Último adiós a Marie Fredriksson, una voz que sonó en el cine.

11 12 2019

 

La voz del grupo musical Roxette, Marie Fredriksson, tristemente se ha apagado en la mañana del pasado 9 de diciembre, después de 17 años luchando contra una enfermedad.

Aunque el nombre de la cantante no nos suene, esto cambia al decir que era la voz de Roxette, el grupo sueco con mayor éxito internacional, con más de 80 millones de ejemplares vendidos entre álbumes y singles.

 Roxette, o lo que es lo mismo, el dúo compuesto por Per Gessle, (voz secundaria, compositor y guitarrista), y por Marie Fredriksson (vocalista, y una de las más famosas voces de los 80) se conocieron a finales de los 70, cuando él formaba parte de la banda de rock Gyllene Tider (que acabó disolviéndose por disputas internas), y en 1986 formaron su dúo, Roxette.

El dúo triunfó en Suecia, después en Reino Unido y de ahí se hicieron mundialmente conocidos, gracias a una colección de éxitos basados en melodías pop con una estética de rock ochentero.

Como siempre en el blog, vamos a relacionar a este popular dúo con el mundo del cine. En 1987 la compañía EMI en Alemania solicitó a Roxette crear un éxito navideño, así surgió “It Must Have Been Love” (Christmas For The Broken-Hearted), nombre real del tema, 

que años más tarde, después de una serie de adaptaciones, se convertiría en el tema principal de la comedia romántica que inmortalizó a Julia Roberts y Richard Gere en marzo de 1990,  Pretty woman (mujer bonita).

La película, y por supuesto, la canción, se convirtieron en un auténtico éxito, y sin duda, sería el tema que el dúo más interpretaría.

Aquí termino este post, que espero sirva para recordar a una de las grandes voces del pop de finales del siglo XX.