VirtualBox, un sistema Windows XP en Ubuntu

1 03 2009

¡Me encanta Ubuntu, su facilidad, su sencillez de manejo…! Como todos los que nos ini­ciamos en software libre venidos de sistemas windows me llevó un tiempo acostumbrarme a él pero… ¡ahora no lo cambio por nada!.

Al principio en mi equipo había un arranque dual Windows XP – Ubuntu (y en la mayor parte de las ocasiones utilizaba el segundo sistema cuando quería probar o aprender determi­nadas aplicaciones). Sin embargo, con el tiempo, fui ejecutando Windows XP casi de una forma residual, hasta que comprobé que cada vez lo utilizaba menos, por lo que decidí pasarme directamente a Ubuntu y quedarme con esta configuración única. Ayudó mucho en mi transi­ción la compra de un portátil Toshiba Satellite con Windows Vista instalado en él (al que le di un vistazo inicial) y comprobando que tenía que volver a adaptarme a un nuevo sistema, porque Vista no tiene prácticamente nada de XP, decidí que ya estaba hartita de los cambios de Micro­soft y que era el momento justo para dejarle de lado. Ni corta ni perezosa me puse a la tarea y ahora en mi máquina la protagonista absoluta es esta distribución GNU/Linux.

Sin embargo, reconozco que hay momentos en los que necesito echar mano de Windows XP. Los artículos realizados con software libre y gratuito para Windows de Con el ordenador a cuestas me obligan a ello. Pero también necesito ejecutarlo con determinados programas así que… ¡tenía que buscar una solución simple que me permitiera utilizar este sistema sin renun­ciar a la utilización de Ubuntu!

Y la encontré… se llama VirtualBox, un software que es posible instalar en esta distribu­ción y que te permite crear máquinas virtuales en los que podrás instalar sistemas operativos tan diferentes como variadas versiones de Windows o distintas distribuciones Linux o Unix sobre el propio Ubuntu y utilizarlos sin necesidad de salir de tu entorno informático habitual ( es decir, sin renunciar a Ubuntu).

VirtualBox

En este primer artículo te indicamos qué es VirtualBox, cómo puedes obtenerlo y te proponemos realices su instalación en un equipo en el que se ejecuta Ubuntu 8.10. En un segundo artículo te mostraremos cómo crear una máquina virtual en esta aplicación, instalar el sistema operativo Windows XP en ella y te indicaremos como configurarla para que puedas realizar una óptima comunicación entre los dos sistemas en ejecución.

Requisitos necesarios para ejecutar máquinas virtuales

Como verás tras la lectura de este artículo, instalar, configurar y utilizar VirtualBox no es complicado pero para instalarlo y utilizarlo de forma óptima tu equipo tendrá que reunir una serie de condiciones:

  1. Necesitas disponer de conexión a Internet. Vas a descargar VirtualBox, eso sí gra­tuitamente, para su instalación.
  2. Un equipo medianamente potente: considera que vas a ejecutar dos sistemas operativos a la vez, por tanto, necesitas disponer de memoria RAM suficiente para que ambos siste­mas se ejecuten sin problemas.
  3. Espacio en disco suficiente: este requisito dependerá del número de máquinas virtuales instaladas y de la capacidad que asignes a cada una de ellas. Considera que con 10 GB de espacio en disco tendrás espacio suficiente para la instalación básica de Windows XP. Si necesitas instalar un gran número de aplicaciones en este sistema y vas a utilizar­lo de forma intensiva tal vez tengas que doblar o triplicar este espacio. Piensa en el uso que le vas a dar. En mi caso, 10 GB son más que suficientes teniendo en cuenta que ape­nas utilizo un par de aplicaciones en este sistema.
  4. Se legal. Si vas a instalar un sistema operativo de pago como Windows, legalmente tienes que pagar la licencia del mismo. Tendrás que tener a mano tu copia original de Windows XP para instalarlo.

¿Qué es VirtualBox?

VirtualBoX es un software de virtualización de código abierto, open source, distribuido bajo licencia GNU/GPL, por medio del cual es posible instalar sistemas operativos adicionales, conocidos como “sistemas huéspedes”, dentro de otro sistema “anfitrión”, cada uno con su propio ambiente virtual. Por ejemplo, te permite instalar diferentes versiones de Windows en un VirtualBox instalado en cualquier distribución Linux, como es el caso que nos ocupa: el sistema anfitrión será Ubuntu 8.10 y el huésped, Windows XP.
Entre los sistemas soportados en modo anfitrión se encuentran Linux, Mac Os X, Windows y Solaris, y dentro de estos es posible virtualizar sistemas operativos como FreeBSD, Linux, OpenBSD, Windows y Solaris.

¿Por qué utilizar VirtualBox? Entre sus utilidades, puedes emplear VirtualBox para pro­bar un programa que no te atreves a probar por si dañas tu sistema operativo, para tener otro sistema instalado sin necesidad de quitar el tuyo, para no tener que reiniciar la máquina cada vez que quieras acceder al sistema microsoft, para que puedas trabajar paralelamente con Windows y Linux al mismo tiempo, para utilizar sin ningún problema de compatibilidad progra­mas no nativos de Linux en tu sistema libre, como el programa de gestión de bibliotecas escola­res ABIES o el programa y utilidades para la pizarra digital SMART BOARD (podrás instalar este último también en Ubuntu aunque la versión Linux cuenta con menos posibilidades que su homónima para Windows). Y lo mejor y más cómodo, no tendrás que instalar el sistema Windows físicamente en partición aparte alguna: con VirtualBox olvídate de particionar tu disco duro.

Versiones de VirtualBox

En realidad dispones de dos versiones posibles de VirtualBox. La primera, se denomina VirtualBox OSE. Es una versión de código abierto, libre, distribuida bajo licencia GPL. Esta versión es la que podrás localizar en los repositorios oficiales de Ubuntu y que podrás descargar e instalar directamente desde Synaptic. Para ello simplemente acude a Sistema – Administración – Gestor de paquetes Synaptic, teclea tu contraseña de administrador y localiza el paquete correspondiente a VirtualBox OSE (de nombre virtualbox-ose). Utiliza el botón derecho del ratón para utilizar la opción Marcar para instalar y deja que Synaptic realice el proceso de descarga e instalación de la aplicación.

La segunda versión disponible la podrás localizar en la página oficial de VirtualBox en Internet. Es una versión únicamente gratuita para uso personal y de evaluación y ha sido recientemente adquirida por la empresa Sun Microsystems. En este caso tendrás que acudir con tu navegador favorito a su sitio oficial y descargar el último paquete disponible para tu distribución. Una de sus principales ventajas respecto a la versión libre es su soporte para USB, al margen de esto su funcionamiento es igual en ambas versiones.

Descarga e instala VirtualBox 2.1 (versión gratuita para uso personal)

Como ya te hemos comentado una de sus versiones es la versión gratuita para uso personal que podrás obtener a través de su página oficial:

http://www.virtualbox.org

en concreto la página de descarga es

http://www.virtualbox.org/wiki/Downloads

En la página que aparece en pantalla localiza el sistema operativo de tu interés. En este caso, vas a instalar VirtualBox en un sistema Ubuntu, así que haz clic sobre la opción VirtualBox 2.1.4 for Linux hosts (Febrero 2009) para acceder a la página de descarga de la aplica­ción para distribuciones GNU/Linux.

descarga

Para bajarte el último paquete binario para tu distribución, es necesario que selecciones la arquitectura que estés usando (32 o 64 bits). Por ejemplo, selecciona el enlace i386 relativo a la distribución Ubuntu 8.10.

descarga

El navegador te ofrecerá la posibilidad de guardar el paquete que vas a descargar o ejecutarlos con la aplicación predeterminada de Ubuntu para la instalación de paquetes deb, como es GDebi.

descarga

Puedes ejecutar directamente el archivo o bien puedes descargar y guardar el archivo para luego ejecutarlo más adelante con un doble clic sobre el fichero o si lo prefieres, instalar el paquete desde la línea de comandos.

Nota: A través del sitio web oficial, también podrás obtener un completo manual de usuario en PDF, aunque en inglés, en el enlace
http://download.virtualbox.org/virtualbox/2.1.4/UserManual.pdf

o acceder a completa información de soporte y foros de participación.

Instalación y puesta en marcha

La instalación de VirtualBox, al igual que sucede con la mayoría de los programas de software libre, es extremadamente sencilla e intuitiva y no te implicará ninguna dificultad.

En este caso, acude al lugar donde guardaste el archivo descargado anterior y ejecútalo haciendo doble clic sobre él. Se abrirá el instalador de paquetes GDebi para comenzar su instalación.

instalar con GDebi

La ventana informativa te indicará que requiere la instalación de diversos paquetes adicionales (si te interesa conocer cuáles son, haz clic sobre Detalles). Pulsa el botón Instalar el paquete para comenzar la instalación de VirtualBox 2.1.  Comenzará la descarga y copia de archivos y Ubuntu iniciará la instalación del paquete descargado.

 instalar con GDebi

GDebi realizará la configuración  automática del paquete realizando en primer lugar la creación de un grupo denominado vboxusers al que deberán pertenecer aquellos usuarios del sistema que vayan a utilizarlo.

instalar con GDebi

En breve, la instalación te solicitará instalar automáticamente los módulos necesarios en el kernel de Linux para que todo funcione a la perfección. Haz clic en Adelante para continuar con la instalación y configuración de VirtualBox 2.1.

instalar con GDebi

 En breves segundos, la instalación habrá finalizado.

instalar con GDebi

Podrás acceder a la nueva aplicación instalada desde el menú Aplicaciones - Herramientas del sistema - Sun xVM Virtual Box.

instalar con GDebi

Configurar permisos de usuario para usar VirtualBox

Dependiendo de la versión que instales este proceso puede ser o no automático (en una captura de pantalla anterior has visto como VirtualBox necesitaba crear el grupo vboxusers para configurar adecuadamente la aplicación). En cualquier caso, antes de arrancar el programa es interesante que realices ciertos cambios o comprobaciones para asegurarte de que tu usuario tiene privilegios sobre todo lo que precise para que Virtualbox trabaje a la perfección. Este paso puede ahorrarte muchos problemas posteriores.

Vete al menú Sistema – Administración – Usuarios y Grupos. De forma predeterminada, la gestión de usuarios y grupos en Ubuntu no se encuentra activa, tendrás que pulsar el botón Desbloquear de la ventana en pantalla para iniciarla. El sistema te solicitará tu contraseña de administración para que te acredites como tal.

configuración de permisos

Pulsa a continuación sobre el botón Gestionar grupos. Se abrirá otra ventana con la lista de grupos de usuarios del sistema. Localiza en ella el grupo vboxuser, selecciónalo y haz clic sobre el botón Propiedades.

configuración de permisos

En la nueva ventana selecciona los usuarios (el tuyo y cualquier otro usuario del sistema que sepas que va a usar VirtualBox) que quieras que accedan a VirtualBox. Una vez seleccionados, haz clic sobre Aceptar.

configuración de permisos

Ahora ya tienes VirtualBox instalado y bien configurado y puedes empezar a crear las máquinas virtuales que precises. En el siguiente artículo de Con el ordenador a cuestas crearemos una nueva máquina virtual en la que instalaremos Windows XP y te mostraremos cómo utilizar este sistema mientras se ejecuta Ubuntu.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  5459  veces


Acciones

Informaciones

4 Comentarios a “VirtualBox, un sistema Windows XP en Ubuntu”

1 03 2009
Maria (20:27:20) :

¡Me pongo a ello ahora mismo!
Y cuéntanos rápido como crear la maquina virtual. ¡Creo que va a ser la solución definitiva a todos mis calentamientos de cabeza!
Gracias por tu trabajo y felicidades por este espacio

3 03 2009
Dapepan (12:25:38) :

Hola

Para realizar cosas sencillas existe Wine que no precisa crear máquinas virtuales y ejecuta aplicaciones de forma individual totalmente integradas con Gnome. El proceso es muy sencillo, instalar Wine desde el gestor de paquetes y luego podremos instalar los programas .exe directamente con doble click.

Muy buen aporte para iniciarse en la instalación de máquinas virtuales.

Un saludo

3 03 2009
MARIA EDITA SUEIRAS RODRIGUEZ (22:08:09) :

Muy de acuerdo contigo. Aquellos usuarios que deban echar mano de aplicaciones de windows, o simplemente que no quieren dejar de usarlas, no tienen por qué renunciar a ello: la opción que planteas, su uso en Wine, es sencilla, rápida, simple y muy efectiva, la lástima es que no todas las aplicaciones se ejecutan a la perfección con Wine (algunas ni siquiera lo hacen), por lo que, habrá ocasiones, en los que tendremos que utilizar esta opción, la máquina virtual, de manera irremediable. Los usuarios de Ubuntu tenemos que conocer ambos procedimientos, por si los necesitamos en alguna ocasión. El primer artículo de Con el ordenador a cuestas se dirige precisamente a VirtualBox y a la virtualización de sistemas, pero no olvidaremos la opción de Wine como otra posible alternativa para el uso de aplicaciones Windows en Ubuntu.

30 04 2010
Francisco J. Núñez (17:24:43) :

Trabajo en un CEIP de Málaga (CEIP Ricardo León) y me he encontrado con un “problema” con la compatibilidad de un software. El equipo de atención a Motóricos nos ha mandado un SmartNav de NaturalPoint; un software que permite mover el cursor con movimientos de la cabeza. No es compatible con Linux, que es el S.O. de los portátiles Toshiba que entregaron a los alumnos. En la actualidad usamos un portátil del centro, pero no sabemos qué hacer con el portátil del alumno que usa dicho software, si hacer una partición para instalar XP, utilizar una máquina virtual, Wine…Nos gustaría que nuestro alumno se pudiera llevar a casa el software para manejar su ordenador, pero no sabemos como solucionarlo.
¿Pueden ayudarnos?
Gracias.
Fco. J. Núñez

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image