El queso I: Historia

12 10 2009

El queso es un alimento sólido elaborado a partir de la leche cuajada de vaca, cabra, oveja, búfala, camella u otros mamíferos rumiantes. Es la conserva ideal pues muy difícilmente se estropea con el transcurso del tiempo ya que al secarse mejoran sus cualidades en relación al peso. La leche es inducida a cuajarse usando una combinación de cuajo (o algún sustituto) y acidificación. Las bacterias se encargan de acidificar la leche, jugando también un papel importante en la definición de la textura y el sabor de la mayoría de los quesos. Algunos también contienen mohos, tanto en la superficie exterior como en el interior.

Para los antiguos griegos “el queso era un regalo de los dioses”. Hay centenares de variedades de queso. Sus diferentes estilos y sabores son el resultado del uso de distintas especies de bacterias y mohos, diferentes niveles de nata en la leche, variaciones en el tiempo de curación, diferentes tratamientos en su proceso y diferentes razas de vacas, cabras o el mamífero cuya leche se use. Otros factores incluyen la dieta del ganado y la adición de agentes saborizantes tales como hierbas, especias o ahumado. Que la leche esté o no pasteurizada también puede afectar al sabor. Leer más »



Huevos centenarios

12 10 2009

http://palitosdebambu.files.wordpress.com/2009/03/2211244210_4c1928946a.jpg

Estos huevos se preparan envolviendo huevos comunes y corrientes en una mezcla de sal, lima, lodo, yeso y paja, y guardándolos por mucho tiempo. A veces, incluso, se les entierra.

A diferencia de lo que se piensa, los huevos no tienen siglos, ni milenios. Bastan unas pocas semanas o algunos meses para que adquieran la consistencia, apariencia y olor que los caracterizan. Los chinos fabrican estas “delicias culinarias” con huevos de gallina, de pato o de codorniz. Las formas de acompañarlos varían. Pueden servirse con algunas raíces de gengibre, con arroz, carne de cerdo o trigo, aunque es dudoso que cualquiera de estos métodos consiga ocultar el penetrante sabor.

Antiguamente, se decía que estos huevos eran preservados en orina de caballo. Sin embargo, esto es poco probable, ya que la acidez (o ligera alcalinidad) de la orina no es el medio idóneo para que los huevos adquieran sus características finales.

De vez en cuando, la superficie del huevo (habiendo retirado el cascarón) presenta una decoración que recuerda a las hojas de un pino, característica que es muy apreciada… entre los chinos, por supuesto.

Leer más »



Torta del Casar

12 10 2009

Aunque muchas personas crean que este queso sólo se fabrica en el Casar de Cáceres, la zona geográfica que comprende la elaboración de la Torta del Casar engloba 36 términos municipales dentro de las comarcas cacereñas de los Llanos de Cáceres, Sierra de Fuentes y Montánchez, ocupando así 400.000 hectáreas.

Toda esta zona geográfica ha sido siempre de trashumancia y pastoreo, regulándose las cañadas como caminos de obligado uso para rebaños según las normas de la Mesta, aprobadas en 1273. Un Privilegio Real del rey Sancho IV otorgó a la aldea del Casar una tierra a su alrededor para que el ganado pudiera pastar allí libremente (1291), época en la que este queso sirvió incluso como forma de pago. En 1791 se menciona el queso de oveja del Casar de Cáceres en los Interrogatorios de la Real Audiencia, siendo la primera documentación de este queso.

Leer más »