades.

ls -a

Ofrece información mucho más completa al listar todos los archivos, incluyendo los archivos ocultos

Comando ls en Ubuntu

Como ves, la lista de archivos es mucho mayor y apreciarás que incluye los archivos ocultos, esos que en la lista empiezan por un punto.

ls -l

Completísimo listado de archivos en formato largo, con información adicional sobre los archivos, como el tamaño o la fecha de creación de cada archivo.

Comando ls en Ubuntu

El primero de los campos de la lista está compuesto por una cadena de texto formada por un grupo de diez letras que te suministra datos acerca de los permisos del archivo. Por ejemplo:

drwxr-xr-x referente a Documentos

La primera letra determina qué tipo de fichero es. Si se muestra una d se trata de un directorio. Si, en cambio, aparece un guión es un archivo normal, ya sea de texto, imagen o binario (-rw-r-r– de baccara.mid); la letra l identifica a los enlaces (como es el caso de Examples), etc.

Los nueve caracteres restantes indican los permisos asociados a dichos archivos o directorios y se agrupan en tres grupos de tres letras. Para comprender a qué corresponde cada una, conviene recordar que en Linux cada usuario pertenece a cierto grupo, lo que permite gestionar privilegios de grupo más fácilmente, algo similar a lo que ocurre en Windows y otros sistemas operativos. Así, el primer grupo de tres letras corresponde a los permisos para el propietario del fichero (el que lo ha creado), el segundo a los de todo el grupo del usuario, y el tercero al resto de usuarios que tienen acceso a nuestra máquina. Y cada una de las letras se refiere a los tipos de permiso con que cuentan cada uno de ellos (la secuencia siempre es la misma): r de lectura, w de escritura y x de ejecución. Si el fichero dispone de alguno de esos permisos para cualquiera de los grupos de tres caracteres, aparecerán esas letras. Si no, en su lugar aparecen guiones.

En resumen, siguiendo el ejemplo drwxr-xr-x referente a Documentos

  • Es un directorio: primera letra d.
  • Las tres primeras letras rwx indican que el usuario edisue (es decir, yo misma) tiene derecho a leer, modificar y ejecutar los archivos en él contenidos.
  • Las tres siguientes, r-x, significan que los usuarios que pertenezcan al mismo grupo que “edisue” podrán leer el fichero y ejecutarlo, pero no modificarlo.
  • Por último, las tres del final, r-x, significan que los demás usuarios podrán leer el fichero y ejecutarlo, pero no modificarlo.

CAMBIAR DE DIRECTORIO: cd (/directorio/ubicación)

La orden cd (CambiarDirectorio/ChangeDirectory) se utiliza para pasar del directorio actual a cualquier otro directorio que especifiques.

Este comando es casi idéntico al de MS-DOS, y sirve para cambiar de directorio. Si lo escribes seguido de una barra, te conducirá al directorio raíz:
cd /

Comando cd en Ubuntu

Recuerda que, al iniciar la Terminal, se te coloca automáticamente en el directorio home. Para que puedas cambiar a otro directorio, tienes que ejecutar el comando cd seguido por el directorio al cual deseas dirigirte como argumento. Entonces, el directorio nuevo se convierte en el directorio actual.
Al nombrar el directorio de destino puedes utilizar rutas absolutas o rutas relativas. Las rutas absolutas son aquellas que empiezan desde el root o raíz representado por la barra / y define la ruta completa a su destino.
Por ejemplo:

cd /home/edisue/Música

es un comando que te llevará empezando desde el root /, pasando por el directorio home y edisue, al último directorio Música.

Comando cd en Ubuntu

En cambio, una ruta relativa empieza desde el directorio de trabajo actual y progresa por la ruta hasta llegar al final de la ruta. Así, en el ejemplo anterior, como nos encontramos en el directorio /home/edisue sólo necesitaremos teclear
cd Música para llegar a este subdirectorio.
Pero, si el directorio actual es el directorio /home/edisue/Imágenes, recibiremos un error indicando que el directorio Música no existe al utilizar el comando anterior.
Este error, muy común por cierto, puede evitarse verificando primero en qué directorio te encuentras y/o crees estar. Para hacer esto, usa el comando pwd (Present Working Directory), sin usar ningún argumento. La salida de este comando es la ruta absoluta a pantalla de tu directorio de trabajo actual.

Para volver al directorio /home tienes dos opciones:

  • Utilizar el comando cd tecleando la ruta absoluta al directorio home. Ejemplo: cd /home/edisue
  • O bien, usar el comando cd sin ningún argumento.

cd ..

Te llevará al directorio padre de aquél en el que estás situado (así irás subiendo sucesivamente de directorio en directorio, por ejemplo). Observa que los dos puntos deben ir separados del comando cd con un espacio, algo que no es obligatorio en Windows.

Si intentas entrar en un directorio o carpeta para el que no tienes permiso, el sistema te negará el acceso a dicho directorio.


CREAR DIRECTORIOS: mkdir (nombre del directorio)

La orden mkdir (del inglés MaKeDIRectory) se utiliza para crear directorios, así de simple. El directorio o carpeta adquirirá el nombre que tecleemos a continuación del comando.

mkdir nuevodirectorio

Por ejemplo:
Inicia la Terminal
Teclea mkdir nuevodirectorio y pulsa la tecla ENTER
Observa en modo gráfico cómo se ha generado una nueva carpeta en tu carpeta personal llamada nuevodirectorio

Resulta, por tanto, el mismo efecto que si utilizas la opción del menú contextual del botón derecho del ratón sobre tu directorio personal, pulsas sobre Crear nueva carpeta y tecleas el nombre nuevodirectorio.

Nota. Recuerda siempre comprobar en qué directorio te encuentras en cada momento, para crear nuevos subdirectorios. Puedes utilizar también rutas absolutas o rutas relativas.

Por ejemplo, los siguientes comandos

edisue@edisue-laptop:~$ mkdir /home/edisue/nuevacarpeta
edisue@edisue-laptop:~$ mkdir nuevacarpeta

producen los mismos efectos: crear una carpeta en el directorio personal denominada nuevacarpeta.

Con la opción -p también creará los directorios padre, si éstos no existen. Por ejemplo, con la orden

mkdir -p audio/MP3/maná

se creará el directorio maná dentro de MP3, que a su vez será un subdirectorio de audio, creando primero éste si no existe, y el siguiente…

Nota: si no utilizas la opción -p el directorio hijo sólo se creará si ya tienes creado en el sistema el directorio padre. En caso de que este no exista, la Terminal te lo indicará con un mensaje indicándote que no existe el fichero o directorio.


ELIMINAR ARCHIVOS/DIRECTORIOS: rm (nombre de archivo o directorio)

La orden rm (del inglés ReMove) se utiliza para borrar o eliminar archivos o directorios.

rm baccara.ogg

Sin añadir ningún modificador, rm borra o elimina archivos. En primer lugar, tendrás que “colocarte” en el directorio en el que se encuentra el archivo a borrar. Por ejemplo, utiliza el mandato cd para entrar en el directorio en el que se encuentra, en este caso es un archivo de audio situado en mi directorio personal y, a continuación, teclea la orden anterior.

Nota. Ten mucho cuidado cuando utilices este mandato, eliminar - borrar siempre puede ocasionar pérdidas de información importante si no sabes lo que estás haciendo.

rm -r “nombre de directorio” o rmdir “nombre del directorio”

En este caso la orden borra o elimina directorios. En primer lugar, tendrás que “colocarte” fuera del directorio que deseas eliminar y, a continuación, teclear la orden correspondiente.
El directorio debe estar vacío para ser eliminado; en caso contrario, el sistema te indicará que no lo está y no te permitirá eliminarlo.

edisue@edisue-laptop:~$ rm -r prueba

Con este comando se eliminará el directorio prueba (y todo su contenido) presente en mi directorio personal.

Nota. Algunos sistemas piden confirmación a la hora de eliminar archivos o directorios, por lo que si quieres evitar tener que ir respondiendo si a todas las peticiones, puedes añadir el modificador -f que fuerza el borrado.


COPIAR ARCHIVOS/DIRECTORIOS: cp (nombre de archivo o directorio) (a directorio o archivo)

La orden cp (CoPiar) copia tanto archivos como directorios. La orden sin ningún modificador añadido copia los archivos que especifiques. Si tecleas la orden, seguida del modificador “r” realizará la copia de cualquier directorio que especifiques.

cp origen destino

Este comando realiza una copia del fichero, ficheros o directorios (o cualquier combinación) desde el origen hasta el destino. Simplemente tienes que darte cuenta de que la última ruta indicada es la del destino.
Con un ejemplo lo entenderás mejor. Imagina el siguiente supuesto: tienes en tu carpeta personal un archivo linux.txt que deseas copiar al subdirectorio o subcarpeta linux de la carpeta PDF que está en tu directorio personal. El comando que deberías utilizar es el siguiente:

edisue@edisue-laptop:~$ cp linux.txt /home/edisue/PDF/linux

El mismo efecto (copiar el archivo linux.txt en esta ubicación) lo obtendrías tecleando la ruta relativa:

edisue@edisue-laptop:~$ cp linux.txt PDF/linux

Nota. El comando cp realiza una copia del archivo (no lo elimina ni borra de su ubicación original) en el directorio que especifiques.

cp archivo1 /home/edisue/Documentos

Realiza la copia del archivo1 presente en el directorio en el que actualmente estás al directorio Documentos existente en tu directorio personal: el comando realiza una copia exacta del archivo sin borrar el archivo de su ubicación original.

cp -r “nombredeldirectorio” /home/edisue/PDF

Ampliando la tarea imagina ahora que quieres copiar todo el directorio Documentos de tu carpeta personal en el directorio PDF.
Para copiar un directorio completo debes utilizar el modificador -r. Por ejemplo, el mandato

edisue@edisue-laptop:~$ cp -r Documentos PDF

copia el directorio Documentos presente en mi carpeta personal en el interior del directorio PDF de mi carpeta personal.


CAMBIAR EL NOMBRE A ARCHIVOS Y DIRECTORIOS: mv (nombre de archivo o directorio)

Se trata de un comando de funcionamiento muy similar al anterior. La orden mv (MoVer) mueve o cambia el nombre del archivo o directorio especificado. Utiliza este mandato para mover archivos entre directorios o directorios entre sí, o renombrar archivos y directorios. ¡Pero ten mucho cuidado al usarlo para evitar contratiempos y pérdidas de información!.

Por ejemplo, el comando

mv /home/edisue/PDF/linux Documentos

mueve el directorio linux que se localiza en PDF de mi carpeta personal al directorio Documentos de mi carpeta personal.


BUSCAR ARCHIVOS/DIRECTORIOS: locate (nombre del archivo o directorio)

La orden locate buscará en tu equipo el archivo cuyo nombre coincida con el nombre del archivo que especifiques. Esta orden se ejecuta automáticamente una vez al día, si dejas tu equipo encendido. Puedes utilizar comodines para buscar uno o más archivos, como «*» (para todos los archivos) o «?» (que coincide con cualquier carácter).

Si has realizado todas las tareas anteriores, habrás comprobado qué eficazmente resuelve Ubuntu sus tareas de gestión de ficheros y directorios a través de la consola de comandos y aunque el entorno gráfico en GNU/Linux te permita realizar todas ellas con simples clics de ratón puede ser que acabes acostumbrándote a esta diferente manera de interactuar con el sistema. ¡No desprecies su funcionalidad, en algunos momentos la Terminal se te hará imprescindible!.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  59665  veces


Acciones

Informaciones

11 Comentarios a “La Terminal y los primeros comandos en Ubuntu”

9 02 2008
Javier G. Calleja (09:43:43) :

¡¡ Gracias, gracias !! Me hacía falta.

30 08 2008
jeremias (03:46:22) :

Tengo dos semanas con GNU Linux Ubuntu y estoy documentándome sobre estos temas. Losvoy a practicar. Gracias.

9 11 2008
Miguel (12:47:06) :

Muy ilustrativo, sí señor. Gracias.

15 11 2008
Manuel (05:33:43) :

Muy buen manual rápido y eficiente gracias por subir a la red cosas de calidad

24 12 2008
yamilfg (21:34:26) :

muy bien los comandos que mostraste te felicito yo estoy recien con esto lo de linux y a si que encuanto tenga un poco mas de conocimientos les paso algunos datos mas un abrazo a todos.

9 03 2009
Mcshel (15:20:48) :

Hola, gracias por toda la informacion.
Acabo de pasarme a Linux, especificamente a Ubuntu 8.10 y solo tengo que decir que es genial, me detectó todo el hardware en one,
entonces probé instalar programas con Synaptic, me habían dicho que era pan comido, que hacerlo para hacerlo por la terminal es el demonio y todo eso, efectivamente parece todo mas sencillo (al principio), pero luego me di cuenta que hacerlo por la terminal era mucho mas fácil, rápido y hasta cómodo.
Pues así fue mi primer día con Linux.
saludos.

23 02 2010
south (10:20:30) :

Prefectisho!!!!!

28 09 2010
Keny Labrador (03:09:17) :

Buenisimo para comenzar. Bien ilustrado y fácil de entender, felicitaciones!

26 01 2011
Stiven (20:13:18) :

Hola! estoy agradecido por la informacion, dicen que hay que tener cuido con la Terminal no se cuales son las precauciones. Ya tengo instalado linux pero tengo algunos programas que quiero actualizar como amarok ya lo desinstale pero solo lo puedo instalar en el centro de Software de ubunto pero solo me acualiza sierta version yo quiero la ultima y no se como hacerlo, creo que se puede de dos formas descargar el paquete y despues instalarlos (creo que se instala desde la terminal y no se como hacerlo) el otro creo que se descarga directamente de una pagina como el centro de software de ubunto, se instala directamente y listo para usarlo. gracias por cualquier informacion.

15 06 2011
JAINER (01:56:20) :

GRACIAS POR SUS TIPS DE VERDAD QUE ME FUERON MUY UTILES PARA PRESENTAR MI TALLER Y PONERLOS EN CONOCIMIENTOS Y PRACTICAS

15 06 2011
JAINER (01:57:35) :

GRACIAS POR SUS TIPS,DE VERDA QUE ME FUERON MUY UTILES PARA PRESENTAR MI TALLER,ME DISPONDRE A COLOCARLOS EN PRACTICA

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image