The Shape of Water. La fábula romántica que triunfó en los Óscars.

12 03 2018

Como ya sabéis, la película de Guillermo del Toro “The Shape of Water” (”La forma del agua”) ha sido la gran vencedora en la 90 edición de los Premios Óscar de este año, llevándose nada menos que cuatro premios: película, director, diseño de producción y banda sonora. Pero vamos a hacer un recorrido por esta fantástica fábula que se ha convertido en la película del año.

- La historia. La historia transcurre durante la Guerra Fría, en un inquietante laboratorio de alta seguridad donde trabaja como limpiadora Elisa (Sally Hawkins), una chica muda que lleva  una vida solitaria.

Pero su vida cambia por completo cuando descubre un experimento clasificado como secreto: un hombre anfibio (Doug Jones) que se encuentra ahí recluído.

A partir de este momento se establece una fuerte conexión entre ambos.

Pero el mundo real no es un lugar seguro para ellos…

- El director.

  El mejicano Guillermo del Toro tiene una larga y exitosa trayectoria en el mundo del cine, no solo como realizador sino también como guionista y productor.

Entre sus películas más aclamadas destaca “El laberinto del fauno” que se alzó con tres merecidísimos Óscar (mejor dirección artística, mejor maquillaje y mejor fotografía) en febrero de 2007.

Con “The Shape of Water”  ha llegado su consagración definitiva, y le han llovido los premios, desde el León de Oro a la mejor película en la Mostra de Venecia, pasando por dos Globos de Oro (mejor director y mejor banda sonora),  cuatro premios Critics’ Choice (mejor película, mejor director, mejor diseño de producción y mejor banda sonora) hasta llegar a las cuatro doradas estatuillas en los Óscar 2018.

 Del Toro se caracteriza por imprimir una estética y ambientación espectaculares a sus películas, creando ambientes tétricos y agobiantes o situaciones mágicas y fantásticas.

 - La banda sonora.

Era la primera vez que el compositor Alexandre Desplat trabajaba con el realizador mejicano y ha sido todo un acierto. 

El gran Desplat se ha llevado todos los premios de cine a la mejor banda sonora, Bafta, Globos de Oro, Óscar, … con la que sin duda ya es la banda sonora por excelencia del 2017.

Del compositor francés ya hemos hablado en otro post y conocéis su gran trayectoria, así que vamos a hacer un recorrido por el universo sonoro de la película.

Desplat ha compuesto una banda sonora con sabor a cine clásico, pero con el toque de distinción y elegancia que caracteriza sus trabajos.

El compositor procuró que sus melodías hicieran sentir al espectador como si estuviera flotando en el agua, y sin duda lo ha conseguido!!!

Vamos a escuchar y a analizar algunos de los temas musicales que aparecen en la película.

  • “The Shape of Water”  tiene una sonoridad acuática, en este tema musical el compositor crea una pieza que nos transporta a un mundo de fantasía donde los silbidos y el acordeón aportan color.

  • En el bellísimo tema “Elisa’s Theme” (tema principal), las flautas crean un juego de armonías en el que participan por momentos el glockenspiel y las arpas, mientras la melodía recae sobre el acordeón. Desplat nos describe musicalmente a la protagonista, destacando  su ingenuidad, su sencillez, su vitalidad y sus ganas de amar a través de un vals de melodía pegadiza con el que jugará e irá cambiando a lo largo de la historia.

  • En las apariciones de la criatura la música cambia y se vuelve más sombría.

  • Desplat a través de la música nos ayuda a comprender a Elisa, y con el siguiente tema, “A Princess Without Voice”, nos ayuda a dar un punto y final a su historia.

 

  • En el siguiente vídeo vemos una recopilación de diferentes temas musicales que aparecen en la película.

  • Desplat ha tenido el talento necesario para incluir canciones en la banda sonora que le van como anillo al dedo a la historia, las dos que voy a resaltar me parecen una maravilla: “La javanaise” , en la estupenda versión de la gran cantante de jazz Madeleine Peyroux,  y un nuevo arreglo (hecho por Desplat) del viejo tema de Harry Warren y Mack Gordon “You’ll Never Know”, interpretado por la gran mezzo soprano Renée Fleming acompañada por la London Symphony Orchestra (que también interpreta las obras de Desplat).

“El agua es como el amor, no tiene forma. Adopta la forma de aquello que habita. Es el elemento más poderoso del universo. Es tierno, flexible, pero rompe todas las barreras”, dijo Del Toro. Y el amor es lo que manda en esta película, y nos preguntamos …. ¿triunfará?