Fin de la ruta

        A las 7.30 horas empezamos a recorrer las habitaciones para despertar a los/as alumnos/as. Algunos ya estaban recogiendo todas sus cosas y en algunas habitaciones había más alumnos que camas. A las 8.30 ya estábamos todos en el comedor. El ambiente era triste y en las mesas ya se mezclaban tinerfeños y asturianos. Caras de cansancio, de haber dormido poco, algunos casi nada. Subimos de nuevo a las habitaciones para ir bajando nuestro equipaje y las profesoras aprovechamos para inspeccionar las habitaciones y comprobar que todo tiene que quedar como se nos indicó.        

Comienzan las despedidas: abrazos, besos y, por supuesto lágrimas. Todos los participantes nos hacemos una foto para el recuerdo. A las 10 abandonamos Cuenca. Durante un buen rato, nuestros alumnos están comunicándose con los otros compañeros. Se oye alguna canción, gritos de ánimo. Transcurrido un tiempo, en el autocar reina un silencio total: el agotamiento y el sueño hacen acto de presencia.

 

rutas.jpg

         La hora de llegada a La Felguera está prevista para las 19 horas. Nos retrasamos unos quince minutos. Algunos familiares están esperando a los alumnos. Las preguntas de rigor: “¿Se portaron bien?”, “¿Hubo algún problema?”.

Nos despedimos de ellos recordándoles que al día siguiente había que ir a clase..

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  562  veces

Envía un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image