Marzo 2011


ÉTICA30 Mar 2011 12:56 pm

Para preparar el trabajo por equipo os pongo una dirección donde encontraréis todas las ongs. por orden alfabético: http://directorio2004.congde.org/d_ongd.php
Volveremos a hablar sobre las condiciones del trabajo y sobre las presentaciones finales.
ÉTICA23 Mar 2011 01:28 pm
1-TEXTO: Regalos envenenados         
 “El problema indio exige bondad y valor, pero sobretodo sabiduría. Bertrand Russell ha puesto el acento sobre esta dificultad de ser virtuoso: “En la Edad Media, cuando la peste aparecía en un país, los hombres piadosos aconsejaban a la población que se reunieran en las iglesias y que rezaran para que aquella desapareciera.; esto conseguía que el mal se expandiera con una rapidez extraordinaria entre los suplicantes así reunidos. He aquí un ejemplo de amor sin sabiduría.” La última guerra dio un ejemplo de saber sin amor. En uno y otro caso, el resultado fue la muerte a gran escala. Cualesquiera que sean la sinceridad y el entusiasmo que han presidido su creación, los diferentes servicios encargados de hacer respetar los derechos de los indios y de sus comunidades han, a pesar de ellos, contribuido a su desaparición. Una cierta caridad mal ordenada ha arruinado al indio.         Por desgracia, en principio: los bacilos han matado más que las armas en América. Gilberto Freyre ha hablado muy justamente de una “sifilización occidental”. Los amerindios, como los trobriandeses o los maories, son vulnerables a las enfermedades más benignas; inútil apenarse aquí y hacer un inventario fastidioso, incompleto y chocante, de los desastres causados por las epidemias de rubéola, de gripe o de varicela. Nosotros no haremos más que citar el ejemplo de los Bari: por un periodo de cuatro años, de 1963 a 1967, el etnólogo Robert Jaulin ha estimado en casi el 50% las pérdidas imputables a las enfermedades. (esto sería, desde el punto de vista de la cultura y de la diferencia lingüística, como si la mitad de los franceses desaparecieran en un día…).         A menudo se les hacen regalos de animales domésticos, pollos y perros. Signo de amistad inútil y que puede incluso llegar a ser criminal, pues estos animales son portadores de gérmenes y ensucian los campamentos.(…).         Es generoso distribuirles víveres pero esto pide ser muy cauto, las consecuencias pueden ser, a largo plazo, bastante graves: habiendo recibido arroz o maíz, ellos no intentan plantar sus semillas y es, para el año siguiente, hambre, o, al menos, desequilibrio alimentario.

         Nada debería ser introducido en las tribus que no cuadre exactamente en las funciones y en las necesidades tradicionales. Un peine se cambiará por un peine. Nada más allá. No olvidar jamás: para los indios, el exotismo es una enfermedad mortal. “[1]

 PREGUNTAS A PROPÓSITO DEL TEXTO:1. ¿Qué tipo de enfermedades pueden portar las ropas que regalamos a los pueblos indígenas?. ¿Se te ocurre alguna forma de evitar el problema de la transmisión de enfermedades entre culturas que han estado cientos de años sin recibir influencias externas?.2. Define y explica la expresión “sifilización occidental”.3. Infórmate de quienes son los amerindios y haz un estudio comparativo con otros pueblos que se les parezcan. Sitúalos en el mapa del continente americano

2- TEXTO:

Fragmento de Los dientes del diablo: -

 ¿De dónde viene toda esta nieve, mamá?- La nieve es la sangre de los muertos. Hay muchos muertos y por eso hay mucha nieve.- ¿Y el trueno? Alguien siempre se pregunta qué es el trueno.- Dos espíritus que disputan entre sí producen el trueno. Casi siempre son espíritus hembras.- ¿Y los relámpagos?- También. A fuerza de disputar, los espíritus terminan casi siempre volcando la lámpara, lo cual produce los rayos. Esa es la razón por la que los truenos y los relámpagos siempre vienen juntos.- ¿Y las estrellas fugaces?- Lágrimas de estrellas, naturalmente. ¿Qué otra cosa podían ser?- Es verdad. Sin embargo, nunca lo había pensado. ¿Quién hizo a los primeros hombres?- El Cuervo Negro.- ¿Y quién lo hizo a él?- Una vez, la costra helada se partió con inmenso fragor y ese estruendo formó al Cuervo. Era Negro, porque reinaba noche profunda. Como se aburría, hallándose completamente solo en la noche oscura, decidió hacer pequeños hombres con montoncitos de barro. Los hombres, aburridos a su vez porque no tenían a nadie con quien reñir, hicieron pequeñas mujeres con montoncitos de nieve.- ¿Y dónde está ahora el Cuervo?- Está muerto. Los pequeños hombres, apenas crecieron lo mataron.- Pero, ¿por qué?- Para comérselo… Y lo hicieron antes de haber tenido tiempo de comprender que sólo él habría podido impedir que los hombres murieran.- Esto me recuerda una pregunta que hace mucho quería hacerte. ¿Adónde van nuestras almas cuando morimos?- Hay tres paraísos: el primero está en el aire, el segundo en la tierra y el tercero en el fondo del mar.- ¿Qué aspecto tiene el alma?- Se asemeja a la persona que la lleva, pero es mucho más pequeña.- ¿Cómo de pequeña?- Como una de las garzas marinas menores.- ¿Y qué aspecto tienen los nombres de las personas?- Parecido al de las almas, pero son aún más pequeños.- ¿Viste alguna vez un alma?- Yo no, pero mi madre, sí. Vio también la mía.- ¿Verdaderamente la vio?- ¿Por qué habría de decirlo si no la hubiera visto?- ¿Y adónde van los nombres de los muertos?- Vagan, tristes y solitarios por el aire frío, hasta que encuentran un nuevo cuerpo en el cual puedan albergarse. Por eso, siempre hay que dar a los niños y a los cachorros recién nacidos los nombres de los difuntos.- ¿Y qué es lo que hace nacer a los niños ya los cachorros?- El Espíritu de la Luna, que tiene facciones humanas y el poder de hacer fecundas o estériles a las mujeres, de acuerdo con su capricho. Ve también todas las infracciones que los hombres hacen a los tabúes y castiga a los culpables.- ¿Es realmente tan malo como se dice?- Y aún más. Sólo un espíritu es peor que éste: el de Sila, el hombre que vive en el cielo y ahuyenta al sol. A menudo arrebata de la tierra a un ser humano y se lo lleva.- ¿Por qué son tan malos los espíritus?- Son como los hombres. Los hay buenos y los hay malos. ¿Cómo podríamos ser buenos, si no hubiera gente mala? Sedna, por ejemplo, la mujer con cola de foca, que gobierna las criaturas marinas, es muy buena: ella nos envía tan buenos peces. Luego está también el espíritu del aire, que gobierna los vientos y que no es ni bueno ni malo. ¿Qué otra cosa querías saber.- ¿Es que hay algo más que hay que saber?         Asiak meditó un instante antes de responder.- En efecto, no hay ninguna otra cosas que saber.[8]      

   “Sila es una fuerza que no se puede explicar con simples palabras, es un espíritu poderoso, el sostén del universo, del aire, de toda la vida terrestre. Tan poderoso que cuando se dirige a los hombres no es mediante vulgares palabras, sino mediante la tormenta, la nieve, la lluvia, la agitación del mar, o cualquiera de las fuerzas que el hombre teme, pero también por el sol, la calma en el mar, o el juego de unos niños inocentes; en los tiempos felices, Sila no tiene ningún mensaje para los hombres, desvaneciéndose en la nada infinita y permaneciendo ausente siempre que los hombres no hagan mal uso de la vida y respeten la comida diaria, nadie la ha visto y su morada es tan misteriosa que está a la vez entre nosotros y a la vez infinitamente lejos.” [9]       

   

    “La creación:         En el comienzo no había nada más que aguas hasta que, de repente, un día empezaron a llover rocas, y es así como la tierra fue creada. Después salió la gente de unos montones de tierra. Pero en esa época eran sólo niños que no podían ni ver ni gatear. Simplemente estaban allí y se alimentaban con barro, hasta que al fin una mujer vino para hacerse cargo de ellos. Ella había tejido ropa para niños con la esperanza de encontrar algunos para criar. Estaba muy contenta y, después de vestirlos, los llevó a su casa, y así llegó a haber tanta gente en el mundo.” [10]        

        “Con frecuencia, los chamanes son, seguramente, neurasténicos o epilépticos. Su formación se efectúa bajo la dirección de un chamán viejo, aunque la principal condición previa del éxito es la soledad. Aislado de los demás seres humanos, ayunando y sufriendo frío y ocupado en algo que excite los nervios -por ejemplo, en Groenlandia debía frotar ininterrumpidamente una piedra grande con otra más pequeña-, aguarda el novicio a los espíritus que al fin, alucinado por el agotamiento y el delirio, creerá ver. Con todo, tengo noticia de gentes que llegaron a chamanes sin ninguna preparación previa, sin haber tenido ni el más mínimo presentimiento, hasta que lo puso en evidencia alguna casualidad.”  [11]         

     

       ACTIVIDADES:          - Para terminar el capítulo, y demostrar una correcta comprensión y comparación intercutural, sería interesante que relacionaras las explicaciones mitológicas del pueblo inuit con la mitología grecolatina. Asímismo puedes comparar a Sila con algún dios de los vikingos. En el siguiente capítulo hablaremos de Siva, diosa hindú; existen similitudes fonéticas pero busca si existe algún parecido en sus características y poder sobrenatural.         - ¿Cómo dibujarías a Sila teniendo en cuenta que su nombre es intraducible, pero quiere decir algo así como tiempo meteorológico, razón universal, mente o pensamiento

3- TEXTO

 Carta del jefe Seattle al Presidente de los EE.UU.:(Fragmento)          

    “El gran Jefe de Washington nos envía un mensaje para hacernos saber que desea comprar nuestra tierra. También nos manda palabras de hermandad y de buena voluntad. Agradecemos el detalle, pues sabemos que no necesita de nuestra amistad. Pero vamos a considerar su oferta, porque también sabemos de sobra que, de no hacerlo así, quizá el hombre blanco nos arrebate la tierra con sus armas de fuego.         Pero… ¿quién puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra?. Esa idea es para nosotros extraña. Ni el frescor del aire, ni el brillo del agua son nuestros. (…)         Es evidente que el hombre blanco no entiende nuestra manera de ser. Le es indiferente una tierra que otra porque no la ve como a una hermana, sino como a una enemiga. Cuando ya la ha hecho suya, la desprecia y la abandona. Deja atrás la tumba de sus padres sin importarle. Saquea la tierra de sus hijos y le es indiferente. Trata a su madre (la tierra) y a su hermana (el firmamento) como a objetos que se compran, se usan y se venden como ovejas o cuentas de colores. Hambriento, el hombre blanco acabará tragándose la tierra, no dejando tras de sí más que un desierto. Mi gente siempre se ha apartado del ambicioso hombre blanco, igual que la niebla matinal en los montes cede ante el sol naciente. Pero las cenizas de nuestros antepasados, sus tumbas, son tierra santa, y por eso estas colinas, estos árboles, esta parte del mundo, nos es sagrado. (…)         La vista de vuestras ciudades hiere los ojos de mi gente, Quizá porque el “piel roja” es un salvaje y no lo comprende. No hay silencio alguno en las ciudades de los blancos, no hay ningún lugar donde se pueda oír crecer las hojas en primavera y el zumbido de los insectos. El ruido de vuestras ciudades es un insulto para el iodo de mi gente y yo me pregunto ¿qué clase de vida tiene el hombre que no es capaz de escuchar el grito solitario de la garza o el diálogo nocturno de las ranas en un estanque?. Mi pueblo puede sentir el suave susurro del viento sobre la superficie del lago, el olor del aire limpio por el rocío de la mañana y perfumado al mediodía por el aroma de los pinos. El aire es de gran valor para nosotros, pues todas las cosas participan del mismo aliento: el animal, el árbol, el hombre, todos. El hombre blanco parece no dar importancia al aire que respira, a semejanza de un hombre muerto desde hace varios días, embotado por su propio hedor. Pero, si os vendemos nuestra tierra, no olvidéis que tenemos el aire en gran estima, que el aire comparte su espíritu con la vida entera. El viento dio a nuestros padres el primer aliento, y recibirá el último. Y el viento también insuflará la vida a nuestros hijos. Y si os vendiéramos nuestra tierra, tendríais que cuidar el aire como un tesoro y cuidar la tierra como un lugar conde también el hombre blanco sepa que el viento sopla suavemente sobre la hierba en la pradera. (…)         Si decidiese aceptar vuestra oferta, tendría que poneros una condición: que el hombre blanco considere a los animales de estas tierras como hermanos. Soy lo que llamáis un salvaje y no comprendo vuestro modo de vida, pero he visto miles de búfalos muertos, pudriéndose al sol en la pradera. Muertos a tiros, sin sentido, desde las caravanas. Yo soy un salvaje y no puedo comprender cómo una máquina humeante -caballo de hierro- puede importar más que el búfalo, al que sólo matamos para sobrevivir. ¿Qué es el hombre sin animales?. Si todos los animales desaparecieran el hombre también moriría en la soledad de su espíritu. Lo que le suceda a los animales tarde o temprano le sucederá también al hombre. Todas las cosas están estrechamente unidas.(…)         Nosotros sabemos que la tierra no pertenece al hombre, que es el hombre el que pertenece a la tierra. Lo sabemos muy bien, todo está unido entre sí, con la sangre que une a una misma familia. El hombre no creó la trama de la vida, es sólo una fibra de la misma. Lo que haga con ese tejido, se lo hace a sí mismo. (…)         Consideramos la posibilidad de que el hombre blanco nos compre nuestra tierra. Pero mi pueblo pregunta: ¿Qué es lo que quiere el hombre blanco?. ¿Cómo se puede comprar el Cielo, o el calor de la tierra, o la velocidad del antílope?. ¿Cómo vamos a vender todo esto y cómo vais a poder comprarlo?. Acaso podréis hacer con la tierra lo que queráis, sólo porque firmemos un pedazo de papel y se lo entreguemos al hombre blanco?. Si nosotros no poseemos el frescor del aire, ni el resplandor del agua, cómo vais a poder comprarlo?. ¿Es que, acaso, podéis comprar los búfalos cuando ya hayáis matado al último?. (…)          También los blancos desaparecerán, y quizá antes que otras estirpes. Continuad contaminando y corrompiendo vuestro lecho y cualquier noche moriréis ahogados en vuestra propia suciedad. (…)         Si aceptamos es sólo por asegurarnos la reserva que habéis prometido. Quizá, allí podamos acabar los pocos días que nos quedan, viviendo a vuestra manera. Cuando el último “piel roja” de esta tierra desaparezca y su recuerdo sea solamente la sombra de una nube sobre la pradera, todavía estará vivo el espíritu de mis antepasados en estas orillas y estos bosques. Pues ellos amaban esta tierra, como ama el recién nacido el latido del corazón de su madre. Si os llegáramos a vender nuestra tierra, amadla -como nosotros la hemos amado-. Cuidad de ella y conservad el recuerdo de esta tierra tal como os la entregamos.         ¿Dónde está el bosque espeso?: desapareció. ¿Qué ha sido del águila?: desapareció. Así se acaba la vida y empieza la supervivencia.”Jefe Seattle, 1855   

PREGUNTAS PARA EL COMENTARIO DEL TEXTO:         

  Lee atentamente este texto (o recita algún fragmento que te parezca logrado por su poética) y responde después a las siguientes cuestiones:          1. Subraya el mensaje principal de la carta; puede ser una frase del texto. Coméntalo brevemente.          2. Destaca tres metáforas del texto y analízalas literariamente.          3. Explica el sentido sagrado que tiene la Naturaleza para el indio y qué quiere expresar repitiendo este sentido sucesivamente.          4. ¿Por qué todo va enlazado como la sangre de una familia?. ¿Estás de acuerdo?. ¿Ocurre lo mismo en nuestra cultura? ¿Vemos así las cosas? ¿Por qué?.    

4- TEXTO

La virtud es, por tanto, un hábito selectivo, consistente en una posición intermedia para nosotros, determinada por la razón y tal como la determinaría el hombre prudente. Posición intermedia entre dos vicios, el uno por exceso y el otro por defecto. Y así, unos vicios pecan por defecto y otros por exceso de lo debido en las pasiones y en las acciones, mientras que la virtud encuentra y elige el término medio. Por lo cual según su sustancia y la definición que expresa su esencia, la virtud es medio, pero desde el punto de vista de la perfección y del bien, es extremo.

No toda acción, empero, ni toda pasión admiten una posición intermedia. Algunas se nombran precisamente implicadas con su perversión, como la alegría del mal ajeno, la impudencia, la envidia; y entre las acciones el adulterio, el robo, el homicidio. Todas estas cosas son objeto de censura por ser ruines en sí mismas, y no por sus excesos ni por sus defectos. Con respecto a ellas no hay manera de conducirse rectamente jamás, sino que siempre se yerra. No hay en estos asuntos un hacer bien o un no hacer bien, como en punto a con qué mujer o cómo o cuándo cometer adulterio, sino que sencillamente el hacer cualquiera de estas cosas es errar. (ARISTÓTELES, Ética a Nicómaco)

FILOSOFÍA 2º17 Mar 2011 10:40 am

Os presento una clase de filosofía de lo que ha sido siempre el pensamiento unversitario. Savater fue mi maestro y tribunal de tesis doctoral. Con esta nostalgia de los años universitarios (que son una época aparte, un cantil existencial) vemos la aventura del saber con Savater y Hume. Un video donde se reseña la importancia del pensamiento de Hume en su contexto.

En clase os preguntaré sobre las cuestiones aquí planteadas. Podéis preguntar lo que queráis a través de los comentarios en el blog.

ciudadanía09 Mar 2011 12:41 pm

ALGUNOS CONCEPTOS CLAVES PARA LOS DERECHOS HUMANOS: solidaridad, justicia, igualdad, libertad…