Tardes de cal viva

Aurelio González Ovies

banuguescaminoasegareo.jpg

                                                                                                                              (AGO. Bañugues. Camino a Segareo. 28-07-10)

Dame tus manos, mar. Oríllame

a tus alas. Arrástrame a la luz.

Sedimenta tu sed sobre mi voz caduca.

Ahógame en el fondo de tu forma

sin ángulos. Déjame

concebir el agua, corporeizarme

en líquido;

sentir que no naufrago

ahora

siempre

por ahora

y        

para siempre.

 

Dame tus alas, mar. Abrázame

en tu hondura, alístame

en tus olas.

 

Aquí en la tierra no es libre ya ni el viento.

Sólo conozco

-ahora

siempre

por ahora-

la deriva.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  526  veces

Add A Comment

You must be logged in to post a comment.

eBlog | Login
Subscribe to Tardes de cal viva