Viajar y aprender

Educastur Blog

Artículos de 'Naturales'

Parque Natural de Somiedo

Publicado por fernando el 6 Diciembre 2006

Parque Natural de Somiedo

  • El Parque Natural de Somiedo, Reserva de la Biosfera, se extiende por cinco valles y sus cinco ríos con los que comparten nombre: Saliencia, Valle del Lago, Puerto y Pola de Somiedo, Perlunes y Pigüeña. El relieve es abrupto, con laderas muy pendientes e inestables, y la altura oscila entre los 2.200 metros del Cornión, Peña Orniz o Picos Albos y los 395 metros de Aguasmestas. Los cauces de los ríos, propios de un relieve fluvial juvenil, tienen fondos muy estrechos. Los valles altos, mucho más amplios, han sido modelados por los glaciares, resultando un conjunto de lagos de circo glaciar (La Cueva, Calabazosa, Cerviz, Lago del Valle, Lagunas del Páramo) considerado de alto interés hidrogeológico y geomorfológico.
  • En el conjunto destacan valiosas características geológicas por su gran variedad de materiales calizos, silíceos, areniscos, etc., que provocan espectaculares formas kársticas. Un espacio de contrastes entre cumbres y depresiones que muestran la huella de los movimientos tectónicos sufridos en sus numerosos cabalgamientos, fallas y pliegues.
  • Una buena parte de la zona se encuentra cubierta por diferentes tipos de bosques, montes, brañas y pastos en la ladera baja. La principal zona boscosa se halla en el valle de Saliencia, en la ladera del Coto y en el valle del Pigüeña.
  • Las características del clima y del suelo permiten la existencia en Somiedo de los tipos de bosque caducifolios más representativos de la montaña cantábrica, el hayedo y el robledal principalmente seguidos de encinares y abedulares, salvo algunos enclaves con encinares de las zonas bajas. Una característica de estos bosques es la considerable densidad de arbustos, lo que indica una mínima degradación del entorno.
  • Las formaciones herbáceas alcanzan también considerables extensiones evidenciando claramente la actividad ganadera de la zona. Es asimismo, lugar de abundante y exquisita flora, representada por la gayuba, el gamón, los matalobos amarillos y azules y la hierba del viento. Es destacable la flor típica de Somiedo: ‘Centaurium Somedanum’.
  • En cuanto a su fauna representativa el parque acoge a más de 100 especies de aves: el mirlo común, la lavandera cascareña, el martín pescador, etc. Algunas viven a las orillas de los ríos, salpicados por el ruido de las truchas, muy abundantes en esta zona; y en las cumbres y zonas altas de Somiedo, destaca la presencia del urogallo y el águila real.
  • Todos los grandes mamíferos de la Cordillera tienen cabida en Somiedo, siendo especialmente relevante la presencia del oso pardo. Depredadores como el lobo y el zorro y otros carnívoros como la nutria, el tejón o el gato montés se reparten el territorio, hasta las zonas más bajas de los ríos, con urogallos y cerca de 20 especies de anfibios y reptiles entre los que destacan la salamandra rabilarga, el tritón ibérico y la víbora de Seoane.
  • Antiguamente la actividad agrícola tuvo cierta importancia en una economía de subsistencia, pero hoy los habitantes de Somiedo viven principalmente de la ganadería, en un sistema de ganadería extensiva, basado en el aprovechamiento mixto del suelo de uso privado y de los terrenos colectivos. El esquema habitual es un desplazamiento cíclico del ganado entre los prados cercanos al pueblo, de propiedad privada, y los pastos comunales de altura utilizados durante el verano y los pastos de las brañas, donde permanece el ganado a la espera de ser estabulado en invierno y hasta la primavera próxima.
  • A este modelo general se superponen otros dos esquemas: el que genera el ganado merino trashumante procedente de la meseta y el de los vaqueiros de alzada. Estos habitan algunos núcleos de población durante una parte del año (de abril a Octubre) y el resto del tiempo bajan con sus ganados a pasar el invierno a pueblos de los concejos de Miranda y Salas.
  • La interacción de la población con el medio natural ha dado lugar a un rico patrimonio etnográfico cuyo elemento más singular son las construcciones con teito de escoba (cubierta vegetal), así como otro tipo de cabañas de planta circular y enteros de piedra llamados corros. También podemos destacar las olleras, construcciones también de piedra al lado de las fuentes por las que discurre el agua enfriando la leche que contenían las ollas.
  • Existen rutas perfectamente señalizadas que recorren distintos valles, lagos y montañas, y que permiten el estudio etnográfico, geológico, de paisaje, fauna, flora, etc. en su medio natural:
    • Brañas de Saliencia: 8 Km de recorrido y una duración aproximada de 3 horas y media para acercarnos a las brañas de Cullán y Mortera de Saliencia.
    • Lagos: Desde La Farrapona podemos recorrer 14 Km en unas 5 horas en las que divisaremos los lagos de La Cueva, Calabazosa y Cerviz, hasta llegar al Lago del Valle.
    • Braña de Mumián: Un recorrido de 2 horas y media para acceder a la braña de Mumián y a la Fuente´l Caño con sus 5 olleras.

Enlaces relacionados:

Nota: Texto extraído del programa “Conocer Asturias: 150 recursos” de la Consejería de Educación y Ciencia

Publicado en Naturales | No existen comentarios »